KTM 1190 Adventure Power Parts. Prueba

Las bondades de la KTM 1190 Adventure son algo que no nos hemos cansado de proclamar, ahora la probamos con los extras del catálogo Power Parts. Nada mejor que un gran viaje para comprobar su eficacia. ¿Nos acompañas?
Marcos Blanco Fotos: Jaime de Diego -
KTM 1190 Adventure Power Parts. Prueba
KTM 1190 Adventure Power Parts. Prueba

Prueba una Honda Africa Twin

Publicidad

Si algo caracteriza a la emprendedora marca austriaca son sus completos catálogos -Power Parts- que cada año editan, aumentando la capacidad de personalización y mejora de sus, ya de por sí, solventes modelos. Además de nuestro propio vestuario de la manera más «racing» a la par que práctica. Las dos versiones de la Adventure no quedan ajenas a estas mejoras con algunas opciones que redundan en la optimización de sus virtudes ruteras.

Completo catálogo

En la silueta de la «Adventure Power Parts» destacan el par de maletas laterales, que aumentan su capacidad de carga hasta los 73 litros aunque de modo asimétrico, al tener algo menos de cabida la del lado derecho por el espacio compartido con el silenciador. Entre sus características más destacables está su cómoda y amplia boca de acceso, que permite una más fácil colocación del equipaje al abarcar prácticamente la superficie superior y lateral de la maleta. El frontal de la 1190 queda acompañado por dos luces adicionales que aumentan la visibilidad, incrementando la seguridad, tanto al ver como al ser vistos, de la manera más eficaz sobre todo en los momentos de menor luminosidad

A sus mandos, los puños térmicos son el aliado idóneo en los trayectos más desagradables provocados por el frío, el modelo cuenta con preinstalación de los mismos y su ajuste se realiza desde el mando múltiple de información localizado en el conmutador izquierdo. Que junto con el asiento dividido -modelo Ergo- favorecen la ergonomía, gracias a su espumado especial con estructura de malla 3D. Así como su presentación, al tener un acabado más elaborado con las costuras a la vista y en contraste con el tapizado, estas con el color naranja corporativo de la marca austriaca. Además, ambos asientos cuentan con calefacción independiente y tres niveles de temperatura, que favorecen la comodidad incluso en el caso de ir acompañado, ya que cada uno escoge la temperatura del mismo. El soporte para el navegador favorece a la ya de por sí completa información del cuadro de instrumentos, y es la ayuda perfecta para no perder detalle del itinerario de la ruta. Va montado en el centro del manillar y cuenta con una llave para su bloqueo.

Publicidad

La protección física del modelo también ha sido contemplada, máxime teniendo en cuenta la mayor probabilidad de impactos al abandonar el asfalto. Hay unos protectores anticaídas ubicados en la parte inferior del depósito y que, además, cubren los laterales del propulsor. Así como el generoso y sólido cubrecárter que salvaguarda la parte inferior del motor y el colector del escape. ¡Comprobado! El completo equipamiento opcional lo redondea un práctico candado -Road Lock Radial-, que facilita la labor del bloqueo del disco delantero al estacionar la moto. Ahuyentando o, por lo menos, dificultando a los mangantes su mal hábito. El sistema cuenta con un émbolo desplazable que bloquea el disco de freno delantero incluso si no atinamos con el orificio correspondiente de este con solo desplazar la moto, y todo ello en un práctico soporte que aprovecha los anclajes de la pinza de freno. Muy cómodo de utilizar el sistema, sobre todo teniendo en cuenta el contenido volumen del propio antirrobo en el momento de su almacenaje y transporte.

Kilómetros y kilómetros

Nada mejor que enfrentarnos a un extenso viaje para comprobar la utilidad de los mencionados componentes. Por lo que ponemos rumbo al sur, en concreto a Ayamonte, pero desviándonos «un poco» por Badajoz e incluso adentrándonos en la vecina Portugal, donde su red de caminos y pistas invitan a recorrer el país luso sin hacer uso del asfalto. En este hostil ambiente, el cubrecárter hace valer su cometido repeliendo las piedras que el neumático delantero puede llegar a despedir a su paso. Además, gracias a las buenas maneras de la austriaca nos vamos animando con el pilotaje, sobre todo al adaptar tanto el modo de motor -Sport, Street, Rain y Off Road- así como las suspensiones, gracias a su ajuste electrónico. No siendo extraño impactar con alguna protuberancia del terreno a la que no le hemos dado la debida importancia, nada con lo que no pueda la gruesa chapa de aluminio de la Adventure.

Por otro lado, no sé si te resultará suficientemente indicativo las 15 horas o los 900 kilómetros que invertimos del tirón -ya sabes, dando «un pequeño» de rodeo- en la vuelta desde la limítrofe población onubense, para alabar la comodidad de la posición de conducción asistida en este caso, por el estudiado asiento Ergo. Las maletas se muestran muy capaces, además de cómodas de rellenar por el equipaje, gracias al ya mencionado acceso, con el único «pero» de que al no contar con un diseño más aerodinámico, provocan algún movimiento o zigzageo si el ritmo es muy elevado. Algo que el excelente motor y la eficaz parte ciclo de la KTM Adventure invita a realizar.

Publicidad

Conclusión

La buena calidad de los productos austriacos se hace extensible hasta el completo catálogo -Power Parts- de piezas opcionales, que logran un grado de personalización y mejora en el que la mencionada calidad de fabricación prioriza sobre cualquier otro aspecto, sin desatender la buena presentación de los mismos. El modelo ya lo conocíamos -te incluyo a ti, fiel lector- y siempre resulta un disfrute su uso y empleo, donde los extras aportados incrementan sus, ya de por sí, buenas capacidades ruteras o su vertiente más off road. Además del aspecto de la seguridad y protección. No solo frente a los impactos, más que probables, cuando de abandonar el asfalto se trata, sino también frente a los ladrones con un sistema antirrobo que aporta un plus de comodidad, de más que satisfactoria resolución. O las luces adicionales, para poder estirar más el día o resultar, todavía más si cabe, más visibles frente al resto del tráfico. Sin duda, las virtudes de la 1190 Adventure se intensifican logrando un conjunto extraordinario.

Publicidad
Te recomendamos

Tres opciones de chaquetas de verano para no bajar la guardia en seguridad y confort ...

Vive un día único descubriendo Madrid a los mandos de los nuevos BMW C 400 X y C 400 ...

No pierdas la oportunidad de participar en alguna de las tres nuevas ediciones que se...