Joan Mir: El neo surrealismo

Píldoras 2020, capítulo 1: Joan Mir, campeón del Mundial de MotoGP 2020.

Joan Mir se ha proclamado campeón del mundo de MotoGP 2020
Joan Mir se ha proclamado campeón del mundo de MotoGP 2020

El 20 de abril de 1893, en Barcelona, nació Joan Miró, pintor (entre muchas otras cosa*s) que sería considerado como uno de los mayores exponentes del surrealismo, definido por la RAE como el “movimiento artístico y literario (…) que intenta sobrepasar lo real impulsando lo irracional y onírico mediante la expresión automática del pensamiento o del subconsciente”.

Miró falleció a los 90 años en Palma de Mallorca, donde 14 años después nacería Joan Mir el 1 de septiembre de 1997. Desde muy pronto, decidió que su arte serían las motos y su lienzo el asfalto, firmando numerosas obras por los circuitos de toda España hasta llegar a un 2020 donde una suerte de neo surrealismo se apoderó de MotoGP y él se convirtió en su máximo exponente.

La temporada de Mir comenzó como un borroso esbozo que no parecía esconder figura alguna. Sin embargo, ‘El granjero’ Davide Brivio tenía el cuadro en mente y sabía que ahí había algo. ‘El campo labrado’ era la Suzuki GSX-RR, y los frutos llegarían más temprano que tarde, si bien hay que reconocer que ni él esperaba que brotasen tan pronto.

Claro que nadie podía esperar que MotoGP se transformase en ‘El carnaval del arlequín’, una sucesión de figuras y signos aparentemente inconexos que se relacionaban simbólicamente: la lesión del máximo favorito se juntó con los resultados decepcionantes de los que estaban obligados a ser sus rivales. Dos hechos sin conexión aparente entre sí pero relacionados: sin un líder al que perseguir, se desinflaron.

Joan Mir festeja su título mundial de MotoGP 2020 en Valencia
Joan Mir festeja su título mundial de MotoGP 2020 en Valencia

Eso permitió la llegada de nuevos invitados a ‘La Mesa’ de MotoGP, ese lugar reservado a los mejores del mundo donde en los últimos años los nuevos invitados habían llegado con cuentagotas. Un contexto idóneo para una revolución en la que, después de las dudas iniciales, el joven piloto balear se erigió en ‘El segador’, levantando en Austria el puño por primera vez.

A partir de ahí, Joan Mir y su GSX-RR comenzaron a recorrer el mundo como una ‘Pareja de enamorados de los juegos de flores de almendro’. En Misano ya se pudo ver, por partida doble, ‘La sonrisa de alas flameantes’ del piloto de Suzuki, que seguía con las musas de su parte y en un ‘Paisaje catalán’ se aupó al podio por tercera carrera consecutiva.

Dejó atrás los ‘Viñedos y olivos de Mont-Roig’ (en este caso Montmeló) y un pequeño traspiés en Francia, convirtió a la provincia de Teruel en ‘La bailarina española’, decorado sobre el que dibujó un par de podios más y en el que tanto él como su equipo empezaron a creer que no era solo un sueño, que era posible conquistar ‘La luna’ de MotoGP.

Llegó Valencia y por fin encontró la esperada estrella de la victoria en las ‘Constelaciones en el amor de una mujer’, dejando todo a punto para, una semana después y ante la atenta mirada del mundo, cubrir todo el paisaje con un amarillo intenso con una sección de azul y firmar su obra culmen: ‘El oro del azur’.

 

(Nota: En cursiva y entre comillas simples, títulos de obras de Joan Miró).

Archivado en:

Jonathan Rea se ha proclamado campeón del mundo de Superbike 2020

Relacionado

Jonathan Rea: Una serie policiaca

Enea Bastianini se ha proclamado campeón del mundo de Moto2 2020

Relacionado

Enea Bastianini: Una inteligencia bestial