Yamaha XT 660 Z Tènèrè

Presentación de la nueva Tènèrè. Hija del desierto. Yamaha ha recuperado la otrora afamada denominación Tènèrè para dar vida a un nuevo modelo de modernos aires africanos. Un cuarto de siglo después de la aparición de la primera Tènèrè, ha puesto en escena esta nueva gran monocilíndrica con todo lo necesario para combinar aventura con actualidad.

Sergio Romero / Fotos: Yamaha

Yamaha  XT 660 Z Tènèrè
Yamaha XT 660 Z Tènèrè

En 1983 la marca de los diapasones llevó a la prensa a Marruecos para probar la primera Tènèrè, una moto nacida para la aventura y que tomaría parte en numeroso rallies. Las carreras y todo tipo de viajes aventura fueron el banco de pruebas de esta versión especial de la XT 600, bautizada con la denominación de una región del desierto del Sahara, en Níger. Y es que en la lengua de los Tuareg, la palabra «tènèrè» significa desierto. Así, quedó clara desde el principio la orientación de esta por entonces gran trail.

Ahora, 25 años después, hemos vuelto a Marruecos para encontrarnos con la última versión de la Tènèrè. Con ella la marca recupera un hueco del terreno que tenía desocupado desde que cesase su producción a mediados de los noventa, cuando dejó de fabricar la XTZ 660 Tènèrè, un modelo ya dotado de refrigeración líquida y culata de cinco válvulas, diferente al de aire y cuatro válvulas de la XT 600 que la propulsaba en sus inicios. El caso es que para 2008 vuelve la hija del desierto y la hemos probado para ti...

Más oferta
La llegada de la XT 660 Z completa la gama de Yamaha para el sector «on-off» o trail. En él, las XT y las DT ofrecen diferentes opciones, pero no existía una moto con una capacidad rutera destacable y ahí es donde entra en juego la nueva Tènèrè. Con ella el turismo, tanto «on-road», como «off-road», está asegurado. Sus diseñadores han trabajado en el motor, el peso, la funcionalidad y la fiabilidad para que en el turismo de aventura esté al nivel más alto posible.

Hay otro punto donde han realizado una interesante labor y que llama la atención, y es que su estética es diferente. Pero en este caso la modernidad no riñe con el aspecto práctico, si no más bien al revés. El depósito de gasolina ha sido diseñado para tener una gran capacidad (22 litros), pero éste se extiende por debajo del asiento y hacia delante, de tal modo que es estrecho y facilita la conducción de pie en el campo. También colabora a un mejor centrado de masas.

Junto al depósito encontramos unas curiosas tapas laterales que hacen las veces de protectores del carenado, muy efectivas para terrenos complicados. El frontal es muy personal y otra vez se combina el diseño con la eficacia, dado que sobre el curioso faro se eleva una cúpula que ofrece una buena protección aerodinámica. Otro detalle curioso es que en el propio subchasis está integrado el anclaje para el baúl, simplificando así su instalación.

En todos los frentes
El viaje por tierras africanas nos ha dado la oportunidad de experimentar con la Tènèrè en diversos terrenos, y si algo ha quedado claro, es que es válida para todo. El primer tramo del recorrido nos sacó de la ciudad de Tiznit entre el escaso, pero caótico, tráfico marroquí. Allí demostró que su amplio giro de manillar y su asiento, no muy elevado para tratarse de una trail, juegan a su favor en el ámbito urbano. La postura a sus mandos es muy natural y eso se transforma en una conducción fluida en ciudad, y lo mejor es que cuando sales a carretera es cómoda de verdad.

Las largas rectas paralelas al Atlántico, aderezadas con pequeños puertos de montaña, durante 200 km pusieron a prueba la protección aerodinámica y la dureza del asiento, con una muy buena nota en ambos casos. En los tramos donde las estrechas carreteras se volvían más viradas podías realizar una conducción alegre, dado que es ágil y fácil de mover en marcha.

La parte ciclo busca un compromiso en distintos ámbitos para ofrecer la mayor polivalencia posible, y eso se traduce en que no destaca en ningún punto en particular, pero cumple en todos. La horquilla, por ejemplo, es un poco blanda en conducción deportiva o baches muy grandes, pero en las pistas de tierra que nos llevaron por el desierto absorbía las irregularidades con eficacia. En conjunto con el amortiguador trasero ofrece un buen confort de marcha y eso que pasamos por carreteras en mal estado, pistas e incluso arena.

Con los frenos sucede algo parecido, ya que son no son excesivamente potentes, pero son bastante dosificables y eso en una moto destinada a la aventura es de agradecer. En la zona más complicada de nuestra pequeña travesía, por duras y arenosas pistas de tierras, la Tènèrè se mostró noble e intuitiva y eso que calzaba neumáticos mixtos, poco apropiados, así que después de lo visto, se puede decir que con ella puedes llegar a cualquier lugar.

Resistente
Así es el monocilíndrico de cuatro válvulas y refrigeración líquida de la XT 660 Z: resistente. Este propulsor deriva directamente del utilizado en las últimas XT y con él se asegura un bajo mantenimiento y una gran fiabilidad. Además, con esta configuración se consigue un buen funcionamiento a bajo y medio régimen, y eso es precisamente lo que buscaban los hombres de Yamaha. Para esta versión se ha mejorado la respuesta del acelerador y se ha conseguido una curva de potencia más lineal. Sus 48 CV declarados te llevan a todas partes, aunque sin grandes alardes.

Si buscas aceleraciones fulgurantes, hay que reducir una marcha y llevar la aguja del cuentarrevoluciones hasta arriba. Para la carretera tiene potencia suficiente, pero vías rápidas o para viajar a dúo y cargado, unos CV más no estarían mal. También es cierto que no vibra en exceso y que es agradable en un uso normal. Además, cuando llegamos al tramo «off-road» no exige mucho y tiene una respuesta muy controlable. El consumo es muy contenido y con sus 22 litros de depósito puedes recorrer largas distancias sin repostar. Hay detalles interesantes como el filtro de aire de sencillo acceso, que permite una rápida limpieza en cualquier lugar con las propias herramientas de la moto.

En resumen y después de nuestra aventura africana, ha quedado claro que la nueva Tènèrè mantiene intacto el espíritu aventurero de las primeras Yamaha que llevaron ese nombre, pero ahora el futuro ha llegado, tanto en su diseño como en sus componentes. Estará disponible en tres colores, blanco-rojo, caqui y negro, y hay que decir que cuenta con interesantes accesorios originales, como las maletas, el caballete central, la pantalla elevada y diferentes protectores. Con motos como ésta no tienes excusa para aburrirte…

*Puedes leer la prueba completa de la nueva Yamaha XT 660 Z Tènèrè en el número 2.095 de la revista MOTOCICLISMO.VÍDEO PROMOCIONAL DE LA NUEVA YAMAHA XT 660 Z TÈNÈRÈ

Yamaha XT660Z Teneré. Vídeo promocional - Videos Motociclismo
Yamaha XT660Z Teneré. Vídeo promocional - Videos Motociclismo

Yamaha XT660Z Teneré. Vídeo promocional - Videos Motociclismo

Ha llegado la nueva versión de una moto que creó escuela, la Yamaha XT660Z Teneré y vuelve con mucha fuerza, como puedes comprobar en este vídeo promocional de Yamaha. La prueba de esta moto la podrás ver muy pronto en www.motociclismo.es.