¿Cómo ser profesores de autoescuela reconocidos por la DGT?

Para poder dar clases en una autoescuela es necesario pasar por una serie de pruebas teóricas y prácticas.

Uno de los profesores de autoescuela reconocidos por la DGT. Fuente: iStock/didesign021
Uno de los profesores de autoescuela reconocidos por la DGT. Fuente: iStock/didesign021

Los buenos profesores son esenciales cuando nos encontramos en un proceso de aprendizaje, ya que con su sabiduría son capaces de que cualquier alumno se sienta motivado y avance en su evolución. Esto sucede a todos los niveles y en una autoescuela no podría ser menos. Contar con un buen instructor de moto es muy importante para no tener miedo en el momento de salir a circular y cuando hay que realizar las maniobras necesarias para superar el examen que otorgue la posibilidad de manejar una motocicleta (AB, A1 y A2).

La profesión de profesor de autoescuela además es una buena salida profesional para muchas personas que tienen vocación por enseñar o a las que les gusta conducir (de lo contrario, será complicado que sean buenos profesores). Pero ¿qué requisitos existen para ser profesores?

Cómo ser profesores reconocidos por la DGT

Los requisitos que son necesarios para poder optar a ser profesor de autoescuela son los siguientes: 

  • Hay que tener como mínimo el título de la ESO (Educación Secundaria Obligatoria) o un equivalente al mismo.
  • Se debe tener una antigüedad de dos años con el carnet B.
Clase teórica en una autoescuela. Fuente: iStock/bokan76
Clase teórica en una autoescuela. Fuente: iStock/bokan76.

Si se cumplen sendas condiciones, es el momento de presentarse a las pruebas que realiza la DGT con el objetivo de conseguir el título oficial. Estas se dividen en las siguientes fases:

  • Previa. Se podría decir que es una fase en la que el demandante debe pasar una prueba teórica y otra práctica sin fallos, ya que cualquier conductor habría de estar preparado para ello. Es un paso en el que la DGT hace un primer filtro para quienes realmente pueden estar preparados para ser profesores de autoescuela.
  • Fase a distancia. En ella se dan dos evaluaciones compuestas por exámenes de tipo test en los que se deberán controlar los temas relativos a las normas y señales reguladoras de la circulación vial, cuestiones de seguridad vial, reglamentación general de vehículos, seguro de automóviles, la normativa que regula los permisos de conducción y la normativa por la que se regula el aprendizaje de la conducción y la de los centros de formación de conductores. A eso se añade pedagogía y psicología aplicadas a la conducción.
  • Fase presencial. Este curso de diez semanas es obligatorio y en él se enseña a dar clases y a manejar los vehículos adaptados (en el caso de los coches). Se trata de una evaluación continua.

El coste de todo el proceso suele superar los 2.000 euros. Por un lado hay que pagar una tasa de Derechos de examen de profesores formación vial y directores escuelas conductores, cuyo coste asciende a 45,77 euros y por otro lado hay que pagar a los centros de formación que dan los cursos. En este caso el precio puede variar dependiendo de cada uno, aunque suele rondar los 2.000 euros.

Una vez superadas todas las fases, el demandante se convierte en profesor de autoescuela. En este sentido, cabe señalar que para ser profesor de motos con el permiso A debe trabajar en una autoescuela que pueda impartir esta formación, es decir, que ya haya impartido durante un mínimo de dos años cursos de conducción segura para motoristas.

Archivado en:

Relacionado

Por qué hay tantos suspensos en el examen teórico del carné en España

Joven haciendo un test para preparar el examen de moto. Fuente: iStock / damircudic

Relacionado

¿Cuántas preguntas tiene el examen de moto?

Los mejores vídeos