Los alerones de MotoGP vuelven a la carga de la mano de Yamaha

Si creías que la decisión de prohibir los alerones en los carenados de MotoGP los eliminaría de la parrilla de la categoría reina, te equivocabas. Están de vuelta ¿para quedarse?
Carlos Domínguez -
Los alerones de MotoGP vuelven a la carga de la mano de Yamaha
Los alerones de MotoGP vuelven a la carga de la mano de Yamaha

Durante este segundo día de entrenamientos oficiales en Sepang, el equipo Movistar Yamaha se ha ganado la atención de cámaras y aficionados cuando Valentino Rossi salía a pista con un carenado algo más abultado de lo habitual, algo que ya había probado ayer Kohta Nozane. La razón no era otra que la de acoger en el espacio que existe entre el motor-chasis y el capa externa del carenado, una serie de alerones internos que se despliegan de arriba a abajo desde por parte frontal de la moto hasta llegar a media altura, sin avanzar hasta la quilla.

Además, son aproximadamente de la misma longitud de las que habíamos estado viendo en motos como la Ducati. Estos alerones avanzan desde el frontal hasta unas branquias colocadas en la parte superior del carenado lateral, más o menos a media distancia entre el punto más ancho del carenado y el comienzo del mismo. Lo comprenderás mucho mejor echando un vistazo a estas imágenes.

El carenado de esta Yamaha M1 tan especial tiene doble pared como si hubieran colocado una capa más sobre el original para hacerlo más ancho y crear un espacio vacío. En ese espacio es donde han colocado estas nuevos alerones de modo que no sobresalgan de la carrocería general de la moto, algo que como veremos es fundamental para cumplir con el reglamento.

Una “tradición” recuperada

No es la primera vez que Yamaha utiliza este tipo de carenado o estas aperturas en la carrocería. Durante distintas temporadas a finales de los años 80 sus motos ya lucían este tipo de avance aunque, eso sí, muchos más simplificados y en ocasiones pensados más para la refrigeración de los motores de 500cc que en la aerodinámica de la moto y el posible efecto anti-caballito que pudieran tener.

¿Pero no estaban prohibidos?

Y lo siguen estando pero esta norma establecida en 2016 para la presente temporada no pretendía acabar con ellos sino atajar ciertas situaciones de peligro en las que el alerón se desprende de la moto quedando en la pista tras ciertos toques o cuando, en batalla muy cerradas, se producía contacto entre la aleta y el cuerpo del piloto contrario. Para evitar estos problemas y el posible encarecimiento del campeonato al necesitar túneles de viento, Dorna estableció una simple norma: no puede haber elementos aerodinámicos que sobresalgan del carenado de la moto. En el párrafo ocho del artículo 2.4.4.7 sobre carenados del reglamento FIM para MotoGP leemos lo siguiente:

”Dispositivos o formas que sobresalgan del carenado o carrocería y no estén integrados en el cuerpo aerodinámico (por ejemplo; aletas, alerones, protuberancias) y puedan tener un efecto de este tipo (proporcionando fuerza aerodinámica, modificando el rebufo…) no están permitidos.”

Hay que tener en cuenta que un reglamento para una categoría como ésta llega al extremo de establecer la superficie de la cúpula transparente del frontal. En ese mismo párrafo, por cierto, se establece además que no se podrán utilizar elementos aerodinámicos móviles y que, en cualquier caso, es decisión última del Director Técnico de Dorna, Danny Aldridge, establecer si ese elemento es legal o no.

Dorna sólo los prohíbe si sobresalen del carenado.

De momento sólo sabemos que Valentino y Kohta Nozane las han estado probando durante esta segunda jornada sin todavía poder concluir si son más o menos beneficiosas.

¿A qué ayudan estos alerones?

Uno de los efectos positivos, aunque leves, era el de anti-caballito. Los alerones colocados en el frontal de la Ducati ayudaban a mantener el eje delantero pegado al suelo. Sin embargo no era todo ventajas y según escuchamos ayer del propio Alberto Giribuola, jefe de mecánicos de Andrea Dovizioso, tenía ciertos efectos negativos.

”Descubrimos que se creaban fuerzas en mitad de la curva que empujaban a la moto fuera de la trazada ideal. Importante en particular con la Ducati, donde solemos tener problemas para girar. Sin embargo ahora hemos comprobado como tenemos ciertas dificultades con los caballitos pero creo que con el ajuste correcto y la distribución de pesos, podremos contrarrestarlo.”

Estaremos atentos para comprobar si este experimento de Yamaha continúa su camino en los próximos tests de Phillip Island y si, llegado el caso, lo vemos en Qatar. 

Te recomendamos

Participa en nuestro sorteo y gana una de estas dos magníficas chaquetas de cuero Ind...

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...