Presentamos la nueva MV Agusta Brutale 675

La firma de Varese ataca al segmento de las naked medias con la «pequeña» Brutale 675, «Brutalina» para los amigos y, gracias a un precio contenido, la dirige a los comunes entre los mortales.

Andrés G. Dorado. Fotos: Milagro -
Presentamos la nueva MV Agusta Brutale 675
Presentamos la nueva MV Agusta Brutale 675

Se ha hecho esperar, pero ya hemos podido disfrutar de una primera prueba de la Brutale 675. Ha sido en las inmediaciones de la fabrica de MV Agusta en Varese con motivo de su presentación internacional. La conocida como «Brutalina» lleva desde finales de 2010 haciéndose notar junto con su gemela deportiva F3. La supersport lleva ya unos meses a la venta e incluso en Motociclismo hemos regalado una al ganador del concurso de La Moto del Año 2012. Pero la naked se ha retrasado un poco más y si todo sigue su curso, llegará a nuestras tiendas a finales de verano. Si la entrada en escena de la supersport ha levantado una gran expectación, esta naked de media cilindrada va directa al corazón de muchos, ya que es toda una MV Agusta (con todo lo que ello conlleva) pero bajada al mundo terrenal, con un precio más accesible y dirigida a un abanico de clientes más amplio. Me refiero, sobre todo, a que se ofrece por debajo de la barrera psicológica de los 10.000 euros. Aún así, va ser la moto más cara de su segmento, pero como siempre en estos casos, la exclusividad se paga.

Como ya has podido leer, el desarrollo de la «Brutalina» se ha llevado a cabo en paralelo con el de la F3. La base ciclística y mecánica es prácticamente idéntica. Montan el mismo chasis donde se mezclan piezas de aluminio con tubos de acero, idéntico basculante monobrazo y el nuevo tricilíndrico «marca de la casa», acompañado de con control de tracción, acelerador electrónico «ride by wire» y cuatro modos de motor. Lo único es que esta Brutale 675 declara algo menos de potencia a alto régimen en busca de una mejor respuesta en «bajos» y «medios». Como nos tiene acostumbrados MV Agusta, las bellísimas líneas que dibujan la silueta de la «Brutalina» están en consonancia tanto con su melliza F3 como con sus hermanas mayores «de litro». Poco más se puede decir de su estética, mira las fotos y juzga tu mismo. El mismísimo Claudio Castiglioni supervisó con ilusión el diseño de tan importante lanzamiento y que desafortunadamente no ha podido vivir, pues el cáncer se lo llevó hace cerca de un año. Tocado y casi hundido el segmento de las supersport, es el momento de desarrollar una naked y a poder ser marcar la diferencia. Eso es precisamente lo que ha hecho la firma de Varese.

Por tamaño y con el motor apagado cualquiera podría decir: ¿Brutale? ¿por qué? Es una moto pequeña y poco voluminosa, con una distancia entre ejes es de tan solo 1.380 mm y un peso declarado en seco de 167 «kilos». La cosa cambia, y mucho, al apretar el botón de encendido que, por cierto, es el mismo que se utiliza para cambiar el modo del motor. Los triple salida de su escape emite un sonido ronco diferente a cualquiera que hayas escuchado antes. En marcha la posición de conducción es lógica y natural para tratarse de una MV Agusta, con manillar un tanto plano, estribos no muy retrasadas y con la parte superior de nuestro cuerpo, eso sí, inclinada hacia delante y cargando peso sobre la rueda delantera, un gesto de agradecer a ritmos fuertes y en conducción deportiva, pero que resta comodidad en el día a día y en especial al utilizarla mucho en ciudad. La dureza del asiento es otro aspecto ergonómico no demasiado agradable, aunque los responsables de la marca nos han confirmado que ya están trabajando en un asiento más mullido y que estará listo para cuando la moto se ponga a la venta.

No hace falta recorrer muchos kilómetros para familiarizarte con ella. En modo N (Normal) ya se siente la potencia del pequeño tres cilindros. Y digo pequeño no por potencia, con 109 CV es uno de los más potentes de la categoría, sino porque han conseguido desarrollar un motor muy pequeño y ligero gracias en parte a la utilización de un cigüeñal contrarrotante que gira en el sentido contrario a las ruedas y al de la mayoría de las motos que existen en el mercado. De esta forma se contrarresta en gran parte el efecto giroscópico y la moto se siente más ligera en los cambios de dirección. La agilidad es sin duda uno de los aspectos más reseñables, algo que se extiende y se disfruta en cualquier momento de la conducción y, por supuesto, en curvas enlazadas incluidas. En el modo S (Sport) ofrece la misma potencia, pero la entrega se produce de forma más contundente, con unos «medios» espectaculares y con una estirada final, incluso en marchas largas, en la que es imposible llegar al corte sin que se te acelere el corazón. El sonido hace el resto.

Una apreciación, el tacto del acelerador electrónico en este modo no se siente tan preciso como en el Normal, sobre todo en las aperturas fuertes del acelerador y al cambiar rápido de marcha. El tercer modo, el R (Rain), reduce la potencia y la entrega es mucho más progresiva y regula el control de tracción en su modo más intrusivo. Y queda un modo más, el C (Custom), en el que puedes personalizar los diferentes controles a tu gusto.

Como te he dicho antes, utiliza unos componentes en la parte ciclo similares a los de la F3, aunque las suspensiones son más sencillas y con menos posibilidades de regulación. La horquilla no permite ningún reglaje externo y solo el monoamortiguador nos deja regular la precarga de su muelle. Pero esto no supone ningún problema, ya que tienen un tarado firme y pensado para ser eficaz en un «todo uso». Los frenos, con pinzas «radiales» Brembo y bomba Nissin (también radial), tienen un excelente rendimiento, tanto en tacto, como en potencia de frenada. Por lo que nos han comentado los ingenieros de MV, el ABS no debería tardar mucho en llegar. De hecho, la «Brutalina»  lleva incorporada una ECU que contempla el funcionamiento de este sistema. Por otro lado, los neumáticos Pirelli Angel que equipa esta MV Agusta como primera monta, ofrecen un buen compromiso para todo uso.

Tras esta presentación me ha quedado un muy buen sabor de boca. El esfuerzo que está haciendo la legendaria, y no exenta de problemas, MV Agusta por desmitificar sus productos y acercarlos al gran público es digno de mención. Eso sin renunciar a mantener sus modelos más elitistas y exclusivos. La pequeña Brutale abre el abanico de usuarios al ofrecerse a un precio muy razonable, teniendo en cuenta la tecnología que incorpora. Adekmás hay que tener en cuenta que junto a la versión «full power» que hemos probado de 109 CV, en España va a estar disponible otra de 70 kw (95 CV), que podrá ser limitada a 35 kw para poder ser conducida por el «nuevo» A2.  Ya sabes, rompe el cerdito y cuenta el dinero, porque ahora igual si que te llega para comprar toda una MV Agusta.

Te recomendamos

La chaqueta Spidi Firebird ofrece elegancia en plan vintage y la necesaria comodidad ...

Si te haces con la UM DSR Adventure 125 o la UM Scrambler Sport, recibirás un baúl tr...

Entre su amplio catálogo de accesorio, Givi tiene un buen números de kits y soportes ...

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...