Honda Redmoto CRF 300 RX, probamos esta exclusiva enduro japonesa

La presencia de las enduro de Redmoto en nuestros país va aumentando. El señorío que tienen las RX y el poderío que muestra va encontrando cada vez más seguidores. Con potestad ascendente y con mando gracias a su fuerza unida la facultad que le otorga el chasis de tener dominio de la situación. Tenemos el privilegio de probarla gracias al permiso del dueño de esta unidad, Ramón Navarro.

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Más buscadas que las pepitas de oro están las Redmoto de enduro que Honda Impala importa y distribuye para España. Si durante un tiempo no hemos tenido oportunidad de probar estas motos, entre otras cosas porque ni siquiera se traían a nuestro país, ahora estamos en el lado contrario y podemos acceder a ellas con normalidad. Es más, ya corrimos con una de ellas Bassella Race1 2020, aunque era modelo 2019, y ahora nos subimos a la RX 300 2020, gracias a su propietario Ramón Navarro que nos la ha dejado. Por cierto, en esto de las temporadas y los modelos las enduro niponas van con el año en curso, no como el resto que en mitad de año ya salen las siguientes. Otro dato de interés, es el precio de la RX 300, situado en 9.950 euros.

Artesanía

¿Motivo? Os refresco que el proceso de producción de estos modelos requiere el envío de Honda desde Japón de las RX de cross country realizada sobre las CRF de cross (llanta trasera de 18”, depósito de 7,3 litros, pata de cabra, desarrollo más largo, electroventilador, protectores de los radiadores…) que allí produce hasta las instalaciones de Italia de Redmoto. La empresa encargada de ensamblar los elementos para hacer la transformación a enduro con el kit de homologación (iluminación, velocímetro, portamatrícula…).

Además, Redmoto monta otro depósito, de plástico translúcido, que reemplaza al negro de serie, y que tiene una mayor capacidad (8,5 litros). Se monta otra línea de escape con unos colectores de escape de tubo de menor diámetro -más bajos- junto a otros silenciadores, más largos y con tapón final de fibra de carbono -incorpora DB killer que se quita mediante un tornillito-. A todo ello se suma el trabajo específico en la electrónica para tener otros mapings en el CDI con reacciones endureras a los que se les cambia el nombre: 1) Enduro (Standard) 2)Extreme (Smooth) y 3) Agressive («full power»). Este año la RX 300 sí que dispone de los 3 mapas de motor útiles, no como el año pasado que únicamente resultaban efectivos 2 pues la curva 1 era la de homologación -motor capado-.

Redmoto se encarga modificar la base de la CRF RX llegada de Japón, adaptándola a las exigencias del enduro europeo.

No olvidar que en esta versión, además, hay trabajo extra de Redmoto pues tiene que montar el cilindro/culata 300, que no es de Honda, es de Athena, al igual que el pistón y que aumenta el cubicaje hasta los 295 cc reales, mediante un mayor diámetro (86 mm) sobre la medida de la 250 manteniendo la carrera (50,9 mm). 

Por supuesto se añade el toque estético con grafismos propios que la convierten en una de las enduros más bellas del mercado -Ramón no duda en decir que es impresionante-. Los adhesivos son de gran calidad aunque los de la caja del filtro en un día están levantados. Como dato para los que estrenéis esta moto Navarro subraya que «con la moto se entregan dos dossieres uno de ellos súper importante, y clarísimo, de cómo poner la moto en versión full power, deslimitada. Porque viene con dos colectores, los catalizados, y los originales».

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Bella

Lo primero que me ha gustado mucho es la nueva óptica de leds de 35 W, el faro racing, es fabulosa, además con una gran iluminación. En el tanque de gasolina es súper útil que sea translúcido, aunque sólo se ve hasta los aletines laterales. La boca de llenado queda pequeña pues el tapón, por tema de costes, se monta el mismo de la Cota 4RT -Redmoto distribuye la trialera en Italia-. Con un bidón de repostaje rápido, tipo Tuff Jug, no entra la boquilla y sería mejorable que la boca fuese más grande.

Se agradece la estrechez del depósito porque los aletines que monta son los de la CRF de cross, no los de la RX que van con el tanque de la moto de cross country. En la zona de debajo del depósito se nota cómoda y muy estrecha, no tan ancha como la RX de Honda. Mejor apoyo para las rodillas, más movilidad y además, con un asiento cómodo, y no alto (955 mm) con el que se llega bien al suelo. En la parte trasera el guardabarros de diseño trasero es de una línea impactante -¡una pasada!, según Ramón- y además es bastante rígido, lo que permite agarrarlo bien para mover la moto en parado al quedarnos atascados.

La colocación del manillar es buena, ideal para llevarlo hacia atrás, en posición de ataque, para colocar bien el cuerpo en las cronos y las zonas rápidas de los caminos, herencia de una base de moto de cross, quedando algo bajo al pilotar de pie.

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Todas las Hondas que han pasado por nuestras manos, de primeras, tienden a calarse por capricho. Genera dudas en cuanto a cuál es el motivo de ello y si es un defecto. Pero la solución está en subir el ralentí y así estas motos son otras y desaparecen esas pegas. ¡Ojo! no es una alzada del ralentí que haga que el motor vaya acelerado, es simplemente una pizca más que de serie, y esa sensación de incomodidad y, en cierto modo de inseguridad al no saber cuándo lo puede hacer, desaparece. Y a partir de ese punto comenzamos a disfrutar y saborear la moto.

La cilindrada de 300 cc permite circular con una marcha más que con la 250.

El motor 300 frente al 250 es el que todos deseamos porque tiene todo lo bueno del «dos y medio» en cuanto a rapidez de respuesta y carácter divertido pero con una bondad a bajo régimen que te hace la vida cómoda y fácil. Siempre puedes ir en una marcha más que con la 250. Aunque sí se nota que esta 300 transmite más vibraciones en los puños, quizás por el conjunto termodinámico que incorpora de cilindro/culata/pistón que no es nipón.

Tiene soberbio empuje y es un motor ¡divertido y excitante! en toda su curva de potencia pero especialmente de mitad hacia arriba, con su inagotable estirada.

Puedes cambiar las características de la entrega de potencia dependiendo de las condiciones del terreno mediante el uso de los tres mapas disponibles. Acción que hacemos pulsando la botonera izquierda para saber en qué modo estamos según el número de veces que parpadea el indicador luminoso. La curva de potencia 2 es la más llevadera para enduro, parecida a la 1 pero más suave, lo que redunda, al menos para nosotros, en más efectividad en trialeras y en zonas técnicas.

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

El mapa 3 viene bien para las cronos, momentos de salida, zonas de pista y espacios donde realmente se aproveche la potencia. Responde más llena que en la 2 y si tenemos tracción, notamos el motor con bravura. Encontramos el rendimiento máximo del motor pero también hay que saber aprovecharlo para zona lenta y recorrido trialero, pues tiende a escarbar más. Pero es un propulsor que corre, que reacciona rápido y sube de vueltas sensacional. El «launch control» para las salidas está disponible, con tres niveles a escoger, herencia de la CRF de cross, pero en el enduro, al menos sin correr, no tiene mucha utilidad. Está bien como elemento de ocio, ya que lo tenemos, para juguetear con salidas tipo cross.

Con el desarrollo de cambio surgen dudas, pero si dejamos aparte que no tiene una sexta velocidad, está muy bien para hacer enduro sin tocar demasiada pista -es donde se muestra menos cómoda, debiendo rodar arriba de vueltas si queremos tener velocidad-. Pero no hace falta acortarlo, en principio, si bien se puede jugar con una corona de dos dientes más -48 de serie, se puede montar una de 50- si nos dedicamos a rutas de ritmo lento, de no usar más que primera a tercera. La primera es perfecta para trialear, despacio, y las otras tres siguientes también son muy endureras.

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Ramón Navarro nos dice que «uso la de 48 en general pero monto una corona de 44 dientes para hacer caminos y tengo dos cadenas preparadas para hacer rápido el cambio». Eso es ser sibarita pero el cliente de una de estas Redmoto, por precio y por gusto por lo caro, se permite lujos así. El tacto del cambio es fantástico mientras que el del embrague es duro pero su respuesta muy progresiva. Es duro pues, como deriva de la versión de cross, en las CRF 2020 los muelles aumentaron su dureza y se siente más tieso.

En la parte ciclo, el chasis, que en este modelo ha cambiado por completo -quitando la cuna del motor el resto era como el de la 450 ´20-, ayuda a sentir como que la moto gira sola, que entra intuitiva en la curva y mantiene la trazada con solvencia. Irreprochable en estabilidad y precisión de las trazadas, haciendo cómodo el ir muy deprisa, casi sin esfuerzo. Una burrada lo raudos que podemos rodar casi sin esfuerzo. La RX pisa muy bien y deja cambiar de trazada de forma desahogada, permitiendo entrar en la rodera con convicción de que nos respeta la trazada.

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020
Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Tiene un comportamiento dinámico que logra enmascarar los kilos de más que tiene la RX, moto que no es ligera precisamente, máxime si lo comparamos con sus rivales directas pues no baja de los 110 kilos sin gasolina. Peso que en marcha inicialmente no se aprecia mucho pero que en lo lento a veces si se nota, sobre todo si nos hemos llevado antes alguna de las ligeras rivales. O cuando hay que levantarla en las caídas o moverla en parado, sí se siente que hay más masa a mover. Y destaca por su buen radio de giro que nos ayuda a maniobrar en las zonas de cambios de dirección cerrados.

La suspensión, al inicio parece dura, pero es muy buena. Responden secas pero sin agotar los brazos y detrás hay buen compromiso absorción/tracción. El material Showa aploma y asienta, aúna solidez con tacto y se siente cómodo rodando deprisa. Sorprende, siendo base de cross, su absorción de la piedra pequeña pero la tiene y dibuja muy bien el relieve.
La frenada es soberbia, topicazo real de este material Nissin: potente con mordiente y, sobre todo, muy dosificable, permitiendo retener en cortos espacios.

Dotación completa de serie con cubremanetas, cubrecárter... aunque para hacer enduro quizás vendrían bien unos protectores de las barras de la horquilla más envolventes -Ramón ha montado uno de las versiones antiguas que cubren más-.

(Para la realización de esta prueba hemos contado con la colaboración de Ramón Navarro, Honda IMPALA y el centro off road Pamwi, situado en El Espinar, Segovia).

 

Lo mejor:
  •  

    Bastidor completo

  •  

    Tres curvas de motor

  •  

    Suspensión sólida

Mejorable:
  •  

    Cambio de solo 5 marchas

  •  

    Sin testigo de reserva de combustible

  •  

    Peso por encima de los 110 kg.

 

Conclusión

Es una moto de enduro muy completa a la que hay que quitarle ese tabú y la etiqueta de moto de cross, rígida y de motor no aprovechable en todo terreno. Incluso para mucho aficionado medio que hace cross le sería más cómodo rodar con esta RX que con la R. Es cara, algo pesada, y con 5 marchas.

 

 

 

Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Galería relacionada

Fotos Honda Redmoto CRF 300 RX 2020

Archivado en:

KTM 125 SX Hardworkbikes de Pau Badiella

Relacionado

KTM 125 SX Hardworkbikes , juguete para adultos

GasGas DSC 4106

Relacionado

GASGAS EC 2021. Primera prueba de las nuevas enduro de la marca

Los mejores vídeos