Subcampeones de leyenda (1): Randy Mamola

El piloto estadounidense fue cuatro veces subcampeón de 500cc, y tercero otras dos más.
Subcampeones de leyenda (1): Randy Mamola
Hasta en cuatro temporadas Randy Mamola llevó el 2 que le acreditaba como subcampeón (Foto: Gold & Goose).

Hay quien dice que ‘nadie se acuerda del subcampeón’, pero eso no es del todo cierto. Desde luego, al menos en la historia del motociclismo no lo es. Son muchísimos los pilotos que han pasado a la leyenda del deporte de las dos ruedas pese a haberse visto abonados a la segunda posición, y es posible que el mejor ejemplo sea el del estadounidense Randy Mamola.

Durante la década de los ochenta, Randy Mamola tuvo que coincidir con dos generaciones brillantes de pilotos, y compartiendo pista con ellos logró un total de 13 victorias y subió al cajón la friolera de 57 veces. Debutó en 1979 y logró sus primeros cinco podios, todos ellos segundas posiciones: tres en el cuarto de litro –donde había sido campeón americano un año antes- y dos en clase reina, a la que se dedicaría en exclusiva a partir del curso siguiente.

Allí se erigió en la gran esperanza de Suzuki para intentar poner freno al ciclón Kenny Roberts, y logró sus dos primeras victorias y su primer subcampeonato del mundo, que reeditó un año más tarde, esta vez por detrás de Marco Lucchinelli, que aprovechó su mejor año para convertirse en campeón del mundo.

Tras ser sexto y tercero los dos años siguientes, en 1984 firmó por el Rothmans Honda y, pese a que prácticamente no se bajó del podio y se convirtió en el puntal de la marca del ala dorada después de los problemas del vigente campeón Freddie Spencer, no pudo hacer nada contra el imperturbable Eddie Lawson. Era su tercer subcampeonato.

Publicidad

De su discreto 1985 quedará para la historia su emblemática salvada –para mucha gente la mejor de la historia- además de su victoria en Assen, la última que conseguiría con Honda, ya que para el curso siguiente se enroló en las filas del equipo Yamaha que dirigía su otrora rival, Kenny Roberts.

Allí tenía dos misiones: hacer que el Team Roberts se hiciese con el dominio dentro de Yamaha ante el Team Agostini de Eddie Lawson y, por supuesto, conquistar el título mundial. Cumplió solo la primera parte al conquistar el subcampeonato (el cuarto en su cuenta particular) por un solo punto ante el propio Lawson. Sin embargo, ninguno de los dos pudieron evitar que Wayne Gardner y Honda se hiciesen con el título.

Para entonces, Mamola ya se había convertido en el primer piloto en lograr más de una victoria con tres marcas distintas en clase reina: cinco con Suzuki, cuatro con Honda y cuatro con Yamaha. Un hito que más de tres décadas después ningún otro piloto ha podido emular.

Tras brillar con las tres marcas japonesas, en 1988 decidió enrolarse en el proyecto de Cagiva. Una apuesta valiente pero que no se tornó en éxitos, aunque sí le valió para subir al podio con una cuarta marca con el tercer puesto en Spa 88. Se retiró a finales de 1990 aunque volvió para disputar una última temporada con una Yamaha privada y añadir un último podio a su cuenta antes de colgar el casco de forma definitiva. Sin un título mundial pero con la indiscutible vitola de leyenda de las dos ruedas.

Publicidad

Galería relacionada

Randy Mamola en imágenes

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Debido al Covid-19 a muchos clientes de BMW les ha caducado la garantía de sus motos ...

Las campañas «Easy days» y «Plan dúo» suponen grandes descuentos, ventajosos programa...

Ya tenemos el nombre de los dos ganadores que podrán disfrutar de un fin de semana de...

La firma SW-Motech ha realizado mejoras en la bolsa Pro y su sistema de anclaje para ...