Carmelo Ezpeleta: “En 1991 miraron a Dorna con el cliché con el que se miraba lo español”

Tercera y última entrega de la entrevista con Carmelo Ezpeleta, en la que habla de los circuitos actuales, nuevos escenarios y hace balance del camino recorrido por Dorna desde 1991.

Juan Pedro de la Torre

Guimaraes, Ezpeleta y Roures en Jerez, en 1991
Guimaraes, Ezpeleta y Roures en Jerez, en 1991

Entrevista a Carmelo Ezpeleta, 1ª parte: “MotoGP solo ha pinchado en Portimao y Mugello”

Entrevista a Carmelo Ezpeleta, 2ª parte: “Es una falta de respeto hablar así de los comisarios FIM”

3º parte:

PREGUNTA: Finlandia vuelve a quedarse fuera del campeonato.

RESPUESTA: El circuito estaba prácticamente acabado, pero lo que faltaba realmente no lo habían cumplido en las fechas que lo tenían que cumplir, y sobre todo la posibilidad de la amenaza de una desestabilización en la zona, que está a ciento y pico kilómetros de Rusia, pues nos pareció, a ellos y también a nosotros, que era más prudente ponerla el año que viene.

P: Spá ha vuelto a tener su carrera de 24 horas de resistencia, y hay una gran inversión en el circuito para adecuarlo al motociclismo de hoy. ¿Es candidata Bélgica a que vuelva a haber un Gran Premio allí?

R: Sí, pero Bélgica tiene que hacer trabajos para que el circuito sea homologable, y de momento está lejos. Los trabajos que tienen que realizar son muy grandes.

En 2023 es posible que estén los cinco Grandes Premios de la Península Ibérica; el siguiente, ya veremos

P: El calendario 2022 iba a tener 21 carreras, pero nos quedamos en veinte. ¿No son muchas carreras? Pensando en la exigencia física para los pilotos, ¿no es un calendario muy largo?

R: No. Nosotros tenemos un acuerdo de no pasar de 22, por la demanda que hay de países y sitios donde podemos ir. El número ideal de carreras sería yo creo que en torno a 21, pero nunca pasaremos de 22, y no me parece que sea excesivo. Este año van a tener [los pilotos] desde Assen hasta Silverstone un mes y medio [de reposo].

El circuito finlandés de KymiRing.
El circuito finlandés de KymiRing.

P: Desde hace unas temporadas se viene hablando de la rotación de las cinco carreras de la Península Ibérica. ¿Cuándo se va a realizar?

R: Yo creo que el año que viene es posible que estén todos, el siguiente ya veremos. Dependerá cómo hacen las obras los que nos están pidiendo entrar.

P: ¿Hay posibilidad de que regrese Brno?

R: No, con Brno no hay absolutamente ninguna conversación, y además acabamos muy mal con ellos. Simplemente no pagaron el último Gran Premio, además de no hacer obras y otra serie de cosas. Brno está, de momento, absolutamente descartado.

P: También quería preguntarte por MotoGP Unlimited, que se realizó a lo largo de la pasada temporada y esta primavera pudimos ver el resultado de la producción. ¿Qué impresión os dio a vosotros?

R: Todavía se tiene que desarrollar en partes que no se ha desarrolla aún, pero no ha tenido desgraciadamente el impacto que nosotros esperábamos que tuviera, y hay que aprender también de esto.

Motogp Unlimited
Motogp Unlimited.

P: ¿Qué objetivo buscaba Dorna con esta producción?

R: Lógicamente buscábamos hacernos más populares.

P: ¿Y qué ha fallado?

R: Nunca se sabe. Tú vendes un producto, y el público te lo compra o no. Conozco gente que lo ha visto, sobre todo los que nos gustan las carreras, que ha dicho que está bien pero tiene una serie de fallos, desde mi punto de vista, por un lado de lanzamiento, y por otro está demasiado dirigido a gente que sabe de carreras, y yo creo que, a toro pasado, si hacemos otra cosa así tiene que ser más generalista.

P: ¿El objetivo es repetir esta experiencia?

R: Ya veremos, ya veremos.

30 años de Dorna: haciendo balance

Llegados a este punto, también queremos conocer cómo ve Carmelo Ezpeleta su futuro al frente de Dorna, ahora que se acaban de cumplir precisamente treinta años desde que la empresa española adquirió los derechos comerciales del campeonato.

P: ¿Qué es lo que más satisfacción te ha dado en todo este tiempo al frente de Dorna, y qué es lo más decepcionante?

R: Lo más bueno… a lo mejor tendría duda; lo más malo clarísimamente los accidentes. Me acuerdo muy bien de los cinco que hemos tenido, y eso es, con mucho, lo peor. Nosotros empezamos en 1992 con una pelea bestial: nadie nos quería, éramos españoles, los españoles no serían capaces de hacer esto, no saldrá, el IRTA buscaba soluciones diferentes, incluso promovidas por españoles… Eso lo salvamos. Salió adelante, y al final hemos conseguido tener una unión entre la FIM, IRTA y más adelante la MSMA que ha permitido que todos juntos hayamos sido capaces de hacer una cosa que yo creo que está bien.

P: Quizás ese haya sido el gran logro de Dorna, aunar a todo el mundo de la moto.

R: Sí. La FIM y el IRTA eran como el perro y el gato, y haber conseguido con mucha fuerza y trabajo, porque costó mucho que aceptaran un contrato conjunto después de los movimientos anteriores que había habido, las World Series y todo lo demás. Fue un logro, y haber trabajado todos juntos, conocernos y ver que éramos todos capaces de sacar las cosas adelante, para mí es lo mejor que nos ha pasado.

 
Ezpeleta, entre el presidente Zerbi y Luigi Brenni, de la FIM
Ezpeleta, entre el presidente Zerbi y Luigi Brenni, de la FIM

 

P: Lo que pasa es que aquel día de la rueda de prensa en Jerez, en 1991, fue tremendo. Yo recuerdo el ambiente cargado de aquella presentación.

R: Tampoco te das mucha cuenta. Me pareció kafkiano, pero como yo venía del otro lado, yo estaba recién llegado [a Dorna], pero había vivido los Grandes Premios desde el punto de vista de organizador del Jarama y miembro de la ROPA [asociación de organizadores y promotores], y evidentemente había un anti españolismo bestial, cosa que a mí no me extrañaba mucho. Lo había vivido otras veces, con Carlos Sainz en los rallyes, con Ángel Nieto… Para los sajones en aquel momento, nosotros éramos unos inútiles y nos miraban por encima del hombro… Pero de todos los que estaban allí mirando, ninguno había construido un circuito. Ninguno había sido diez años director de un circuito. Ninguno había construido otro circuito en Cataluña, ninguno. Y yo me acuerdo bien de las caras de todos ellos. Era un problema de convencimiento mío, yo sabía más que ellos de eso. Y el tiempo lo ha demostrado. Nosotros éramos más buenos que ellos. Es difícil, somos bajitos, pero sabíamos mucho más que ellos, muchísimo más, porque ellos además habían vivido en sitios donde había patrocinadores, había tradición, y nosotros no. Como le pasó a Ángel, a Santana, a Ballesteros, a todos los que fueron pioneros, tuvimos que ir a un sitio donde, de entrada, nos negaban la mayor. Había que aguantar. En aquella época, todos hablaban. Pero el único que conocía a Bernie [Ecclestone] era yo. Por eso te digo que no me pareció tan horroroso. De los que más criticaban entonces, que me acuerdo de las caras, han tenido luego trabajo con Dorna y han sido muy agradecidos. Luego la presentación aquella estuvo muy mal hecha, que estuvo a cargo de la FIM, falló el traductor.

Nadie se molestó en ver quiénes éramos, todos vinieron con el cliché

En cualquier caso, los que estaban enfrente venían a la carga. Un alto ejecutivo de Marlboro decía que la tabaquera "se irá del campeonato si lo lleva Dorna". Bueno, pues ese señor es un gran amigo mío. Ahora. Nadie se molestó en saber quién eran esos, qué clase de personajes éramos. Cuando se fundó la FOCA en la F1 en 1980, el RACE y yo estábamos del lado de Ecclestone. Cuando hicimos el Gran Premio de Europa en sustitución de la carrera de Yugoslavia, vinieron todos así [Ezpeleta simula unas garras con sus manos], y el Gran Premio fue un éxito acojonante. Nadie se molestó, todos vinieron con el cliché. Ahora hablan de racismo, pero los españoles hemos sufrido muchos años de racismo, por una clarísima vista por la parte de arriba de Europa de que nosotros no éramos capaces de hacer absolutamente nada.

Es curioso, la excepcional buena relación que tenemos ahora con el IRTA, y el IRTA era el primero que en aquella reunión era negativo, pero esa es una cosa que creo que hemos hecho bien: mirar para atrás es una tontería. Si uno te toca mucho las pelotas y te las sigue tocando, entonces sí. Pero no hace falta que te digan ni siquiera “perdona, me equivoqué”. Ni eso me ha hecho falta. Simplemente que vea que arriman el hombro. Y arriman el hombro de maravilla.

P: ¿Hay algún objetivo que busque Dorna y que aún no se haya alcanzado?

R: Sí, clarísimamente: pilotos de más nacionalidades. Querríamos que llegaran arriba pilotos de más nacionalidades, y no pararemos hasta conseguirlo.

Si echamos el ojo a un joven piloto extranjero que vaya bien, le ayudaremos, pero no vamos a ayudar a españoles ni a italianos

P: ¿Dónde está la diferencia para que haya más pilotos españoles que de otras nacionalidades? ¿Dónde está la clave?

R: La clave está en que los de aquí empiezan muy pronto, en condiciones muy seguras, y cuando llegan a los circuitos grandes tienen una ventaja sobre los otros que desanima a los demás. Ese es el problema. Y mira que se trabaja en la Asian, la Rookies… O haces como en las Olimpiadas y dices, españoles solo vienen tantos. En atletismo, en los Juegos, solo vienen cuatro americanos. El quinto americano, que corre un huevo, no va a las Olimpiadas. De momento no hemos aplicado eso, que se tendría que hablar con la FIM además, pero la razón es que hay más españoles que corren, por eso el JuniorGP está como está, y lo que estamos haciendo con la Ohvale y todo lo demás es intentar ver qué hay. Si le echamos el ojo a un piloto extranjero que vaya bien, lo vamos ayudar, y no vamos a ayudar a españoles ni a italianos.

P: Y la última pregunta. ¿Te has planteado el momento de la retirada, te has marcado una fecha?

R: Sí, claro. No sé cuándo, pero con la edad que tengo puede ser mañana. Voy a hacer 76 años en julio. Yo me encuentro muy bien. Aquí hay determinadas funciones que todavía yo puedo hacer en beneficio de la compañía, pero en Dorna se ha creado un equipo muy consistente que lleva bien las cosas. Yo he ido a todos los Grandes Premios hasta ahora, pero creo que si no fuera a uno no pasaría nada, pero sigo yendo porque creo que tengo que hacerlo, y porque mi figura es… Nunca lo había pensado, que sería el mayor de un sitio, porque te miras a ti y te ves igual, y hay cosas donde veo que a la gente de Dorna les viene bien que yo esté y las diga, pero yo puedo desaparecer cualquier día sin que se note muchísimo. Pero tampoco me he puesto una fecha, porque todavía, por familia y por todo, no entiendo una vida que me guste más que la que llevo aquí.

Archivado en:

Jorge Viegas, presidente de la FIM, y Carmelo Ezpeleta

Relacionado

Carmelo Ezpeleta: “Es una falta de respeto hablar así de los comisarios FIM”

Los mejores vídeos