Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La nueva Harley-Davidson FXDR 114 se une a la amplia familia Softail con un diseño realmente espectacular y la imagen de un verdadero dragster de carreras de aceleración, una moto impactante no sólo por su estética, sino también por su funcionamiento.
Pepe Burgaleta -
Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones
Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La ampliación de la** gama Softail de Harley-Davidson** no deja de sorprendernos. A los productos tradicionales de aspecto clásico como las Harley-Davidson Softail Heritage Classic, Softail De Luxe, o Softail Slim, se han unido modelos que plantean nuevas vías como la revisada Softail Fat Bob, y ahora llega una moto sin antecedentes como esta Harley-Davidson Softail FXDR 114, inspirada en la estética dragster, y que aunque en algunos aspectos puede estar cercana a su hermana la Harley-Davidson Softail Breakout, está claro que se inspira en los modelos más radicales de las extintas Harley-Davidson V-Rod, que llegaron a tener una versión puramente para estas carreras, la** Destroyer**, que bien habría podido ser su sobrenombre.

La nueva Harley-Davidson Softail FXDR 114 es la única en el catálogo de la marca que** no tiene un nombre**, únicamente su denominación, y esa “R” con que finaliza es toda una declaración de intenciones.

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Señas de identidad de la Harley-Davidson Softail FXDR 114

En el catálogo de Harley-Davidson hay muchos modelos, algunos de ellos no son fáciles de identificar por los no iniciados, porque dentro de una familia pueden diferenciarse simplemente por algunos componentes como el manillar, las llantas, el asiento o las ópticas. En el caso de la Harley-Davidson Softail FXDR 114 no hay duda que se trata de una moto única en la familia y en la marca, incluso aunque comparta la mayor parte de su mecánica con otros motores, comenzando con su propulsor.

Se trata de la versión 114 del V2 americano, la de mayor capacidad si exceptuamos las de los modelos especiales CVO, que aunque no declara oficialmente cifras de potencia máxima, rinde aproximadamente unos 95 CV en el eje del cigüeñal, con una cifra de par a medio régimen desorbitante, 160 Nm a 3.500 rpm**. La capacidad de aceleración es uno de los grandes atractivos** de esta moto y la esencia de su diseño, y la integración de esta versión del motor parecía casi imprescindible. La Harley-Davidson Softail FXDR 114 estuvo justo antes de nuestra primera toma de contacto en Denver en la cita del Campeonato Pro Stock de la NHRA, y la versión estándar logró en el cuarto de milla, nuestros 400 m, un tiempo de 11,4 s, rebajado considerablemente con las preparaciones Screamin’Eagle Stage IV del motor.

Las especificaciones del motor no cambian mucho respecto a otros modelos como la Harley-Davidson Softail Breakout o la Harley-Davidson Softail Fat Bob 114, pero tiene ligeras diferencias debido al sistema de admisión que dispone de un cartucho de papel orientado en el sentido de la marcha y que proporciona un mayor flujo de aire que los estándar del resto de los modelos, y también un escape 2 en 1 especialmente diseñado para mejorar ligeramente la potencia máxima.

El empuje, como puede esperarse es tremendo desde abajo. No es un motor de altos vuelos, pero la patada desde abajo es considerable, sin la menor sensación de que aceleración se tome un respiro hasta que el motor deje de respirar. Lo cierto es que los nuevos motores Harley-Davidson Milwaukee Eight han supuesto un paso adelante, y más en modelos del estilo de la Harley-Davidson Softail FXDR 114, porque a sus innegables mayores prestaciones se suma una mayor suavidad de marcha.

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Cambio de senda en la Harley-Davidson Softail FXDR 114

Hasta ahora parecía que las Harley-Davidson renunciaban al empleo del aluminio en su parte ciclo por alguna razón filosófica. Obviamente este material estaba bien presente en el motor, pero más allá parecía convertirse en un anatema. La Harley-Davidson Softail FXDR 114 rompe parcialmente esta línea y ha sido equipada con un basculante de aluminio que pesa algo más de la mitad que los de acero que equipan sus hermanas.

Parece que el peso está empezando a ser un aspecto en el que fijarse en los nuevos diseños de la marca, y también se ha empleado aluminio en el subchasis trasero, que tiene el colín y el guardabarros de plástico, al igual que el de la rueda delantera, eliminando peso respecto a los de chapa tradicionales. Las llantas también son más ligeras, la delantera de cinco radios y la trasera lenticular pesa casi un kilo menos que la de la Harley-Davidson Softail Breakout. El manillar convencional se ha sustituido por dos semimanillares anclados directamente a la parte superior de las botellas de la horquilla, también fabricados en aluminio. No es que no quede un ingente trabajo en este sentido, pero desde luego es un primer paso.

Otro aspecto en el que se ha trabajado en la Harley-Davidson Softail FXDR 114 es su capacidad deportiva. El ángulo de inclinación es de 32,5°, no es que sea una cifra que resulte precisamente asombrosa para una deportiva, pero es la mayor de toda la gama Softail. Para lograrlo** se ha levantado la moto** con una horquilla invertida que tiene 130 mm de recorrido, y un amortiguador cuyos anclajes han ascendido 13 mm, y que mantiene el sistema de regulación de precarga remota del muelle.

La horquilla emplea un muelle con tres constantes diferentes. Otro punto revisado es la geometría delantera, que dispone de un avance de 120 mm, 25 mm menos que el de la Harley-Davidson Softal Breakout y 12 mm menos que en la Harley-Davidson Softail Fat Bob 114. El ángulo de dirección se ha desfasado 0,75° respecto al de su hermana la Fat Bob. Son todos movimientos en aras de lograr un mejor comportamiento deportivo en una moto cuyo aspecto, sin duda, está marcado por su enorme neumático trasero. El 240/40 posterior está además bien a la vista, porque el colín es muy corto, tanto que el guardabarros se ancla al basculante.

Originalmente la Harley-Davidson Softail FXDR 114 se vende como monoplaza, pero es posible sustituir la tapa posterior por un asiento e instalar reposapiés para un pasajero. También, como no podía ser de otra manera, están disponibles un motón de tapas de alumino anodizadas en color negro o bronce, y un escape Screamin’ Eagle de titanio y fibra de carbono que está disponible en los niveles de preparación del I al IV, y que pesa la mitad que el original.

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

La fuerza bruta de la Harley-Davidson FXDR 114

Harley-Davidson ha planteado su FXDR 114 como una moto brutal, lo es por su aspecto, por sus medidas, por el empuje de su motor, por su tremendo neumático posterior, y la consecuencia de todo ello es una de las motos de la firma americana más atrevida en todos los sentidos.

La distancia entre ejes es ni más ni menos que de 1.738 mm, poco menos de lo que mide entera una moto pequeña, y se va hasta casi dos metros y medio de longitud total, a esto hay que añadir una geometría que en términos absolutos sigue siendo de custom, y una goma posterior que se tiene que desplazar hacia los lados en las curvas el doble que la delantera, lo que obliga a que a efectos prácticos la moto las trace girada hacia el interior. No pienses que se trata de un juguete, para moverla hay que actuar con decisión, empleando el cuerpo y dejando los brazos lo más libres posibles, sólo así no acabarás hecho polvo en un corto trayecto.

Estas dimensiones se combinan con una posición de conducción que Harley-Davidson define como deportiva, pero no extrema, pero para los que no tengan una buena talla sí que lo va a ser. El asiento está situado como siempre muy abajo, a sólo 720 mm del suelo, lo que es una ayuda para mover en maniobras los 303 kg de la moto llena. Sin embargo, un asiento bajo obliga a unos estribos adelantados para elevarlos del suelo sin que las piernas adopten una curva imposible.

El triángulo se cierra con unos semimanillares planos, rectos y bastante adelantados, que te llevan a lanzar los brazos hacia delante casi en posición recta. Y cuando la conduces aprovechando su aceleración de semáforo en semáforo, o en las interminables rectas de los Estados Unidos, todo funciona bien, pero cuando se trata de trazar lo más deprisa posible curvas lentas, la cosa cambia.

En trazados amplios la Harley-Davidson Softail FXDR 114 se maneja bien, tienes que tener en cuenta las dimensiones del neumático trasero, un** Michelin Scorcher 11 diseñado para poder aprovechar toda su sección, que es muy plana, pero puedes circular deprisa aprovechando el motor y la rigidez general de la moto. Cuando el trazado se cierra, tienes que aprovechar toda la capacidad de inclinación de la moto, lo que implica llevar el neumático trasero a su zona lateral, en la que el perfil se redondea y cuesta más tumbarla.Los estribos siguen relativamente cerca del suelo**, pero lo que notarás rozando en el suelo antes son los talones de tus botas.

Los frenos cumplen, con un ABS que salta relativamente pronto si conduces bruscamente, pero que mantiene la moto deteniéndose. Como el recorrido trasero es algo corto, en zonas de baches, como la mayoría de las carreteras griegas en las que realizamos esta primera toma de contacto, conviene aumentar la precarga para evitar topes que en la posición en que conduces van directamente a tu espalda.

En cualquier caso esta nueva Harley-Davidson Softail FXDR 114 es una de las motos más espectaculares que te puedes encontrar, en cualquiera de sus colores, incluso Harley-Davidson la ha pintado de blanco. Grande, potente, musculosa, con una** posición de dragster**, que es al fin y al cabo a lo que más se parece, una bestia de aceleración que ha salido de las pistas del cuarto de milla para poder ser utilizada en la calle.

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Harley-Davidson Softail FXDR 114, prueba, ficha técnica y primeras impresiones

Galería relacionada

Harley-Davidson Softail FXDR 114

Te recomendamos

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...

Que la capacidad de carga no sea un problema. Bolsas, baúles, maletas, alforjas, moch...

La tercera edición del BMW Heritage Custom project se ha llevado a cabo con mucho éxi...

Espacio de carga, confort en viaje y capacidad para dormir en su interior hacen de lo...