MV Agusta Brutale 1000 RR, fiel a sí misma.... ¡Brutal!

Sobre el papel, las naked más potentes del mercado provienen de Italia, una de Bolonia, y la otra de Varese, esta nueva MV Agusta Brutale 1000 RR también dotada de alas aerodinámicas y un motor con la friolera de 208 CV.

F.D. | P.B. Fotos: Markus Jahn

MV Agusta Brutale 1000 RR, ¡a prueba!
MV Agusta Brutale 1000 RR, ¡a prueba!

Cuando te plantas frente a frente con esta MV Agusta Brutale 1000 RR no te puedes quedar impasible. La primera vez que la vimos en el pasado Salón de Milán, elevada en su pedestal era imponente con su aspecto fiero, sus alas laterales y su mecánica compacta en la que no había espacio para ningún hueco. Ahora, cuando se la enseñas a cualquiera, incluso a desconocidos en la calle todos siguen abriendo los ojos de par en par ante esta moto teñida de rojo y negro; “violenta y brutal”. Y no es un juego de palabras, es la definición de esta MV Agusta.

Hay pocas motos tan espectaculares a nivel estético como esta Brutale 1000 RR. Las cubiertas de fibra de carbono mezclan trenzados negros y grises con el rojo de la carrocería, el rorado de la horquilla Öhlins de alta gama brilla a los lados de la llanta delantera forjada y de color negro brillante y el chasis trenzado. La Brutale nos mira desde su faro ovalado, presenta sus amplios hombros de atleta culturista que discurren a una cintura de avispa con una cola corta, ventilada y curva. En el departamento de diseño de MV Agusta todos los componentes se han unido para formar una obra de arte óptica que se ve tan hermosa como malvada y sencillamente brutal.

Algo parecido ocurre con su ficha técnica: una distancia entre ejes corta de 1,415 mm, un águlo de dirección de sólo 23,3°, 214 kg y 208 CV. Actualmente no hay más potencia en una moto sin carenado. Si alguien comenzara a reflexionar sobre el significado del lema olímpico “más alto, más rápido y más lejos”, en algún lugar de la planta de Varese probablemente alguien empezaría a llorar de risa. ¿Es que nos subestiman?

MV Agusta Brutale 1000 RR
MV Agusta Brutale 1000 RR

MV Agusta Brutale 1000RR: Menos cilindrada... pero más potencia

Sin embargo, si nadie te ha informado de estas cifras, sobre la moto en un principio no te parecerá que estás manejando algo tan bestia. En MV Agusta se ha prestado una especial atención al desarrollar la nueva Brutale al capítulo de manejabilidad, que debería ser menos brutal ha sido una de las pautas de diseño, aunque es algo difícil de creer con esta apariencia. De hecho, la primera vez que te sientas en ella, si se te pregunta sobre ello tienes que dejar lugar para el escepticismo por su posición de conducción. En la Brutale te encuentras como en una naked deportiva clásica, lejos de la posición cercana a las supermoto de otros modelos. No tienes un manillar de una pieza sino dos semanillares como en una deportiva, eso sí más altos que en una superbike, el sillín es de dos piezas, aunque más bien que han puesto un cojín encima del colín para que se suba alguien. El del conductor está dividido en dos longitudinalmente y los dos son bastante firmes en su mullido. Los estribos son regulables, pero en cualquiera de sus posiciones altos, aunque para que los talones no peguen con nada y tengas que girarlos, es mejor poner los estribos en la posición baja. Podrías considerar que te encuentras sobre una superbike que no es muy estricta, una superdeportiva “light” 

El motor de cuatro cilindros de esta MV Agusta Brutale 1000 RR ha sido completamente rediseñado, aunque sigue disponiendo de sus tradicionales válvulas radiales. Nada más arrancarlo, ya atrae la atención por el sonido de las cuatro salidas de escape lanzadas hacia atrás como una lanzadera de cohetes. El propulsor ha reducido su cilindrada en 80 cc y ahora cubica 998 cc, pero tiene 50 CV más. ¿Cuál es la fórmula? No hay otra que aumentar el régimen, algo que este motor anhela cuando de lo que se trata es de buscar potencia- Lo bueno es que lo han logrado domesticar hasta las 9.000 rpm en aras de lograr una moto que a baja y media velocidad se comporte bien y su suavidad ayude a la manejabilidad. A partir de 9.500 rpm la película cambia y el motor empieza a desbocarse hasta el corte de encendido, y hablamos de que tienes 4.000 rpm de empuje infinito, además unido al aullar de los escapes y de la succión de la admisión. A 13.400 rpm hay 196 CV empujándote.

En una moto como esta, completamente carente de carenado, el hecho de que en el banco no hayamos obtenido una cifra que comienza con dos dígitos puede considerarse de una importancia secundaria. También hay que tener en cuenta que la potencia de verdad sólo está disponible más allá de la velocidad legal en autopista.

MV Agusta Brutale 1000 RR
MV Agusta Brutale 1000 RR

MV Agusta Brutale 1000 RR: Cuestión de detalles

En cambio, un aspecto muy importante en la MV Agusta Brutale 1000 RR es el sonido, que en esta moto ha formado parte del concepto de diseño cuando se ha trabajado en ella, y hay que reconocer que la moderación no ha sido uno de sus objetivos, escuchar la Brutale nunca ha sido un problema. Recibes un ruido de admisión con el que da la impresión de que tu casco es una parte más del conducto de aire. Además, los italianos han eliminado los ruidos parásitos en el desarrollo de la moto con el fin de permitir que sin rebasar los límites de la homologación, el sonido se dirija en mayor medida hacia el conductor y en menor hacia el medio ambiente. Una buena política porque el ruido de la moto se convierte en un placer para el conductor y no una molestia para los demás.

Este nivel de ruido convierte desde dentro a la Brutale 1000 RR en una moto más emocionante, quizás si se hubiese reducido, con el comportamiento del motor, que a bajo y medio régimen es tan dulce, podría parecer una moto más calmada que lo que su aspecto y leyenda hace presagiar. En cualquier caso si quieres calma siempre puede optar por seleccionar el modo lluvia, que reduce la potencia a medio régimen y la máxima se queda en poco más de 160 CV. Larga vida a la razón.

Además del Rain, hay otros tres modos de conducción disponibles: Sport, Race y Custom. En todos puedes configurarlos de manera personalizada, desde la respuesta del acelerador hasta la amortiguación de las suspensiones. La configuración deportiva de serie para un asfalto que este en buen estado está bien lograda, pero si aparecen baches o el firme es de segunda categoría, las suspensiones de MV Agusta se muestran claramente duras. Tanto la horquilla como el amortiguador disponen del hardware Öhlins que los ajusta electrónicamente, pero no es un funcionamiento semiactivo, y ambas suspensiones ofrecen una respuesta suave y eficaz. El ajuste del amortiguador es relativamente estrecho y claramente está pensado para que la Brutale 1000 RR muestre su mejor cara en trazados lisos, algo que queda patente cuando Brian Gillen, el autor intelectual de la Brutale, revela que el circuito de Misano ha sido el punto final en el ajuste de esta moto. Si vas a usar la MV Agusra en carreteras rurales que tengan protuberancias mayores que el resalte de las líneas blancas pintadas en la carretera tendrás que abrir bien el hidráulico de compresión en el menú de configuración de las suspensiones que aparece en el cuadro. También lo puedes hacer desde tu teléfono, que permite ajustar todo a través de Bluetooth.

La configuración de ABS, el control tracción y el de elevación frontal funciona de forma intuitiva. MV Agusta deliberadamente no usa el término “control de caballito”, porque realmente la Brutale 1000 RR los hace, aunque controlando la elevación de la rueda delantera. Si aceleras al máximo, el control de elevación frontal mantiene la rueda delantera a unos diez centímetros del suelo. Funciona perfectamente, porque la rueda no cae repentinamente al suelo, sino que se posa suavemente sobre el asfalto en tercera marcha. La IMU de seis ejes ha sido desarrollada internamente en Varese y fabricada por un proveedor italiano. Cuando aceleras desde parado necesitas bastante sensibilidad, incluso cuando activas el control de salida porque el embrague se desconecta de repente cuando el régimen alcanza un cierto valor, lo que penaliza los valores de aceleración.

Este nivel de ruido convierte desde dentro a la Brutale 1000 RR en una moto más emocionante

MV Agusta Brutale 1000 RR: Rango de uso más amplio

Puedes pensar que la MV Agusta Brutale 1000 RR es una moto para salir de caza ocasionalmente por terrenos bien seleccionados y sin sorpresas, una moto radical y muy especializada, pero precisamente en Varese en lo que han trabajado es precisamente en ampliar su rango de utilización. En realidad se la ha implementado de los sistemas que que hacen la vida más fácil también en el día a día. Con el quickshifter usas el cambio con rapidez y facilidad, con toques de gas intermedios descarados cuando reduces. Después de cerrar el acelerador la electrónica necesita sólo un abrir y cerrar de ojos para implementar la acción. Los frenos, que cuentan con unas pinzas monobloque Brembo, son perfectamente controlables, y la moto se detiene simplemente con un ligero toque a la maneta.

En curvas, sobre todo si estás muy inclinado, y cuando comienzas a acelerar, necesitas garrar los manillares con decisión para que la Brutale mantenga exactamente la trazada escogida, es precisa, pero necesita firmeza Si dudas o no eres lo suficientemente resuelto, la moto tiende a abrir la trayectoria, algo que se reduce al levantar la parte trasera a base de precarga.

Además de decisión, esta moto también exige unas manos sensibles al abrir el acelerador, especialmente si has elegido una sensibilidad del acelerador alta en el menú de opciones. Tras haberlo cerrado del todo, una apertura brusca se vuelve instantánea, al más puro estilo de carreras, de manera que si no tienes la suficiente sensibilidad o no quieres un comportamiento tan directo, es mejor que lo desactives y elijas la posición “normal”, que aún está lejos de ser indirecta.

En cualquier caso, la ambición deportiva es una parte del concepto de esta MV Agusta Brutale 1000 RR. Cualquiera que lo dude no tiene más que echar un vistazo a las alas laterales con un diseño de filigrana. Están diseñadas para evitar la tendencia al caballito de la moto, que como explica Brian Gillen es particularmente elevada a altas velocidades sin ellas. Hacen su trabajo de manera eficaz, pero aparte de su utilidad en un circuito, también ayudan a contar con una apariencia musculosa y se ajustan a la silueta de la MV Agusta Brutale 1000 RR como en casi ninguna otra moto.

Lo que está claro es que por mucho que esta 1000 RR pueda combinar la fiereza de su origen, el músculo de su motor y la manejabilidad y suavidad a bajo régimen, sigue siendo una Brutale construida por MV Agusta y cuando miras su precio de 33.600 €, ves que se mantiene fiel a si misma, brutal. 

MV Agusta Brutale 1000 RR: Nuestras prestaciones

MV Agusta Brutale 1000 RR: Banco de potencia y prestaciones
Banco y prestaciones mvagustabrutale1000rr

MV Agusta Brutale 1000 RR: Nuestra conclusión

Esta MV Agusta Brutale 1000 RR hace honor a su nombre, la posición de conducción, la geometría y las características del motor marcan las mismas señas de identidad y contienen el mismo ADN de siempre en esta supernaked. El ajuste de las suspensiones es más adecuado para ir deprisa por terrenos lisos que para el día a día y los baches de las carreteras secundarias, lo que requiere que esta 1000 RR tenga su propio territorio de caza. A velocidades moderadas y en la vida diaria también puedes rodar relajado con ella, porque aunque el motor ofrece una potencia infinita en la parte superior, es mucho más tratable en la primera mitad del régimen. Y el sonido es incomparable, porque el hecho de que llegue principalmente al conductor no significa que esta Brutale no sea silenciosa desde el exterior.

La estética de esta MV Agusta Burtale 1000 RR.... ¡es brutal!
MV Agusta Brutale 10000 RR: Su estética es... ¡Brutal!

 

MV Agusta Brutale 1000 RR

Galería relacionada

MV Agusta Brutale 1000 RR, sus fotos dicen mucho, pero su prueba dice ¡mucho más!

Archivado en:

Fotos: Retromóvil.

Relacionado

Moto clásica: MV Agusta 750 S 1970

Nuestros destacados