Suzuki, el adiós imposible de perdonar

Las despedidas de MotoGP 2022 (1/4): Suzuki deja la categoría reina tras ocho temporadas.

Álex Rins y Joan Mir se saludan en la despedida de Suzuki
Álex Rins y Joan Mir se saludan en la despedida de Suzuki

En las últimas temporadas, MotoGP sale una despedida mítica por curso. La diferencia es que las anteriores habían sido de esas inevitables, donde la única duda es el cuándo. Dicho de otra forma, despedidas de pilotos que un día u otro habrían de retirarse: el pasado 2021 fue Valentino Rossi, en 2020 Andrea Dovizioso, en 2019 Jorge Lorenzo y en 2018 Dani Pedrosa.

Algunos más sorprendentes o prematuros, algunos que se convirtieron en ‘hastaluegos’, pero en el fondo eran adioses tan tristes como comprensibles. El ser humano tiene sus tiempos y los pilotos no son ninguna excepción. Llegan, se pasan unos cuantos años volando a ras de suelo para deleite de la afición, y se van.

Suzuki dice adiós a MotoGP tras 2022
Suzuki dice adiós a MotoGP tras 2022

El adiós de Suzuki duele por innecesario. Si algo tienen las marcas es que su final no es imperativo. Claro que ninguna es eterna, pero al menos tienen la posibilidad de pervivir en el tiempo, de reinventarse a lo largo de la historia. De quedarse, o de irse y volver.

Duele todavía más por inexplicable desde el punto de vista estrictamente deportivo. Nada tiene que ver esta despedida con la anterior, cuando fueron perdiendo peso específico en la categorías hasta quedarse con una sola moto, dejando la sensación que lo mejor que podían hacer era irse y reiniciar el proyecto. Además, prometieron trabajar en la sombra para volver mejor.

Y vaya si cumplieron.

UN RETORNO ILUSIONANTE

Volvieron con energías renovadas y en año y medio ya estaban ganando: Maverick Viñales triunfó en Silverstone y cuajó una grandísima temporada para finalizar cuarto, igualando el mejor resultado final de la marca en MotoGP, logrado por Hopkins en 2007. El único problema fue que el éxito les llegó demasiado pronto y no supieron gestionarlo bien: Viñales decidió irse, perdieron las concesiones y dejaron escapar a Aleix Espargaró.

Maverick Viñales devolvió a Suzuki a la victoria en MotoGP
Maverick Viñales devolvió a Suzuki a la victoria en MotoGP

Subieron tanto y tan rápido que la caída fue vertiginosa. Tuvieron que empezar de cero en tantos sentidos que perdieron el rumbo, con el díscolo Andrea Iannone como fichaje estrella y el rookie Álex Rins como apuesta de futuro. La estrella italiana no fue tal y apenas rascó cuatro podios en dos años.

La apuesta de Rins sí funcionó. En todos los sentidos.

Después de un primer año complicado -con una lesión inicial y una interesante progresión al final-, despuntó en el segundo curso. Podio en la segunda carrera en Argentina y segundo puesto en Assen, compensó así una primera mitad de año plagada de ceros para terminar en todo lo alto: tres podios en las cuatro últimas carreras y dentro del top 6 en las siete últimas le llevaron a finalizar quinto.

Antes, había renovado para convertirse en el primer piloto en durar más de dos cursos en la nueva era Suzuki. A su lado llegó Joan Mir, repitiendo así dupla española tres años después.

Si la apuesta por Rins había funcionado, la dupla con Mir les llevaría al cielo.

Álex Rins se impone a Marc Márquez por 13 milésimas (Fotos: Gold & Goose).
Álex Rins se impone a Marc Márquez por 13 milésimas (Fotos: Gold & Goose).

En 2019, mientras Mir iba progresando con tiempo y paciencia, Rins consiguió convertirse en el primer piloto de la marca en lograr dos triunfos en la era MotoGP. Dos victorias inolvidables por los rivales a los que tuvo que batir: en Austin superó a Valentino Rossi y en Silverstone se impuso a Marc Márquez en un mano a mano histórico. Pese a lograr ‘solo’ otro podio más en Jerez, mejoró su clasificación anterior y terminó cuarto, igualando a Viñales y Hopkins.

LA CIMA DE MOTOGP

Llegó el pandémico 2020, que empezó con desastre: Rins no corrió en Jerez y Mir no acabó. El primer podio no llegó hasta la cuarta cita en Austria, donde Mir se estrenó en el cajón de la clase reina con un segundo puesto. Una semana más, en el mismo sitio, una bandera roja dejaba a Mir sin una victoria que tenía en el bolsillo. No salía nada.

En Misano todo cambió. Comenzó allí una racha espectacular de Joan Mir, con seis podios en siete carreras culminada con una victoria en Valencia (con Rins añadiendo cuatro podios más con triunfo en Aragón), lo que en un año extrañísimo donde la volatilidad se adueñó de la categoría reina le catapultó a lo alto de la clasificación y le dejó con bola de título para la segunda cita seguida en el Ricardo Tormo.

Un séptimo puesto fue suficiente para que Joan Mir se proclamase campeón del mundo de MotoGP, dos décadas después del último título de la marca, a cargo de Kenny Roberts Jr. en 500cc. La fiesta se culminó con el tercer puesto final de Álex Rins y el título mundial por equipos.

Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP con Suzuki
Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP con Suzuki

No fue fácil la resaca del título: en 2021 la GSX-RR no evolucionó lo suficiente y fue imposible defender el trono para Joan Mir, que hizo una dignísima temporada con seis podios y hasta once carreras en el top 5 para concluir el curso en tercera posición. Mucho peor fue el año de Álex Rins, que apenas rascó un podio en Silverstone.

EL APOCALIPSIS...

Cambiaron las tornas en este 2022, donde ambos arrancaron de forma prometedora. Algo mejor Rins, que en cinco carreras sumó dos podios y no se bajó del top 7 para coliderar la general tras Portimao, donde Mir había cosechado su primer cero después de dos sextos y dos cuartos puestos. Quizás faltaba un pasito, pero la inercia era buena. De repente, todo se fundió a negro. La noticia trascendió a la prensa casi al mismo tiempo que la recibían los miembros del equipo.

Se acabó.

El sueño tenía fecha de caducidad: el 6 de noviembre, en el Circuit Ricardo Tormo, la persiana del box del Team Suzuki Ecstar bajaría como todas las demás, pero no se abriría dos días más tarde para el test. Las GSX-RR acabarían en algún cajón rumbo a algún museo o vete a saber.

Álex Rins supera a su compañero Joan Mir, MotoGP Assen 2022
Álex Rins supera a su compañero Joan Mir, MotoGP Assen 2022

La noticia sumió al equipo en un letargo de meses, dando al traste con cualquier opción de pelear por los títulos. La moto no podía haberse vuelto mala de un GP a otro, pero el estado anímico es un componente tan importante como a menudo infravalorado en el motociclismo, y el del box azul estaba por los suelos, como es normal.

13 carreras sin pisar el cajón eran demasiadas para un equipo que se había vuelto un habitual del podio. No en vano era su mayor sequía desde aquel 2017 que pasaron en blanco. Por no hablar de las 37 carreras sin conseguir la victoria, que llegarían a 40 en Valencia. Una cuarentena más dura que la del Covid-19.

Para colmo, Mir se había perdido cuatro carreras por lesión, lo que permitió dar a Kazuki Watanabe el premio del debut, ver a Danilo Petrucci vestido de azul y dar un último baile a Takuya Tsuda. Solamente faltó añadir a Sylvain Guintoli, pero esa es otra historia.

... Y LA APOTEOSIS

En Australia volvió Mir a pista y Rins devolvió a Suzuki a lo alto, conteniendo a Marc Márquez para recordar a todo el mundo que, el día que el 42 está en simbiosis con la GSX-RR, se torna infranqueable. El triunfo de Phillip Island fue un bálsamo, pero el catalán todavía se guardaba un as en la manga. En Valencia, cuando todo el mundo se preparaba para ver cataratas de lágrimas de tristeza en el box del Ecstar, Álex Rins decidió convertir el apocalipsis en la apoteosis.

Álex Rins festeja la victoria en Valencia en el adiós de Suzuki a MotoGP
Álex Rins festeja la victoria en Valencia en el adiós de Suzuki a MotoGP

Como si fuera el director de la orquesta del Titanic, decidió dar espectáculo hasta el último momento y dar el mejor final posible a una historia increíble, que contradice el manido refrán de que si lo bueno es breve es dos veces bueno.

Por eso resulta imposible de perdonar el adiós de Suzuki. Porque hace apenas una década se fueron con la promesa de volver más fuertes y la cumplieron más allá de lo que ellos mismos podían soñar.

Porque cuando se enfría el éxtasis de ver a la Suzuki GSX-RR en su último día en MotoGP, lo que queda es un vacío inexplicable. Porque cuando empiece MotoGP 2023, no estará en pista la marca ganadora de la última carrera y eso resulta imposible de comprender.

Y no se puede perdonar lo que no se puede explicar. Al menos no todavía.

RESULTADOS Y ESTADÍSTICAS SUZUKI MOTOGP (2014-2022)

Suzuki se despide de estas ocho temporadas con 144 grandes premios disputados, en los que han conseguido 1 título, 7 victorias, 38 podios, 1 pole, 9 vueltas rápidas y 2.110 puntos.

Estas son las posiciones finales de cada piloto por temporada:

Estadísticas completas por piloto de Suzuki en su última era en MotoGP:

Los 10 pilotos de Suzuki en su última época en MotoGP

Galería relacionada

Pilotos Suzuki MotoGP (2014-2022)

Álex Rins festeja la victoria en Valencia en el adiós de Suzuki a MotoGP

Relacionado

Álex Rins y la orquesta del Titanic

Joan Mir campeón del mundo de MotoGP 2020.

Relacionado

Joan Mir, campeón del mundo de MotoGP 2020