Honda CB 1000 R

Presentación de la nueva Honda CB. Tener la moto que te interesa, la que cuadra con tus necesidades y gustos es una garantía de disfrute. Si te gustan las naked potentes, las streetfighter más radicales, añade a tu lista de posibles la nueva Honda CB 1000 R. Porque en lo importante de la vida hay que elegir bien…
Guillermo Artola / Fotos: Francesc Montero & Friends -
Honda CB 1000 R
Honda CB 1000 R

Y puestos a elegir me acuerdo de «Aterriza como puedas». En aquella película, el jefe del aeropuerto responde a la presión que supone un avión cargado de pasajeros y sin piloto diciendo que «eligió un mal día para dejar de fumar», luego para dejar el café, después los tranquilizantes… etc.

Vale, pues nosotros elegimos un mal día para probar una moto de 125 CV, porque en los alrededores del Lago de Como, a unos 50 km de Milán, ese día cayó de todo menos billetes de quinientos euros. Llovió, llovió y llovió. Salimos del hotel y llovía. Rodamos por carretera hasta allí y llovía. Hicimos fotos de curvas y llovía y, cuando viajamos de vuelta a Milán para recoger el equipaje y tomar el avión… ¡has acertado! Seguía lloviendo.

Mandíbulas
Así, probar a conciencia una moto potente y destinada a las más increíbles piruetas y diabluras es directamente imposible. Dar gas a fondo en esas condiciones, con asfalto repulido por el inmenso tráfico que siempre circula por esas carreteras y que no evacua el agua, sería ponérsela por montera más pronto que tarde. Alguien tiene que hacer el trabajo sucio, y probamos lo que pudimos intentando que sólo nos dolieran las mandíbulas al acabar (por llevar apretados los dientes).

Empieza llamándote la atención la muy directa conexión entre puño de gas y rueda trasera. El motor ha sido retocado partiendo de uno de CBR 1000 RR para convertirlo en streetfighter, y la diferencia de potencia entre las dos versiones ya habla del margen que los técnicos de Honda han tenido para hacer su trabajo.

Cuando diseñas un motor de una cilindrada concreta para sacarle todo el rendimiento posible, como es el caso de una superbike de litro, tienes que «perder» a ciertos regímenes para ganar en otros. Si arriba, a tope de vueltas quieres 170 CV, no esperes un motor redondo y potente en bajos, al menos todo lo que podría ser. Bien, pues ahora estamos ante la maniobra contraria. Partiendo de un motor de CBR 1000 RR, un prodigio de versatilidad en sí mismo, las modificaciones que el responsable máximo nos cuenta en el recuadro de estas mismas páginas han configurado un motor delicioso, potente para una naked y, como decía más arriba, con una conexión directa entre puño de gas y rueda trasera.

Con «R»
Seguro que tú, que eres avispado y te fijas en los detalles, habrás notado que esta CB no se apellida F. Tradicionalmente han existido tres familias entre las cuatro cilindros en línea de la marca, las CBR, las CBF y las CB F, con cilindradas de 600 y 1000 en las dos primeras y de 600 y 900 en la última, la de las Hornet.

Entre estas últimas, la 600 ha pasado a tener bastidor de aluminio esta temporada. Sigue siendo un «monobackbone», espina central sobre el motor, y ha visto radicalizada su estética y su competitividad, pero ha perdido a su hermana mayor. La 900 deja de fabricarse (uno de los motores más fantásticos que recuerdo, por cierto), y la 1.000 cc pasa a denominarse CB 1000 R, porque no es una Hornet (reconoce que echabas de menos esta denominación desde que empezaste a leer esta presentación).

Como te puedes imaginar, asaeteamos a preguntas a los hombres de Honda presentes en Milán, y la respuesta fue siempre la misma. No se llama Hornet 1000 porque no es una Hornet. Es un concepto distinto, mucho más radical y tras construir una moto con un bastidor y un motor para este propósito, la vestimenta y detalles, como las suspensiones, las llantas de nueva factura y el basculante monobrazo, han acabado de decorar el pastel. Y no me negarás que les ha quedado atractiva.

¿Quieres una?
Y tras hacer algo más de un centenar de km en una CB 1000 R tengo que confesar que yo no quiero una… ¡quiero dos! Una para todos los días y otra para cuando tenga que dejarla en el taller para cambiar los neumáticos o hacer una revisión. Por ciudad va a ser una delicia para ti y para los que te vean pasar, pues llama la atención. El manillar alto, la posición de conducción y el buen ángulo de giro del manillar se encargarán de la ergonomía, y un propulsor redondo y lleno como un bombón de licor la moverán con alegría. Los frenos no tienen nada que envidiar a los de su prima la RR, y, si así lo quieres, podrás disponer de frenada combinada CBS y sistema antibloqueo ABS.

Como ves, un pastelito completo del que sabemos que vendrá en cuatro colores, que lo hará en junio de este mismo año y del que no conocemos el precio por ahora. En fin, que si tienes unos ahorrillos a buen recaudo, te está llegando el momento de cambiar de moto y habías pensado en una naked poderosa, divertida y versátil como ninguna, elegiste un buen momento para detenerte a leer MOTOCICLISMO. Y ya sabes la importancia de saber elegir bien…

*Puedes leer la presentación completa en el número 2.095 de la revista MOTOCICLISMO.


TODO LO PUBLICADO EN MOTOCICLISMO.ES SOBRE LA HONDA CB 1000 R

<

ul>

  • Honda CB 1000 R en el Salón de Milán
  • Análisis de la Honda CB 1000 R
  • Galería relacionada

    Honda CB 1000 R

    Te recomendamos

    Bridgestone nos presenta su nuevo neumático Weather Control A005, que mantiene un ren...

    No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...

    Spidi pone en el mercado un guante de piel de entretiempo. Ideal por su diseño para c...

    Accesorio universal para tu moto, muy fácil de instalar y realmente funcional. Válido...