Merzouga, el pueblo junto a las grandes dunas

Esta población marroquí es el epicentro para disfrutar de las inmensas dunas de Erg Chebbi

Localidad marroquí de Merzouga. Fuente: iStock/nodostudio
Localidad marroquí de Merzouga. Fuente: iStock/nodostudio

En las últimas décadas la pequeña localidad de Merzouga se ha convertido en un nombre mítico para los amantes del motor que quieren probar suerte en el escabroso terreno desértico y en las inmensas dunas del Sahara.

Y es que, aunque Erfoud es la ciudad desde la que se vertebran la mayoría de las rutas que se realizan por esta zona de Marruecos, Merzouga es el núcleo desde el que es más sencillo sumergirse en las arenas de las grandes dunas de Erg Chebbi, las cuales alcanzan los 250 metros de altura, lo que da una buena muestra de que se trata de un paraje espectacular.

Merzouga, base de operaciones

Por esta razón, si lo que realmente se quiere es recorrer las dunas y disfrutar del desierto en su esplendor más arenoso, no cabe duda de que este pequeño pueblo es un lugar excelente para disfrutar de la experiencia.

Y a pesar de que su tamaño pueda hacer pensar lo contrario, lo cierto es que desde que se produjo un boom turístico en la zona, hay todo tipo de alojamientos y establecimientos para pasar una estancia lo suficientemente cómoda como para darlo todo durante el día en la moto.

Erfoud es la ciudad que da paso al desierto. Fuente: iStock/Jedamus_Lichtbilder
Erfoud es la ciudad que da paso al desierto. Fuente: iStock/Jedamus_Lichtbilder

La puerta del Erg

Erg Chebbi es una de esas zonas que se han convertido casi en míticas cuando se quiere practicar off road y la conducción por dunas. De hecho, es uno de los erg más famosos del Sáhara. En este punto cabe señalar que la palabra erg proviene de la denominación árabe `arq, que es la que se utiliza para denominar estas zonas arenosas que se extienden durante kilómetros y que contrastan con las hamada, las cuales están compuestas por suelos pedregosos y, claro está, también suponen un desafío para recorrer en moto.

Una maravilla de la naturaleza

Pero Merzouga y sus alrededores no solo ofrecen divertimento para los amantes de la moto, sino que estos también podrán deleitarse con un país que pocas veces contemplarán, así como con unos cielos nocturnos en los que apreciar todo el firmamento en su esplendor porque no hay contaminación lumínica.

Así que son muchos los atractivos de viajar a esta zona marrroquí y “empaparse” del desierto, disfrutar de las jaimas y de la cultura que crearon los habitantes del Sáhara y, claro está, de lo que ofrece a los motoristas que aman conducir por dunas.

Motos conduciendo por dunas de Erg Chebbi. Fuente: iStock/Szymon Barylski
Motos conduciendo por dunas de Erg Chebbi. Fuente: iStock/Szymon Barylski

Bien preparados

Cuando alguien se plantea viajar hasta el sur de Marruecos y alojarse en Merzouga, ha de tener presentes algunas recomendaciones:

  • La mejor época para hacerlo es primavera y otoño, ya que las temperaturas no son tan elevadas en las horas centrales del día y, además, por la noche no se despeñan tanto.
  • Deberá ir bien pertrechado, tanto para el calor diurno, como para el frío nocturno; con prendas que proporcionen protección, pero que a la vez sean ligeras y transpirables para soportar el rigor del desierto.
  • No hay que olvidar llevar todos los papeles en regla. Es decir, toda la documentación personal y la de la moto en caso de ir hasta allí con ella y no optar por alquilar una en la zona.

Finalmente, será bueno conocer la leyenda que rodea a las dunas de Merzouga, en la que se cuenta que en el antiguo pueblo con este mismo nombre rechazaron a una mujer y su hijo, quienes terminaron muriendo en el desierto. Así que un castigo divino enterró a la población con inmensas cantidades de arena. Y por eso se dice que aún se escuchan voces a mediodía cuando se recorren las dunas.

Archivado en:

Dakar 2017, las dunas buscan nuevo rey

Relacionado

Dakar 2017, las dunas buscan nuevo rey

Marruecos en Vespa.

Relacionado

Marruecos en Vespa (1ª parte)

Por el Atlas en Vespa.

Relacionado

Por el Atlas en Vespa (y II)

Los mejores vídeos