Píldoras Jerez 2017 (8): Por qué Honda renueva a Dani Pedrosa

¿Y si, en realidad, nos estamos haciendo la pregunta equivocada cada dos temporadas?
Nacho González -
Píldoras Jerez 2017 (8): Por qué Honda renueva a Dani Pedrosa
Píldoras Jerez 2017 (8): Por qué Honda renueva a Dani Pedrosa

Cuando la carrera de MotoGP se tranquilizó tras la fogosidad inicial y el show de Johann Zarco, mi aliciente desde la grada era establecer el cálculo visual de la diferencia entre Dani Pedrosa y Marc Márquez, utilizando el piano de la curva Nieto como eje de referencia. Aun sabiendo que la gran salida del 26 reafirmaba su favoritismo –cuando rueda solo y con ritmo siempre lo es-, tener al 93 a un segundo es el antónimo de la tranquilidad.

Hubo un conato de acercamiento del campeón, golpe que Pedrosa paró sin inmutarse. Había hecho la pole, la vuelta rápida y dominaba de principio a fin. En las últimas vueltas, donde un impotente Márquez se veía incapaz de enjugar la desventaja hasta el punto de dar por bueno un segundo puesto -algo que sabemos que ha aprendido a hacer por el bien supremo del título pero que odia por ir en contra de su propia esencia-, pensaba en las recurrentes reticencias cada vez que Honda anuncia su renovación.

“¿Por qué Honda renueva a Dani Pedrosa?”, se preguntan las masas cada dos años. Viéndole en Jerez, la pregunta parece mal planteada. ¿Por qué iba Honda a dejar escapar a Pedrosa? La marca más laureada de la historia no deja nada al azar, y prescindir de Dani sería entregar a una marca rival a un tipo capaz de dominar a su antojo, en uno de los circuitos más técnicos, al campeón de tres de las últimas cuatro temporadas.

No hay, en el mercado actual, ningún piloto capaz de ser ese contrapunto ideal a Márquez. Capaz de aportar la finura necesaria para entender dónde está Honda cada año y que Marc, por su innata capacidad de ir rápido con una cafetera a ruedas, no puede aportar. Un piloto que, en sus peores temporadas, cuando se le olvidó sonreír, siguió ganando. 16 años seguidos.

Encima, ahora sonríe. Resucitado, renacido, reinventado. Su lenguaje corporal es otro. Ha sustituido trabajadores por amigos para ser feliz. Porque él mismo lo ha dicho: un piloto contento es un piloto rápido. Por eso, cuando dentro de un año, Honda le vuelva a ofrecer la renovación hasta 2020, sería conveniente hacerse la pregunta adecuada: ¿Por qué iba Honda a dejar escapar a Pedrosa?

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...