Álex Rins: Sin paso atrás

Píldoras 2020, capítulo 10: Álex Rins, tercero en el Mundial de MotoGP 2020.

Alex Rins ha terminado tercero en el Mundial de MotoGP 2020
Alex Rins ha terminado tercero en el Mundial de MotoGP 2020

Desde que Álex Rins llegó al Campeonato del Mundo con el título nacional de 125GP bajo el brazo, siempre se ha movido en la zona alta de las diferentes categorías con la única excepción de su temporada de rookie en clase reina. Eso, a su vez, implica que lleva desde entonces conviviendo con lo que supone arrancar la temporada con bastantes expectativas.

Sobre todo dos veces: 2014 en Moto3 y 2016 en Moto2. Ambas tuvieron puntos en común el pasado, el presente y el futuro: el pasado porque venía de ser subcampeón la temporada anterior; el presente porque terminó en la tercera posición final y el futuro porque saltó de categoría. Así llegó a MotoGP sin ningún título mundial pero postulándose a ser una de las referencias de futuro.

En ese 2017 se topó con el paso atrás de Suzuki, pero desde entonces ha ido creciendo de la mano de la marca de Hamamatsu, consiguiendo una continuidad que no encontraron ni sus predecesores Maverick Viñales y Aleix Espargaró ni su entonces compañero Andrea Iannone. Para todos ellos, la segunda temporada con la GSX-RR era también la última.

Eso le convertía en la referencia de futuro para el proyecto de la marca de Hamamatsu en MotoGP, sobre todo tras su quinta posición final en un 2018 en el que se estrenó en el podio en Argentina, a mitad de año fue más allá al ser segundo en Assen y acabó muy en forma con tres podios en las cuatro últimas carreras.

Álex Rins celebra su única victoria de 2020 en Motorland Aragón
Álex Rins celebra su única victoria de 2020 en Motorland Aragón

2019 sería el año de la explosión definitiva con once carreras en top 5 y, pese a lograr ‘solo’ tres podios, dos fueron victorias: en Austin batió a Valentino Rossi tras la caída de Marc Márquez, y en Silverstone batió al propio Márquez en un final antológico en el que se coló en la última curva para vencer por 13 milésimas y acabar cuarto. Otro paso más.

En 2020 se postulaba como una de las alternativas a Márquez. Sin embargo, cuando la lesión del 93 abrió el abanico, Rins estaba lesionado. Vio la primera carrera por la tele y llegó a la segunda renqueante, yendo ya todo el año a contrapié, algo que también le indujo a cometer un par de errores.

El primer podio tardó media temporada en llegar, y la primera victoria fue en Motorland, su segunda casa. Tras aquella enlazó dos segundos puestos para apuntarse a la última hora a la lucha por el título. Sin embargo, no tenía margen de error y también dependía de su compañero Joan Mir, que no falló y llevó a Suzuki el trofeo de MotoGP.

Un desenlace que, por un lado, le tiene que doler: que tu compañero, más joven que tú, consiga el título más preciado del motociclismo es un trago difícil de pasar. Pero tiene que estar orgulloso: tras ser quinto y cuarto ha sido tercero, por lo que en categoría reina sigue sin dar un paso atrás. En 2021 tendrá una moto ganadora para dar otro paso adelante.

Archivado en:

Scott Redding ha sido subcampeón mundial en su año de rookie

Relacionado

Scott Redding: La última frontera

Luca Marini saltará a MotoGP tras ser subcampeón mundial de Moto2 en 2020

Relacionado

Luca Marini: Un sueño real

Los mejores vídeos