Prueba MV Agusta Turismo Veloce 800

Por primera vez MV Agusta se interna en el segmento del turismo con una moto, la Turismo Veloce en la que la comodidad y la protección son tan importantes como sus aptitudes deportivas.
Pepe Burgaleta -
Prueba MV Agusta Turismo Veloce 800
Prueba MV Agusta Turismo Veloce 800

Una MV Agusta es siempre una moto deportiva, es algo que está en el ADN de la marca desde tiempos inmemoriales, y quizás por ello en su nueva etapa, nunca se había planteado hacer otro tipo de moto. Sin embargo, todo llega, y la prueba está en esta nueva tricilíndrica de 800 cc, un modelo enfocado a que su propietario haga muchos kilómetros sobre ella, y además con acompañante y equipaje. MV Agusta ha trabajado sobre la base de sus anteriores modelos, pero la Turismo Veloce es una moto completamente nueva, con un chasis creado especialmente para ella, capaz de incorporar un carenado y todo tipo de accesorios, incluyendo maletas laterales.

Ésta ha sido una de las tareas más laboriosas para sus ingenieros, que finalmente han ideado un sistema con un subchasis fundido en el que las maletas se sujetan muy cerca una de otra. La Turismo Veloce ofrece un carácter que por una parte recuerda al de sus hermanas, pero que por otra mejora de manera notable la comodidad de marcha. La pantalla es regulable en 60 mm de altura, el asiento y la zona media es estrecha para facilitar las maniobras, en el motor la generación de par ha sido modificada para ganar respuesta en bajos. Aunque el chasis mantiene su agilidad y estabilidad, es más confortable por el tarado de las suspensiones. Éstas, en la versión Lusso, disponen de regulación electrónica continua, pero la estándar también ofrece tres vías de reglajes, incluyendo un pomo para facilitar la del muelle trasero cuando se circula con más o menos peso. Un aspecto muy importante es el peso de la electrónica en el funcionamiento de la Turismo Veloce, que además de diferentes posibilidades de gestión del motor, equipa sistemas de ayuda como el control de tracción o el ABS completamente configurables. También lo son muchos de los parámetros de funcionamiento. Y todo se complementa con un sistema de control de velocidad, conectividad «Bluetoohh», tres tomas de corriente, y accesorios como los puños calefactables o el navegador.

A lo largo de una revirada ruta por los Alpes Marítimos franceses, hemos tenido la oportunidad de comprobar todas las promesas de la marca italiana sobre la Turismo Veloce, que efectivamente es una moto que combina esa filosofía tradicional de MV Agusta, con la comodidad y la posibilidad de hacer muchos kilómetros. Es una moto estable, precisa y rápida en los cambios de trayectoria y con frenos muy dosificables. El sistema de cambio rápido para subir y bajar marchas es realmente práctico, y se combina bien con un motor que funciona a la perfección en regímenes medios y que no tiene vibraciones apreciables. La mayor anchura de la moto se encuentra en el manillar, incluso con maletas, lo que facilita su uso en ciudad, pero realmente lo más notable de esta moto es su capacidad para compatibilidad ese comportamiento deportivo con algo nuevo para los clientes de la marca, convertirla en una compañera constante cada día.

Galería relacionada

MV Agusta Turismo Veloce

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...