Los 7 pilotos tapados de MotoGP 2018

No están en las principales quinielas para esta temporada, pero no hay que perderles de vista.
Nacho González -
Los 7 pilotos tapados de MotoGP 2018
Los 7 pilotos tapados de MotoGP 2018

Hay muchas esperanzas en rookies como Franco Morbidelli en MotoGP, Joan Mir y Romano Fenati en Moto2 o Dennis Foggia y Jaume Masiá en Moto3. También se espera un salto adelante en pilotos como Jack Miller en MotoGP, Xavi Vierge en Moto2 o Lorenzo Dalla Porta en Moto3, por nombrar unos pocos pilotos a los que nadie sorprendería que brillasen con luz propia en este 2018.

Sin embargo hay otros que están en un segundo plano. Unos cuantos pilotos con los que nadie cuenta demasiado para hacer grandes cosas pero que confían en dar la sorpresa, y tienen motivos para pensar que pueden hacerlo. Aquí van siete ejemplos de pilotos a los que no hay que perder de vista esta temporada. Dos de MotoGP, tres de Moto2 y dos de Moto3:

ÁLEX RINS

Como dirían los angloparlantes, Álex Rins ya es todo un ‘sophomore’ (deportista que afronta su segundo año en la categoría). Y, como tal, se espera que dé un paso adelante. El barcelonés ya es uno de los pilotos con más victorias de la historia sin título mundial, y el año pasado llegó a MotoGP tras haber acabado cuatro años consecutivos en el top 3 final de la general en dos categorías distintas.

Su estreno estuvo lejos de ser algo soñado, la verdad. Las lesiones al inicio de curso le impidieron gozar de continuidad, algo vital para un novato. Y la pérdida de rumbo de Suzuki con la GSX-RR hizo el resto. Aun así, fue un año de aprendizaje, de ver la cara B de MotoGP y de acumular información. Una lección muy valiosa que, unida al resurgir de la marca de Hamamatsu, convierte a Rins en uno de los pilotos a tener muy en cuenta en 2018.

Publicidad

Publicidad

TAKAAKI NAKAGAMI

Mucha gente se llevó las manos a la cabeza cuando se anunció el fichaje de Takaaki Nakagami por Honda Racing Corporation que permitía ampliar la categoría reina a 24 pilotos con la segunda moto del LCR. Los test de pretemporada han demostrado que no sólo tiene nivel de sobra para la clase reina, sino que se perfila como el gran rival de Morbidelli para el Rookie del año, por encima de Thomas Luthi.

El japonés está demostrando algo que ya se suponía al ver su rendimiento desde adolescente en las 8 horas de Suzuka: que se desenvuelve de forma fantástica en las motos de 1.000cc. En Moto2 se había quedado ligeramente estancado, y con el salto a MotoGP ha encontrado la motivación para extraer todo su potencial y devolver a Japón al mapa de la clase reina, donde va a ser mucho más que un figurante.

IKER LECUONA

Sólo tiene 18 años, pero la progresión de Iker Lecuona ha sido meteórica desde que se subió por primera vez a una Moto2 en el FIM CEV. Su rapidísima adaptación hacía presagiar que era uno de esos pilotos con algo especial, y aunque su primera temporada y media como piloto mundialista no ha ido por los cauces esperados, con lesiones y contratiempos varios, ha acumulado una experiencia impagable.

Ahora, con 18 años, está sobradamente preparado para ir más allá. Y el paso de Kalex a KTM ha resultado ser el impulso que el joven valenciano necesitaba para creerse parte importante de la categoría, en un año que afronta sin demasiada presión, con un compañero perfecto par aprender como Sam Lowes y, sobre todo, sin renunciar a absolutamente nada.

Publicidad

BO BENDSNEYDER

Su excelso 2015, donde conquistó de forma magistral la Red Bull Rookies Cup dejando varios finales de carrera para el recuerdo junto a Fabio Di Giannantonio, ilusionó a los Países Bajos, que vieron en el espigado adolescente un futuro ídolo de masas. Percepción que se acrecentó con sus podios en Silverstone y Malasia, en un año de debut en Moto3 de menos a más.

Su segundo año fue decepcionante: no volvió al cajón y acabó 15º, peor que su primer año. Con todo, logró un contrato para saltar a Moto2 con el Tech 3. Una decisión arriesgada que Bo Bendsneyder está haciendo buena con sus test de pretemporada, en los que no sólo está probando su gran talento, sino que está demostrando que su estatura era un gran lastre en Moto3, encontrando una categoría que se le ajusta mucho mejor y en la que podrá brillar.

JOE ROBERTS

El piloto estadounidense sorprendió a propios y extraños el año pasado en la categoría del Campeonato de Europa de Moto2 del FIM CEV Repsol, logrando sus primeros podios y dejándose ver en el grupo de cabeza con gente más experimentada. Eso le valió el salto al Mundial de Moto2 con el AGR Team, pero su renuncia a acudir a la gira asiática truncó su progresión a nivel mundialista.

Por suerte para Joe Roberts, cuando el equipo de Karlos Arguiñano tomó esa decisión él ya tenía encarrilado su futuro con el constructor japonés NTS, que preparaba su desembarco mundialista y que se confío al experimentado sudafricano Steven Odendaal y al joven norteamericano, que no piensa limitarse colocar la bandera de las barras y estrellas en parrilla, sino que quiere hacerlo por la zona alta de la misma.

Publicidad

MARCO BEZZECCHI

Tras ganar el título del CIV de Moto3 en 2015 tuvo que esperar un año para tener la oportunidad de afrontar una temporada completa en el Mundial. Tampoco ayudó tener que hacerlo con Mahindra en el año que la marca india había decidido abandonar el proyecto de la categoría para centrarse en la Fórmula E. Pese a ello, Marco Bezzecchi daba muestras de su talento colándose en los puntos en varias ocasiones.

En Motegi, la lluvia igualó las mecánicas y se vio en condiciones de plantar cara a las Honda y las KTM, logrando su primer podio y el último de la marca. En 2018 sigue en el CIP, pero con una diferencia sustancial: dispone de una KTM para extraer su auténtico potencial y convertirse en un asiduo del grupo de cabeza y poder luchar por los podios de forma constante.

ALONSO LÓPEZ

Mientras Foggia y Masiá maravillaban en sus incursiones mundialistas, el madrileño Alonso López hacía méritos para ganarse la moto que habría de dejar libre Enea Bastianini en la estructura mundialista del Estrella Galicia 0,0. Finalmente fue el elegido, tras demostrar durante todo el año en el Mundial Junior de Moto3 que no tiene nada que envidiar a los dos rivales mencionados en términos de velocidad.

De hecho, ganó tres carreras por cuatro de Foggia y dos de Masiá. Le faltó regularidad, pero con su juventud eso es algo que puede ir adquiriendo, y está en la estructura ideal para crecer. Por eso, no debería extrañarle a nadie si pelear con ellos por el Rookie del Año, donde es la única esperanza de Honda contra cuatro KTM (los dos mencionados, Kazuki Masaki y Makar Yurchenko).

Publicidad

Galería relacionada

Los tapados de MotoGP 2018

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...