Ducati Hypermotard 796

Prueba a fondo con Emilio Zamora. Ducati ha sacado una Hypemortard 796 a escala de la 1100 que ya conocíamos y en ella ha mantenido la imagen y el espíritu de la marca, pero ha ampliado sus horizontes en cuanto a polivalencia se refiere. Vamos, una Hypermotard para todos, una para ti...
Sergio Romero | Fotos: Jaime de Diego -
Ducati Hypermotard 796
Ducati Hypermotard 796

Ring, ring, ring... Me llaman. Un colega, para ver qué tal.
"¿Qué pasa, dónde estabas?".

"He estado probando la nueva Ducati Hypermotard con Emilio Zamora".

"Está guapa esa moto, ¿no es una 1100?".

"Hay una 1100 que acaban de renovar, pero ahora han presentado también la 796, aprovechando el motor de la Monster S2R y es con la que hemos estado hoy. Por fuera es prácticamente igual a la Hypermotard grande que tanto ha gustado desde que la vimos por primera vez en el Salón de Milán. Con la nueva han buscado una opción más asequible para todo el mundo, porque es más bajita, manejable y fácil de llevar".

"¿Pero es una supermotard o una moto para ir por ciudad?"

"La verdad es que el diseño es como el de las supermotard, pero es mucho más completa que las motos más radicales de ese tipo. La puedes usar todos los días y para casi todo. Estéticamente es muy llamativa, ya que tiene una carrocería mínima y agresiva, y además hay detalles como el basculante monobrazo o la horquilla invertida con "frenos buenos", que le dan un toque deportivo. El asiento está más bajo que en la 1100 pero mantiene la postura natural que adoptó ésta en su última versión. En las primeras Hypermotard se cargaba mucho peso sobre la rueda delantera, ya que el manillar quedaba bastante bajo, así que tardabas un poco en hacerte a esa curiosa posición. En la 796 todo es natural, gira suficiente, el tacto de los mandos es suave y no requiere gran experiencia para controlarla con soltura. No parece una Ducati de las de antes... El cuadro de mandos, que viene de la Streetfighter, está muy bien acabado y ofrece una fácil lectura, algo que tampoco tenían las primeras Hypermotard 1100. Hay mucha información y cuenta incluso con la toma de datos DDA (Ducati Data Analyzer). Ya sabes que las motos italianas se han caracterizado por tener chasis rígidos y componentes deportivos en la parte ciclo. En esta nueva 796 hay una parte de esto, porque el chasis multitubular, marca de la casa, es rígido, pero el conjunto en general es muy suave y agradable. Eso no quiere decir que si le buscas las cosquillas no vaya a funcionar bien, de hecho puedes ir muy rápido en tramos de montaña. Además, se puede conducir como una supermotard, si sabes, o llevarla como una deportiva normal. La horquilla es suave y absorbe bien los baches, mientras que el amortiguador no resulta seco en ningún momento. Para rematar el conjunto tiene unos frenos espectaculares, con tacto y potencia de sobra para lo que se te ocurra".

Pirupipu, pirupipu, pirupupú... (tono Nokia). «Me están llamando por el móvil, luego te cuento».

Un poco de acción
Descuelgo. Emilio Zamora al otro lado de la línea.
"Hola tío, ¿cómo han quedado las fotos?".

"La verdad es que son espectaculares, da gusto trabajar con un profesional. Si la gente se subiese contigo en los caballitos y en los invertidos dejaría de ir al parque de atracciones... ¿qué te ha parecido la 796 en esta primera toma de contacto?".

"La primera sensación nada más subirme a la nueva Hyper ha sido sorprendente, es una moto que revoluciona el concepto motard-fun, llevándolo más allá. Esto es en primer lugar gracias a su motor bicilíndrico de 803 cc, mucho más suave, progresivo y lleno sobre todo a medio régimen, comparado con anteriores ediciones de este desmodrómico. Si a esto le añadimos una parte ciclo que te permite el máximo control de la moto, el resultado es uno de los modelos más polivalentes que nunca he probado. Considero que es excepcional para el uso diario, ya que permite moverse ágilmente en un ámbito urbano, gozar de esos pequeños desplazamientos del día a día, disfrutar de las curvas los fines de semana y además tendremos un juguete para quemar adrenalina en circuito. ¿Se le puede pedir algo más a una moto? ¿Y a ti que te pareció al probarla luego en carretera?".

"Pues me ha gustado mucho al llevarla después a nuestros "platós habituales". Se siente ligera y mucho más manejable que la 1100. En las curvas enlazadas cambia de dirección muy rápido a nada que hagas un poco de presión en el manillar y además es estable y precisa de dirección. Apuntas en una dirección y pasa por donde has decidido sin descolocarse en absoluto. Eso es lo bueno que tienen las motos no tan potentes, que es más fácil que ofrezcan un comportamiento equilibrado, incluso cuando te acercas a su límite. Las suspensiones también aguantan cuando aprietas el ritmo y puedes aprovechar el hundimiento de la horquilla para hacer que la moto gire con facilidad en el ápice de la curva. Tan sólo hay que estar un poco pendiente de los estribos, ya que en grandes inclinaciones rozan con facilidad. El motor es un acierto para este modelo, porque tiene potencia, ha dado 81 CV en nuestro banco (lo mismo que declaran), y además es muy dosificable. De hecho ha rendido la misma potencia que la anterior 1100. Tan sólo cocea ligeramente por debajo de 2.000 rpm, a partir de ahí entrega la potencia suave y linealmente hasta que corta encendido a 9.000 rpm. Es uno de los bicilíndricos más agradables que ha hecho la marca italiana. También ayuda el embrague APTC, sistema antibloqueo, que tiene un tacto muy suave en la maneta. Bueno Emilio, gracias por tu colaboración, seguiremos la evolución de tu Hypermotard 796 en las exhibiciones".
 

En resumen
Después de probarla en los diferentes ámbitos en lo que lo hacemos habitualmente y en condiciones especiales y controladas, con uno de los mejores "stunt" de nuestro país, se puede decir que esta nueva Hypermotard ha reunido con acierto muchas virtudes. Estéticamente tiene gancho y gracias a la cilindrada que ha adoptado ofrece suficientes prestaciones para rivalizar con la mayoría de las motos medias. Eso la convierte en una moto polivalente y capaz de satisfacer a un gran número de usuarios, ya sea en ciudad o en carretera. La Monster S2R ya demostró tener un gran potencial y un comportamiento excelente, y la 796 ha heredado estas cualidades, combinándolas con un concepto de moto divertida y actual. Una Hypermotard para ti.

 

Con la colaboración de Emilio Zamora.

Galería relacionada

Ducati Hypermotard 796

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

La promoción es válida para toda la gama de Ducati y Ducati Scrambler 2019 antes del ...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...