KTM 125 DUKE

Prueba de la KTM 125 DUKE. La nueva KTM 125 DUKE es bella,con prestaciones apropiadas y un buen precio. Para los jóvenes que quieren una moto de verdad.
Pere Casas. Fotos: Joan Carles Orengo Colabora: Ignasi Codina -
KTM 125 DUKE
KTM 125 DUKE

KTM está convencida tanto de que su marca necesitaba una 125 bella, con prestaciones apropiadas y a buen precio, como de que los jóvenes a los que va dirigida quieren una moto de verdad, una KTM 125 que vaya uno y dos pasos más allá de un «ciclomotor» grande como los que ofrece la competencia. Vaya por delante que los acuerdos industriales con la marca india Bajaj, que fabrica nada menos que dos millones de motos al año para sus mercados  asiáticos, y que producirá esta 125 Duke bajo todos los parámetros de calidad de la propia KTM, permitirá ofrecerla a un precio bastante competitivo de 3.789 €.

KTM ha escuchado a los jóvenes. Siguiendo las indicaciones de su jefe Stefan Pierer («los jóvenes son nuestro futuro, vamos a por ellos»), en marzo de 2008 inició una encuesta de marketing para conocer cuál era la moto que el cliente quería, y no al revés. Así, además de cumplir con los requerimientos legales para el carné europeo A1 de los «16 años» que entrará en vigor en Europa en 2013 (15 CV, 110 kg, 100 km/h), la prioridad para KTM era ofrecerles una moto adulta.

«La Duke 125 es ¡una moto de verdad!»
Según César Rojo, director general de KTM España, «el posicionamiento de la 125 Duke en el mercado queda por definición en la zona alta, pero no es la más cara, y su relación calidad/precio es excelente: ninguna otra tiene horquilla de 43 mm, profusión de periféricos de aluminio… Su motor es completamente nuevo, y dado que sus prestaciones están limitadas a los 15 CV A1, hemos trabajado mucho en reducir su consumo, que a tope no supera los 3,4 litros/100 km.

A pesar de que el mercado ha caído, el de las 125 deportivas sólo lo ha hecho un 1,79%, de manera que podremos posicionarla en unas 500 unidades este primer año, un 15% de este mercado. Quiero remarcar que esta moto está producida en la India, pero con todas las características de KTM Austria: su calidad general y sus acabados no son de moto pequeña, sino los de nuestras motos grandes. Es la moto que quieren los jóvenes actuales».

Mayor de edad
Para ello ha escogido los mejores componentes (horquilla invertida WP de 43 mm, frenos «by Brembo», etc.) que ha montado en un chasis multitubular equipado con basculante de aleación de aluminio. Además, ha diseñado un nuevo y potente motor (de cuatro tiempos, por supuesto) que ofrece unas prestaciones impresionantes para la categoría. Gracias a su inyección electrónica, algo importante para los bolsillos de todos hoy en día, el indicador de consumo del panel electrónico no supera en ningún caso los 3,4 litros a los 100, moviéndose en uso normal sobre los 2,6 l/100 km. Además,el compacto escape, cuyo silenciador discurre por detrás del propulsor alojado en el hueco del propio basculante, es sumamente efectivo. Esta KTM rompe completamente con la mala fama de esos «yernos indeseados con ciclomotores atorrantes» y te dará buena fama incluso entre la familia de tu pareja.

Esta pequeña gran naked consigue con suma facilidad los 120 km/h, pero no es en ningún caso una moto «puntiaguda », que obligue a estar cambiando continuamente y a llevar su motor siempre alto de vueltas para obtener potencia. Tiene un empuje fenomenal para lo establecido en la cilindrada, y acelera con brillantez en cualquiera de sus seis marchas. Además de su ergonomía adecuada para los chicos de hoy en día (lo de la «talla mediterránea» parece haber quedado superado), con un asiento muy plano pero cómodo, y un ancho manillar que da un perfecto control de la situación. El chasis se comporta también como en una moto grande: es sólido, manejable y estable, y permite que las rígidas, pero también suaves suspensiones: una gruesa horquilla delantera y un buen monoamortiguador trasero, dan lo mejor de sí. Los frenos son unos potentísimos «ByBre» con tecnología Brembo pero fabricados en la India, además de llantas de aleación con gomas anchas, casi supermotard.

La moto no es sólo manejable, sino que resulta fácil de llevar sin que pida o exija una conducción agresiva para disfrutarla. Sus masas quedan muy centralizadas, de manera que apenas debes vencer inercias para colocarla en las curvas, y el centro de gravedad se sitúa muy bajo. La mayoría de sus periféricos (estribos, manillar, pedales…) son de aluminio: esta moto no monta ningún elemento «barato». Un útil detalle: los indicadores de las luces e intermitentes se iluminan en las propias piñas. Añade un diseño espectacular, con una carrocería muy bien terminada, y un cuadro de instrumentos digital con todo tipo de información. Para individualizarla podrás pedir en tu concesionario que se te sirva equipada y personalizada con toda clase de accesorios, entre ellos colores, adhesivos, luces, cubremanos, escape, etc… para que tu padre reconozca ante sus amigos que envidia tus 16 años. Claro, ¡con una Duke 125 es fácil estar enamorado de la moda juvenil! Porque es una moto real para jóvenes del mundo real.

Galería relacionada

KTM 125 DUKE

Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El concurso de customización que BMW Motorrad y la Revista Fuel realizan durante los ...

Contar con un neumático todo tiempo como el Bridgestone Weather Control A005 te garan...

La gama SPIDI para mujer llega para ajustarse al cuerpo femenino a la perfección y pr...

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...