Viñales, Folger y Salom, los novatos voladores de Moto2

El cambio de categoría siempre lleva consigo un proceso de adaptación, pero eso parece que no ha sido necesario con nuestros tres protagonistas: Maverick Viñales, Jonas Folger y Luis Salom ya cuentan para subir al podio en cada carrera de Moto2 y el primero hasta ha ganado un Gran Premio.
Texto: José G. Maroto Fotos: Gold&Goose -
Viñales, Folger y Salom, los novatos voladores de Moto2
Viñales, Folger y Salom, los novatos voladores de Moto2

En las cuatro primeras temporadas de Moto2 hemos visto pocos pilotos que hayan llegado a la categoría y desde el principio estén peleando por la victoria. Quitando el caso de Marc Márquez hace un par de años cuando estuvo a punto de ganar el título a la primera y venció siete carreras, al resto siempre les ha costado acostumbrarse al peso y las reacciones de las Moto2. Pero este año han llegado tres pilotos y desde la primera carrera han dado guerra. Estos son Maverick Viñales, Luis Salom y Jonas Folger, los novatos que han revolucionado la categoría de Moto2. El siguiente paso: MotoGP.

La primera vez

«La primera vez que me subí a la moto fue muy difícil, porque no sabía lo que iba a encontrarme. Nunca había tenido contacto con una 600, así que la primera vez fue… No sé qué decir… Todo es diferente. La moto es mucho más pesada, tienes mucho más freno motor, mucha más potencia, los neumáticos mucho más grandes… Me llevó un tiempo adaptarme al estilo de pilotaje. Incluso me llevó más tiempo que a Salom y Viñales, porque los primeros días de test ellos ya iban más rápido que nosotros», nos cuenta Folger, quien en ocho carreras ha dado más alegrías a Karlos Arguiñano que en los últimos cuatro años…  A Viñales le costó un poco menos, aunque la primera vez también le impresionó un poco. «El primer día que me subí a la moto pensé que corría bastante. Era todo muy diferente, pero ya el segundo día me había acostumbrado. La potencia me impresionó en la primera salida, ahora, por ejemplo en Montmeló, no habría estado mal tener más potencia. Al final cuando te acostumbras a la velocidad te pasa como en Moto3, las rectas se hacen muy largas y siempre quieres más», dice el campeón del mundo de Moto3. «En el primer test de Valencia es cuando me lo empecé a pasar bien de verdad y ya tenía la moto un poco más por la mano. Luego fuimos a Almería y allí me lo pasé genial. Toda la gente del Mundial, un montón de neumáticos, todo el tiempo para probar, me lo pasé en grande».

«Lo primero que pensé cuando me subí a la Moto2 es que corría mucho y era muy pesada. Pero luego la verdad es que me fui acostumbrando a la potencia y a la forma de conducir. Al final voy cómodo en la moto, a pesar de la caída de Barcelona. Es una moto distinta, no tiene nada que ver con la Moto3, ni con la 125, ni a la 250… es distinta. Ni siquiera se parece a la CBR, lógicamente es a lo que más se parece, pero se comporta distinta y el secreto es adaptarse a la moto», dice Salom. «Lo más complicado es hacerte al peso, a la anchura del neumático y la potencia. ¿Fácil? No ha habido nada fácil». El peso es una de las cosas que más impactó a los tres la su primera vez, pero como dice Maverick… «Si estás fuerte la moto la llevas adonde quieres. Tienes que adaptar tu preparación física para la moto que llevas». En esto todos han trabajado para ganar masa muscular, unos tres kilos de media.

Estar delante

Los tres esperaban tardar más tiempo en estar delante, pero todos estaban convencidos que llegarían a donde están. «Me esperaba que fuese más complicado de cómo lo estamos haciendo. Llegamos a Qatar y fuimos cuartos, y en Austin ganamos, en Argentina me caí, pero si terminamos seguro que hubiéramos estado luchando por el podio y en todas las carreras hemos estado luchando entre los cinco primeros, por eso creo que nos hemos adaptado bastante bien. Pero bueno, en Moto2 cualquier error lo pagas caro, si no tienes el día acabas el quince. Tienes que estar siempre al máximo y eso es lo más difícil. La verdad es que no me esperaba estar tan rápido delante, pero al final nuestro objetivo es ese. Intentar estar delante, luchar por ganar carreras, porque a eso es a lo que hemos venido. No es que lo esperábamos, pero intuíamos que podíamos estar ahí», dice Viñales que con su victoria en Argentina mejoró el debut de Márquez en Moto2. «Sí, eso está muy bien y también batir récords y hacer números, pero lo que hay que ganar es el campeonato. Hay que estar fuerte en todas las carreras y no solo en cuatro o cinco».

Para Folger y Salom, la clave es ver que puedes hacerlo. Esa es la primera barrera que hay que romper para estar delante. «Si consigues buenos resultados en la siguiente carrera quieres más. Al comienzo de la temporada no esperaba demasiado, solo trataba de hacerlo lo mejor posible y después pude ver que los resultados llegaban. Cuando estás una vez delante, puedes hacerlo más veces. En cada carrera las expectativas son mayores», dice el alemán del equipo AGR.

<

p> «Lo más importante es verte delante, pero una vez que lo haces ya sabes que puedes repetirlo. En Qatar tuve mala suerte, me fui recto y me quedé el último, en Austin me tiraron en la primera curva… Pero en Argentina todo comenzó a ir mejor, aunque no me encontraba muy bien encima de la moto, con hacer quinto me valía, pero vi que podía seguir tirando y terminé en el podio y marcando la vuelta rápida de carrera», comenta Salom. «Verte delante ayuda mucho, bastante. Hay que trabajar mucho durante el fin de semana y clasificarte bien el sábado es importante. Bueno, Márquez en su primer año en Australia salió el último e hizo tercero… En Barcelona yo salía el once y en la segunda vuelta estaba quinto. Si has trabajado bien, tienes ritmo y las cosas claras el domingo, estás delante. Las cosas no salen fácil, pero por ejemplo en Mugello me lo pasé fenomenal encima de la moto. Las últimas vueltas luchando con Tito fueron muy buenas, me faltó otra más para poder intentarlo. No me esperaba estar tan pronto cerca de ganar».

Potencia y neumáticos

«La potencia es algo con lo que puedes jugar. Dependiendo del agarre hay veces que tienes que quitar un poco y otras que te falta», dice Salom. Pero para Folger a veces el motor de la CBR600 se queda corto… «La potencia al principio me impresionó, pero ahora, en sitios como Barcelona donde sales de muchas curvas en tercera o cuarta marcha, a veces piensas que tener algo más no estaría mal… Pero es una 600, no es una MotoGP y es lo que hay. Pero aun así me divierto mucho, porque después de tantos años en la categoría pequeña, Moto2 es mucho más divertido». En lo que respecta a los neumáticos, todos creen que juegan un gran papel en esta categoría, pero no comparten las mismas preferencias. «La verdad que los neumáticos no me están causando problemas. Voy bien con los dos, tanto con el duro como con el blando y puedo correr con los dos. No los degrado mucho y eso es bueno», comenta el mallorquín del equipo Pons.

Para Folger lo más importante es llegar pronto al límite. «Los neumáticos son importantes en Moto2, pero más aún llegar al límite en todas partes. Tener el “feeling” para llegar al límite, es lo más importante. Tampoco he liderado una carrera de principio a fin, pero creo que para hacer una buena carrera, llegar al límite es crucial. En Moto2 en las primeras vueltas hay que ir completamente al límite y luego saber administrar jugando con ese límite. Poder ir al límite sin caerse es la clave, pero no solo en Moto2, también en Moto3 o MotoGP», dice. «Tener confianza en el tren delantero es fundamental. Siempre tratamos de conseguir esa confianza delante, y cuando lo logramos, entonces adaptamos la parte trasera. Pero eso creo que es igual con cualquier moto».  En cambio Maverick prefiere tener la parte trasera más controlada. «Para mí en Moto2 es más importante la rueda trasera, porque si no tienes “grip” no avanzas. Si de delante te medio va y de atrás tienes agarre, tienes mucho a ganar», dice el catalán. «Lo que más me ha costado es ir rápido con el depósito lleno. Creo que es lo más difícil. La moto se comporta totalmente diferente y tienes que adaptarte porque las primeras vueltas son delicadas. Menos en Montmeló, pero hasta entonces las primeras vueltas siempre han sido difíciles».

Estilo y adelantamientos

«El estilo de pilotaje no lo he tenido que cambiar muchísimo. Con la Moto3 iba igual y a veces me perjudicaba bastante porque frenaba muy tarde y dejaba la moto muy parada. Pero en Moto2 funciona este estilo y no he tenido que cambiarlo muchísimo. Solo un poco porque llevas otra posición en la moto, pero más o menos es similar», dice Viñales. «Los tres que hemos subido de Moto3 entramos en las curvas de lado, pero a veces es una desventaja. Si te fijas Tito no derrapa nada y el tío va rapidísimo. Depende en qué curvas es una desventaja, pero bueno. En Austin no derrapaba y gané, en Montmeló derrapaba como un loco e hice segundo… Así que al final has de ir adaptándote a lo que hace la moto». En este punto también coincide Folger. «Derrapar menos a la entrada de las curvas es bueno y lo estamos viendo con Rabat y Kallio. Yo he tratado de derrapar menos, pero a veces cuando tratas de apretar no piensas en ello porque vuelves a tu antiguo estilo y solo piensas en hacer el tiempo e ir más rápido. Pero creo que hemos dado pequeños pasos en este sentido y vamos rápido con mi estilo, porque derrapar a veces te ayuda a girar más rápido para entrar en la curva. En esto no he tenido que cambiar mucho, porque ya en Moto3 me gustaba pilotar así», dice. «Lo más fácil ha sido que la moto es más grande y eso me va bien. Lo más difícil ha sido aprender a pilotar con el cuatro cilindros y también aprender a coger el “feeling” para abrir gas, especialmente esto es lo que más tiempo me ha llevado, hacer una buena salida de las curvas. Porque al principio hacía siempre las trazadas de Moto3 y hasta Jerez no comencé a cambiar mi estilo. El problema es que con Moto3 siempre tratas de abrir lo antes posible para coger velocidad y a veces te vas muy largo en la salida. Con la Moto2 en ocasiones es mejor reducir la velocidad de paso por curva para poder abrir luego con más gas, quizás más tarde, pero más y con más fuerte y así salir mejor».

«Yo creo que en Moto3 tenías más tiempo para pensar los adelantamientos. Aquí no puedes pensar ni esperar, a la que veas un hueco atacas. El tamaño es lo único que te complica un poco más… Por ejemplo en la rápida del final en Assen con la Moto3 puedes adelantar a dos pilotos de golpe y con la Moto2 al ser tan ancha es mucho más complicado. Cambia por completo, pero al final lo haces», dice Salom al que adelantar con la Moto2 no le ha resultado muy complicado. Para Maverick sí que cambia con respecto a Moto3. «En Moto3 adelantar era facilísimo, te colocas y hasta te sobraba tiempo. Aquí es como que todo pasa mucho más rápido, pero una vez que te acostumbras es incluso más divertido que con la Moto3, porque vas más justo adelantando. Una vez que te acostumbras y eres más agresivo es fácil otra vez. Ahora solo hay que pensar y adelantar, al principio me costaba, porque en la frenada si te pasas 50 metros te vas largo, con la Moto3 podías arreglarlo, pero con esta no frenas. Pero ahora ya está controlado».

<

p> «Con Moto3 adelantar es más fácil porque llegas mejor hasta el piloto que quieres adelantar, los rebufos funcionan mejor en Moto3 porque el motor tiene menos potencia, las rectas se hacen más largas, pero con un buen rebufo llegas más cerca. En Moto2 los rebufos sirven de poco… Tienes que pegarte mucho a su rueda trasera y después intentarlo. Te lo tienes que preparar mucho mejor que en Moto3, porque todo el mundo frena casi en el mismo sitio y por eso no llegas tan junto, es más difícil, pero se puede», apunta Folger quien cree que haber pilotado una Kalex en Moto3 no le ha ayudado en su adaptación. «Son motos completamente diferentes».
«En Moto3 podías configurar el freno motor para cada marcha, en Moto2 se puede jugar menos con algunas cosas, pero al final el trabajo dentro del box es muy parecido. La mayor diferencia para mí es que me siento más cómodo y arropado en este equipo. Después de cada entrenamiento analizamos cada punto a mejorar de la moto y también sobre mi pilotaje, y en función de eso lo voy cambiando durante el fin de semana», sigue el alemán. Y esto también lo secunda Viñales, quien cree que al final, aunque la Moto2 electrónicamente y a en lo que respecta al cambio no tiene tantas variantes como la Moto3, «al final en el box se trabaja igual y con el mismo objetivo».

Sam Lowes, el otro «rookie»

No ha logrado subir al podio como los «rookies» de Moto3, pero sin duda que el debut del campeón del mundo de Supersport, Sam Lowes, en Moto2 no está pasando desapercibido. Además Lowes lleva una Speed Up, y no una de las deseadas Kalex que dominan la categoría. «La moto es muy diferente, no tiene electrónica, el chasis es mucho más rígido y el estilo de pilotaje es muy diferente. En Supersport tienes muchos movimientos del chasis, más peso y los neumáticos son mucho menos rígidos que los Dunlop y se mueven mucho más. Con esta cosa frenas y la dejas correr en la curva. Yo no vengo de 125 o Moto3, pero creo que debe ser aún más fácil, lo podemos ver con Viñales, Salom o Folger. Yo hace unos cuantos años tuve una Moto3 y la primera vez que me subí en esta moto me pareció una 125 “gorda”, obviamente con el motor de “cuatro tiempos”», dice el británico que ha llegado a Moto2 con su jefe de mecánicos y parte del equipo con el que ganó en Supersport. Lowes ha tenido que «suavizar» su estilo para ir deprisa con la Moto2. «Con la Yamaha R6 podías llegar a las curvas de manera mucho más agresiva y aprovechar las ayudas electrónicas al entrar y al salir. Esta moto la tienes que dejar correr, si eres agresivo vas más lento. Si intento entrar con la misma velocidad que el año pasado me voy al suelo seguro».
Respecto a los novatos que han llegado de Moto3 dice: «El año pasado cuando coincidimos en algún test durante el invierno vi que lo que más les costó en comparación a mí fue gestionar el freno motor, pero ya tenían de Moto3 el paso por curva. Nuestros problemas son diferentes porque venimos de motos diferentes».

Historias
MOTOGP TV by DAZN
Te recomendamos

Pit lane walk abierto al público de acceso libre para los que adquieran la entrada pa...

El próximo Spidi Tour se celebrara el 5 de octubre por las serranía malagueña. ¡Más d...

Los días 26 y 27 de octubre, en el circuito Rocco´s Ranch, en Montmeló, Barcelona, lo...

Un neumático todo tiempo, como por ejemplo el Bridgestone Weather Control A005, está ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...