Kawasaki Z H2, prueba en profundidad

Disponer de toda la potencia que puedas imaginar sin más que girar el acelerador es el sueño de cualquiera, es lo que permite la sobrealimentación de los motores H2 de Kawasaki, aunque para hacerlo a pecho descubierto necesitas realmente desear sensaciones fuertes.
Pepe Burgaleta -
Fotos: Jaime Olivares. Colabora: Sergio Fernández