Honda CB 1000 R

Prueba a fondo de la nueva maxinaked de Honda. Hasta hace bien poco la moto más parecida a la CB 1000 R la teníamos que buscar en el mundo de Akira, un cómic manga japonés, pero ahora la nueva creación de Honda te acerca más que nunca a ese futuro imaginario, tanto por sus prestaciones como por su increíble diseño.
Sergio Romero / Fotos: Juan Sanz -
Honda CB 1000 R
Honda CB 1000 R

Era un modelo que tarde o temprano tenía que llegar y es que desde 2002 Honda no había trabajado duro en un sector que está tomando fuerza. En aquel año apareció la CB 900, que utilizaba el motor de la inolvidable CBR 900. Dos años después el modelo recibió pequeños retoques y a partir de ese momento quedó en el olvido de los ingenieros japoneses. Como era de esperar, la deportiva ha sufrido una evolución incesante y se ha convertido en la CBR 1000 RR, la vigente campeona del mundo de SBK y una de las motos de calle más eficaces del mercado. Con este material en el garaje poco tenían que hacer, sobre el papel, para dar vida a una maxinaked.

Y eso es lo que ha sucedido. La marca del ala dorada se ha preocupado de poner en escena un modelo que sea atractivo y que además disponga de la tecnología necesaria para estar a la altura de las exigencias del mercado. Un mercado que, por cierto, lleva ya tiempo demandando este tipo de motos, dado que el exceso de prestaciones y el endurecimiento de las normas de circulación ha aumentado la popularidad de éstas.

Miradas
Hay frontales de algunas motos que parecen que te miran y ese el caso del de la nueva CB 1000 R. Su faro multirreflector triangular con una luz de posición formada por "leds" le da vida de alguna manera y protagoniza un conjunto muy llamativo. Tanto es así que varias personas se han acercado a preguntar por la moto y a alabar su imagen. Esto sucede con pocos modelos y es un claro indicativo de que su diseño no pasa inadvertido, además alguno ha preguntando: "¿qué moto es ésta?". Ni siquiera era seguidor del mundo de las dos ruedas. Buen trabajo. El resto de la carrocería, muy escueta, también tiene un toque futurista. El compacto colín también dispone de "leds" en su piloto trasero y el depósito posee un resguardo de goma en su parte trasera para su protección. El escape corto con salida lateral le da ligereza visual y centra las masas.

Un punto muy llamativo es el tren trasero, protagonizado por el basculante monobrazo de fundición de aluminio al que se ancla una llanta de cuatro radios curvados. Visualmente impacta. También lo hace su cuadro de mandos con tres pantallas de cristal líquido que te dan toda la información que necesitas en formato digital. La velocidad y las revoluciones se leen bien, algo que no se puede decir de todos los cuadros de última generación, además tienes indicador de nivel de gasolina y el "warning" se queda encendido al apagar la moto si quieres. La luz azul que emiten los tres relojes también te hace ir por un momento a ese futuro del que nos hablaban los comics de hace más de una década.

Ha sido creada como una naked deportiva, eso nos lo contó Guillermo en su presentación y lo dicen los encargados del proyecto, pero no por eso ha renunciado a la comodidad. El asiento del conductor es amplio y mullido, así que te acoge como tu propio sofá desde el primer momento. Aun así transmite las sensaciones que debe llegar al piloto a través de donde la espalda pierde su nombre. El manillar está en su sitio para alguien de talla media, colocando al piloto en una posición confortable, pero que también da opción de atacar. Todo los detalles están cuidados y su terminación es de primera, sólo se ven un poco anticuadas las piñas.

Suave poder
La rebaja de potencia del propulsor con respecto a la CBR 1000 RR 2007, la moto de la que procede, ha supuesto que la curva de potencia sea ejemplar y que se haya conseguido aunar poder con la más absoluta suavidad. Desde que la pones marcha sorprende como un motor de 998 cc puede ser tan agradable. Cualquier exigencia sobre el acelerador por encima de 1.500 rpm tiene como resultado una excelente respuesta por parte del propulsor. Puedes ir en segunda casi a ralentí entre los coches que no "tose" lo más mínimo y eso se debe a un buen trabajo en la gestión de la inyección electrónica, algo en lo que Honda destaca. Desde 2.000 rpm ya acelera bien y su pegada se mantiene constante hasta las 10.000. No hay medios ni bajos, hay una sola zona de potencia constante.

Te puedes imaginar que con estas características su aceleración es brillante. La única pega, que no lo es realmente, está en que las últimas 1.000 vueltas antes del corte de encendido, a 11.000 rpm, donde la potencia cae un poco. Pero para darse cuenta de esto hay que buscarlo a propósito y en un motor con 9.000 útiles no vas echar en falta ese sobrerrégimen. El tacto del cambio es exquisito, lo mismo que el del embrague y además no hay vibraciones. Su escape no emite ruido en exceso y eso te permite tener una moto con grandes prestaciones, pero sin las desventajas de las más deportivas en el día a día.

Con todo
Honda ha construido la nueva CB 1000 R con todo lo necesario para que se pueda considerar una naked deportiva. La horquilla invertida de 43 mm y el amortiguador progresivo son multirregulables, además dispone de discos de 310 mm con pinzas de cuatro pistones y anclaje radial, mandados por bomba también radial. Y por si fuera poco el habitual chasis "mono-backbone" de las Hornet es aquí de aluminio. Una buena carta de presentación.

En la vida real su peso, 203 kg en vacío, es muy similar al de la Yamaha FZ1 e inferior al de la Kawasaki Z1000, que serán sus rivales naturales. Así que no es una moto pesada para su categoría y en cuanto haces presión en el manillar ancho se mueve con alegría. Las suspensiones como vienen de serie son un poco blandas, aunque muy cómodas. Si lo que buscas es subir tu puerto de montaña favorito a buen ritmo tendrás que apretar todo bastante. Los frenos, una vez endureces la horquilla, funcionan muy bien, tanto el trasero como el delantero. No es tan efectiva como una deportiva pura y dura, pero puedes ir en la carretera.

Honda ha vuelto a la categoría de las maxinaked con una CB 1000 R espectacular y muy bien resuelta a todos los niveles, que seguro va impresionar a todos aquellos que la vean en directo y más aún a los que la prueben.TODO LO PUBLICADO SOBRE LA HONDA CB 1000 R

Galería relacionada

Honda CB 1000 R

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Entre la depresión del Tajo y las llanuras de La Mancha se alza una pequeña barrera m...

A la hora de escoger vuestro equipamiento off road es importante tener en cuenta las ...

Accesorios que se convierten en imprescindibles para el día a día de cualquier motori...

La Marca que ofrece la más amplia gama de motos 125 de marcha del mercado cuenta con ...

Con un diseño trail, que recoge el aspecto de su hermana mayor que tanto éxito ha ten...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...