CFMoto TK 650, una moto gran turismo a un precio contenido

La CFMoto TK 650 ofrece muy buen equipamiento a un precio que apenas supera los 8.500 euros.
Luis López. Fotos: Juan Sanz -
CFMoto TK 650, una moto gran turismo a un precio contenido
CFMoto TK 650, una moto gran turismo a un precio contenido

Aquí tienes una versión de la inimitable BMW R 1200 RT al estilo CFMoto, la CFMoto TK 650, lo que significa que también es una bicilíndrica, pero no bóxer sino twin paralelo y tampoco con 1170 centímetros cúbicos de capacidad interna, sino 649 cc; también le quedan lejos los 125 CV de la alemana, pero la verdad es que esta CFMoto TK 650 aprovecha bastante bien los 61 CV de la versión naked que ha servido de trampolín para la comercialización de la GT, la CFMoto NK 650.

Precio y tamaño reducido

Un primer vestazo a esta CFMoto TK 650 nos indicará que se trata de una moto impactante. No deja de ser una «seis y medio», pero su presencia es demoledora. La amplitud del carenado o el espacio que ocupan sus espejos retrovisores, los cuales alojan sendos indicadores de dirección, hablan muy bien del conjunto.

El asiento es enorme y marca, incluso tal vez demasiado, una segunda altura destinada al pasajero. Lo mejor para este será que la distancia entre el propio asiento y los estribos es la suficiente como para no quejarse en confort y posición de las piernas, mientras que lo que de verdad valora el piloto en este aspecto es la reducida altura de su espacio al suelo: prácticamente cualquier usuario puede sentarse y plantar ambos pies en tierra firme sin aparentes dificultades. Todo ello, unido a lo manejable que resulta la CFMoto TK 650 en marcha y el contenido peso del conjunto, conseguirá atraer las miradas de los que buscan, y no encuentran, una moto de gran turismo sin que dimensiones o precio les tire por tierra sus deseos.

Hay muchos detalles que siguen sorprendiéndonos una vez sentados en ella. Mira las piñas: cada mando tiene un color diferente, mientras que el correspondiente a regular la altura de la pantalla se encuentra bien dimensionado y separado del resto. Parte del mismo soporte recoge a su vez el botón «mode» que actúa sobre las dos curvas de motor disponibles. Y atención, porque disponemos de palancas de freno y embrague regulables en distancia, rematando la bomba de freno con depósito transparente, latiguillos metálicos y pinzas J.Juan. No, no frena mal precisamente.

Es rápida pero vibra mucho

Como te digo, el twin paralelo no da la sensación de quedarse corto en un uso estándar de la CFMoto TK 650. Mientras circulas a baja velocidad dando los primeros pasos a sus mandos, la moto se muestra dulce con el piloto. Todo es suave y fluído aunque, en realidad, la primera sorpresa nos la llevamos al colocar las manos sobre su manillar. Queda demasiado cerca del torso del piloto. Los estribos también pasan factura de la escasa distancia del asiento al suelo, y quedan algo cerca de nuestras posaderas. Lo notarás si eres de piernas largas, aunque si te soy sincero me olvidé un poco de esto a medida que pasaban los kilómetros a los mandos de la CFMoto TK 650.

Las suspensiones ofrecen un tacto suave, en línea con el resto de la moto. Acompaña también el cambio, con una palanca que lanza al piloto información precisa de lo que sucede en su interior. Todo correcto a bajo y medio régimen.

Pero la situación cambia a medida que lanzamos la aguja de la mitad de la esfera hacia arriba. Aparecen molestas vibraciones que no le sientan nada bien al conjunto. El cambio comienza a resentirse si subes rápido de marcha y la armonía que encontrábamos al principio comienza a disiparse. Bien es cierto que estamos hablando de un rodar alegre y tal vez algo fuera de lugar en una moto de carácter más sosegado. El modo «Sport» le ofrece al motor más brío y cierta garra respecto a la segunda curva disponible. Sin embargo, lo obtenido es a cambio, como digo, de una ración extra de vibraciones que llegan al piloto de manera instantánea.

En cierto modo no hay de qué preocuparse mientras la conducción sea suave y a ritmos estrictamente legales. Las recuperaciones son menos instantáneas a medida que sea superior la marcha engranada de las seis disponibles; desde luego, se trata de algo obvio que no empaña el rendimiento del bicilindrico, lo que no significa que le cueste un poco recuperar régimen a cambio de un sonido y tacto ciertamente tosco, mientras persigue la recuperación requerida.

Es probable que, a la vista de nuestras expectativas, buscáramos ese «algo más» que encuentras en una GT, como una amplia capacidad en sus maletas o una apertura y cierre fáciles; no es exactamente así en la CFMoto TK 650, pero tampoco sería justo exigirle el máximo nivel a una moto de corte más bien utilitario. Además, siempre que el viaje no sea tan largo como para requerir mayor capacidad de carga, la CFMoto cumple con el cometido. Una GT por menos de 9.000 euros «a estrenar» no es algo que pueda considerarse habitual. Los chinos piensan en todo.

Nuestra opinión de la CFMoto TK 650

Con un aspecto estupendo y un precio atractivo, la CFMoto TK 650 viene a estrechar los lazos entre moto asequible y turismo de cierto porte. Apenas las vibraciones de un motor «nervioso», la capacidad de las maletas o la ausencia de caballete central consiguen empañar su labor, pero lo cierto es que resulta extraño que detalles como lo atrasado del manillar consigan restarle puntos a un confort evidente por muchos otros parámetros, como la regulación electrónica de la altura de la pantalla o el amplio y mullido asiento para piloto y pasajero. Llegas bien al suelo con ambos pies y es fácil de conducir para tratarse de una GT «a escala»

Te recomendamos

Con dos modalidades para elegir: 23,5 y 13 kilómetros....

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...