Carlos Tatay: Alas Abiertas

Píldoras 2019, capítulo 15: Carlos Tatay, ganador de la MotoGP Rookies Cup.

Carlos Tatay (Foto: Gold & Goose).
Carlos Tatay (Foto: Gold & Goose).

El destino es caprichoso y mientras la afición española se despide del número 99 de Jorge Lorenzo en MotoGP, en 2020 recibirá a un número 99, esta vez en Moto3: el valenciano Carlos Tatay. Después de un año brillando allá por donde ha competido, ha conseguido un contrato de dos años con el Avintia Racing.

No es ningún secreto que la inmensa cantidad de jóvenes talentos españoles hace que el acceso al Mundial esté más complicado que para los de otros países. Sin ir más lejos en el Mundial de Moto3 2020 estarán el suizo Jason Dupasquier o el austriaco Max Kofler, dos prometedores pilotos que han mostrado buenas maneras pero que no han brillado especialmente en las principales categorías de acceso.

Por el contrario, Tatay ha brillado en las dos. Subcampeón del mundo junior de Moto3 y ganador de la Red Bull MotoGP Rookies Cup, siendo el piloto que mejor ha compaginado ambos certámenes superando a Raúl Fernández: el madrileño acabó tercero en ambos en 2016, lo cual no le sirvió para llegar al Mundial. Ya se sabe, demasiados españoles…

Hubo momentos en los que llegó a pensarse que Tatay podría quedarse sin hueco en el panorama mundialista, debido a la reorganización de equipos en Moto2 y Moto3 con vistas a que todos los equipos tengan dos pilotos. Sin embargo, al final se impuso la lógica y Tatay estará con una KTM de la estructura andorrana, siendo el único de las tres categorías que no tendrá compañero de equipo.

Solucionado el futuro, toca repasar lo hecho por Tatay en este 2019, donde ha ido aumentando la confianza en sí mismo: en la Rookies se sentía candidato, y con la lesión de Yuki Kunii se convirtió en dueño y señor de la copa de promoción: tras ser segundo en la primera carrera ganó las cuatro siguientes. Desde ahí se dedicó a pensar en clave de título.

Nada que ver con su desarrollo en el FIM CEV. Tras haber saltado de la European Talent Cup a Moto3 a mediados de 2018, comenzó 2019 con dos sextos puestos y dos ceros en cuatro carreras. Arrasaba en la Rookies, sufría en el FIM CEV. Hasta que ganó en Montmeló por una sanción a Jeremy Alcoba. Siete días más tarde debutó en el Mundial y cogió puntos.

Y así comenzó su tramo final de temporada. Con 16 años exhibió una madurez exquisita: se aferró al podio en la Rookies Cup para ser campeón con dos carreras de margen y poder hacer wild card en Aragón, metiéndose en primera línea. Y si en la Rookies tiraba de calculadora, en Moto3 iba con todo, logrando tres victorias en las últimas cinco carreras para ser subcampeón.

Como si hubiera pegado un trago de la bebida energética de la competición que ha ganado, Tatay ha abierto las alas y ha despegado. Se dice que lo fácil es llegar, pero hasta ahora nadie había llegado después de un año tan brillante. Ahora es cuando empieza lo difícil: seguir volando.

Fabio Quartararo (Foto: Gold & Goose).

Relacionado

Fabio Quartararo: Irreductible galo

Scott Redding (Foto: Ducati).

Relacionado

Scott Redding: Talento desnudo