La primera victoria de Ducati en MotoGP

En la primera temporada de las motos de Borgo Panigale ya llegó la primera visita a lo más alto del podio

Loris Capirossi consiguió la primera victoria para Ducati en MotoGP en 2003. Fuente: Gold & Goose
Loris Capirossi consiguió la primera victoria para Ducati en MotoGP en 2003. Fuente: Gold & Goose

En 2022 podemos afirmar con contundencia que Ducati es una de las marcas más consolidadas de MotoGP. En 2021 se llevó el título de fabricantes y este año los pilotos que la representan (ya sea en el equipo oficial o en el de Gresini) han sumado seis triunfos en las once pruebas disputadas. 

Sin embargo, la trayectoria de los italianos ha sido desigual en las poco más de dos décadas que llevan en la máxima competición, alternando momentos de gran brillantez con otros en los que no lograban acceder a los puestos de cabeza.

Eso sí, la primera victoria de Ducati en el Campeonato del Mundo de MotoGP no se hizo esperar, ya que llegó en la primera temporada en la que los italianos formaron parte de la parrilla: la de 2003.

Primera victoria de Ducati en MotoGP

Ducati se presentó en sociedad con la Desmosedici GP3 en la temporada 2003, un año después de que Valentino Rossi arrasara a sus rivales en la Honda de cuatro tiempos. Era la segunda temporada de la recién nacida MotoGP y había que dar con la tecla para poder competir con el 46.

Y lo cierto es que los de Borgo Panigale tuvieron una moto bastante poderosa desde el principio. Y aunque estaba aún lejos de la Honda dominadora del mundial, sí que les dio más de una alegría. A pesar de las retiradas propias de los estrenos, Loris Capirossi y Troy Bayliss sumaron tres podios en las cinco primeras carreras. Hasta que llegó el GP de Cataluña, donde el italiano se subiría a lo más alto del cajón.

Loris Capirossi celebra la primera victoria para Ducati en MotoGP en 2003. Fuente: Gold & Goose
Loris Capirossi celebra la primera victoria para Ducati en MotoGP en 2003. Fuente: Gold & Goose

Gran Premio de Cataluña de 2003

Hasta el momento se estaba viviendo una bonita pugna entre dos pilotos Honda. Valentino Rossi con la moto oficial había ganado dos GPs, mientras que Sete Gibernau honraba la memoria de Daijiro Kato con otras dos victorias sobre la Honda Gresini. Así las cosas, llegamos al sexto GP de la temporada, donde la rivalidad parecía que seguiría. No en vano, Valentino Rossi ocupó la pole, seguido de un sorprendente Loris Capirossi, que ya había demostrado la velocidad de su Desmo con la pole en Jerez y la vuelta rápida en Mugello.

Como todos pueden recordar, en aquellos momentos el 46 hacía y deshacía a su antojo. Así que todo indicaba que la lucha que estaba manteniendo con Loris Capirossi por el primer puesto se decantaría a su favor. Sin embargo, al tratar de adelantar en la curva Repsol, se fue a la grava. A Capirex se le abría la puerta de la gloria… y a Ducati también.

Rossi volvió en séptima posición y desató el animal que llevaba dentro. Pasó a todos, incluidos Carlos Checa (a la postre cuarto), Max Biaggi (que acabó retirado) y Sete Gibernau (que se hubo de conformar con el tercer puesto en el podio). Pero no llegó hasta la veloz Ducati. De ese modo, la marca italiana obtuvo su primer triunfo, cuatro años antes de que diera a luz a la Desmosedici GP7 y ganara su primer y único título de pilotos por el momento.

Archivado en:

Capirossi dice adiós a Ducati

Relacionado

Capirossi dice adiós a Ducati

Capirossi renueva con Ducati

Relacionado

Capirossi renueva con Ducati

Loris Capirossi vuelve a Ducati

Relacionado

Loris Capirossi vuelve a Ducati

Nuestros destacados