Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse una naked ultraligera con más de 200 cv

Probablemente ya hayas dado con alguna foto de la Suzuki Virus en las últimas temporadas pero ninguna como ésta; una preparación en busca del mayor rendimiento para una súper naked sin igual.
Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse una naked ultraligera con más de 200 cv
Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse la súper naked que Suzuki todavía no produce

No hace tanto que Suzuki sometió a una tremenda renovación interior y exterior a su legendaria Suzuki GSX-R 1000. En 2017, su año debut, fueron incluso capaces de conquistar el Tourist Trophy de la Isla de Man con Michael Dunlop pilotando la doble R, algo que dejaba muy claro el nivel la superbike japonesa. A Sergio Romero le dejó un muy buen sabor de boca cuando pudo ponerla a prueba en la presentación organizada por Suzuki en Phillip Island.

Un año más tarde, metidos de lleno en pleno apogio de las súper nakeds, Suzuki Suiza se saca de la manga un kit de preparación para poner sobre la mesa una moto que se echa mucho de menos en el catalogo azulón. Se trataba de la Suzuki Virus, una súper naked que por prestaciones e imagen entraba en directa competición con máquinas como la KTM Super Duke 1290 R, Yamaha MT-10 o Aprilia Tuono V4 1100. Sí, es cierto que los de Hamamatsu comercializan la GSX-S 1000, heredando el propulsor de la GSX-R de 2005, pero en cuanto a prestaciones se refiere queda algo por detrás de sus rivales.

Lo presentan en la feria más importante del país, el Swiss-Moto y de inmediato llama la atención de toda la comunidad, vendiendo los primeros kits. La modificación, no obstante, se centra en el exterior de la moto. Los semimanillares por debajo de la tija se sustituyen por un manillar alto, relativamente ancho, y además pierde el carenado para convertirse en una naked con una quilla, unos paneles laterales y una nueva máscara frontal inspirada en las líneas de la GSX-R. En 2019, lejos de abandonar el proyecto, continúan mejorándolo con un manillar Montacc, iluminación LED etc… Momento en el que los compañeros de 1000PS deciden hacerse con una GSX-R, encargar el kit y de paso una lista de componentes de la más alta calidad para conseguir la naked Suzuki definitiva.

Suzuki Virus 1000 R, máxima eficiencia

Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse la súper naked que Suzuki todavía no produce

Suzuki Virus 1000 R. Foto | Lakonur

El proyecto gusta y pronto aparecen diversas empresas del sector, saben que el resultado será una moto que llamará mucho la atención en todas las plataformas. Así, empresas como Lightech, Akrapovic, Thyssenkrupp, Ilmberger Carbon, Magura o HEL se suben al carro y cada uno pondrá lo mejor de su catálogo, echando toda la carne al asador. El primer paso es, como es lógico, hacerse con una Suzuki GSX-R 1000 R, que se encarga a Suzuki Bogoly. El siguiente es el pedido del kit Virus a Suzuki Suiza, que transcurre sin ningún contratiempo y llega rápido al país vecino. En apenas unas horas de trabajo, la superbike ganadora del TT en 2017 se ha convertido en toda una bestia sin carenado.

Publicidad

Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse la súper naked que Suzuki todavía no produce

Suzuki Virus 1000 R, bomba de freno Magura y protector del freno delantero. Foto | Lakonur

En lo que a electrónica respecta, no se hacen grandes cambios pues será necesaria para el uso "de calle" con esporádicas visitas al circuito que se le pretende dar. Eso sí, se invierte en mejorar la frenada con latiguillos metálicos HEL y la instalación de una bomba de freno radial Magura HC3. Además, se sustituyen los discos de freno originales por unos Moto-Master Halo T-Floater 6.0 Racing Disc, utilizados por algunos equipos en el campeonato del mundo de Superbike.

Para hacer más llevadera la postura de conducción, se sustituyen las estriberas originales por unas Lightech, que permiten "desradicalizar" la posición original de los pies pero manteniendo una agarre perfecto con la bota. De la misma compañía se montan protectores laterales, la maneta del embrague y la protección en fibra de carbono de la misma.

Suzuki Virus 1000 R, o cómo hacerse la súper naked que Suzuki todavía no produce

Suzuki Virus 1000 R, detalle del protector del chasis. Foto | Lakonur

Por último pero no menos importante, se hace una gran apuesta por la fibra de carbono. Ilmberger se encargan de la protección del chasis, basculante y cárter. Además, se montan unas llantas en fibra de carbono de la compañía alemana, TKCC, que ofrecen una importante reducción de 2kg peso respecto a las originales de aluminio en un punto clave para el comportamiento de la moto. Por si fuera poco, el ex-campeón del campeonato alemán de Superbike, Martin Bauer, especialista en suspensiones, se encarga de la apuesta a punto de la horquilla delantera y el amortiguador trasero.

El propulsor no se ha modificado para no comprometer su fiabilidad pero sí se ha montado un escape Akrapovic, restando 1,3kg a la báscula y mejorando ligeramente tanto el par como la potencia máxima.

El resultado es una moto que, a pesar de haber suavizado algunas de su características, todavía se comporta como una máquina de altas prestaciones, con una agilidad pasmosa para enlazar curvas y una facilidad increíble para ponerser a una rueda en tercera o cuarta marcha a golpe de gas. Eso sí, todavía hay detalles por pulir: es muy nerviosa y falta tacto en el tren delantero.

Llegados a este punto te preguntarás, con toda la razón del mundo, si hacen falta más de 200 cv en una moto sin protección aerodinámica. La respuesta variará entre usuarios, pero la verdad es que hoy en día motos como la espectacular Ducati Streetfighter V4 reciben todo tipo de elogios. Y a ti, ¿te gustaría ver algo así llevada a la producción en serie?

Fotos | lakonur

Publicidad
También te puede interesar

¿Puede la fibra de carbono sustituir al aluminio en un futuro a corto o medio plazo? Así está reinventando una firma alemana la producción de estos componentes para lograrlo.

¿Hasta qué punto llegarán las superbike del futuro? Esta edición limitada de la Suzuki GSX-R 1000R es un buen indicador.