El Campeonato de España se aleja de MotoGP y se fija en el Mundial de Superbike

La última modificación dentro del RFME CEV deja patente cuál el cambio de objetivo final.
Nacho González -
El Campeonato de España se aleja de MotoGP y se fija en el Mundial de Superbike
El Campeonato de España se aleja de MotoGP y se fija en el Mundial de Superbike

Pese a que el Campeonato del Mundo de MotoGP contaba con una cantera oficial, la Red Bull Rookies Cup, el Campeonato de España de Velocidad era el escenario escogido por los jóvenes talentos para promocionarse y dar el salto; llegando a ser considerado como cantera oficiosa. Hasta el punto que la Federación Internacional de Motociclismo lo acogió bajo su paraguas.

Recibió, primero, el nombre de FIM CEV; para después cambiar el rango de sus categorías, otorgando a la clase estrella (Moto3) el valor de Campeonato del Mundo Junior, dejando como Campeonato de Europa tanto a Moto2 como a Superbike. Con la desaparición de esta última, se acababa el último posible vínculo de categorías entre FIM CEV y WorldSBK, cuyo Campeonato de Europa de Superstock 1000 fue la excusa para fulminar las Superbike.

De forma paralela, la Real Federación de Motociclismo Española fue potenciando otro campeonato, que pasó de llamarse Copa de España a adquirir el nombre de Campeonato de España de Velocidad: el RFME CEV, para los amigos. Bajo la premisa de abaratar costes, tenía desde categorías stock (1000 y 600) hasta Moto4 y 85GP –antes Challenge80-… pasando por Moto3 y Moto3 Sport Production.

Estas dos, Moto3 y Moto3 Sport Production, eran las únicas que FIM CEV y RFME CEV compartían… hasta ahora. La RFME ha anunciado la incorporación a las tres últimas rondas de la temporada de la categoría de Supersport 300; cuyo comunicado acaba anunciando –casi de pasada- la desaparición del certamen de las categorías Moto3 y Moto3 Sport Production.

LA EUROPEAN TALENT CUP, LA CLAVE

Partiendo de la base de que, en un campeonato que pretende formar jóvenes valores con la minimización de gastos como premisa, tiene mucho más sentido la categoría Supersport 300 que Moto3; resulta un tanto extraño que, a finales de febrero, se cambie una categoría por otra con el calendario de 2017 ya totalmente definido.

La respuesta bien podría estar en la nueva categoría introducida en el FIM CEV Repsol: la European Talent Cup. Desde el propio campeonato se ha vendido como un trampolín para el Mundial Junior de Moto3. Es decir, dentro de la cantera oficial del Campeonato del Mundo de MotoGP, se ha creado una sub-cantera propia.

Este movimiento ponía a la RFME en un brete. La categoría de Moto3 de su CEV estaba sirviendo, básicamente, para que los pilotos que en ella destacaban diesen el salto a la misma categoría del FIM CEV –Gerard Riu, Vicente Pérez, Raúl Fernández o Álex Ruiz son claros ejemplos-; para después buscar, desde ahí, el salto al mundial.

Sin embargo, desde este 2017 los equipos del Mundial Junior de Moto3 tendrían dentro del mismo paddock a los jóvenes de la European Talent Cup, lo que haría más difícil que fuesen a buscar futuros fichajes al RFME CEV; que perdía así la que prácticamente era su única forma de llegar, vía FIM CEV, al mundial de Moto3.

SUPERSPORT 300, LA OPORTUNIDAD

Sin embargo, antes de la creación de la European Talent Cup, el WorldSBK anunció la desaparición de la European Junior Cup y, posteriormente, la creación del Campeonato del Mundo de Supersport 300. Una categoría con mucho sentido, tanto mecánico como en clave de detección de talentos; y que ha sido vista por muchos –véase Chicho Lorenzo y su Youth Riders Cup- como el trampolín inteligente hacia el profesionalismo.

Y esa es la puerta que se ha abierto de par en par en el RFME CEV. Roto cualquier lazo con los prototipos de MotoGP –que coincide en dos categorías con el FIM CEV y en ninguna con ellos-; quieren erigirse en el puente español hacia el WorldSBK, con el que ya compartían Stock 1000 y, en parte, Stock 600.

Ahora, compartirán tres. Los españoles Dani Valle y Borja Sánchez, que en este 2017 disputarán el Campeonato del Mundo de Supersport 300 procedentes del RFME CEV son la mejor prueba de que este nuevo puente puede ser muy efectivo para empezar a nutrir las diversas categorías del WorldSBK de pilotos españoles, que aún son minoría.

Una intención que se hace más evidente con el hecho de que, en su comunicado, anuncian que las motos homologadas serán las mismas que las de la nueva categoría mundialista: Honda CBR500R, Kawasaki Ninja 300, Yamaha YZF-R3 y KTM RC 390; además de decir, literalmente, que “la categoría en el RFME CEV seguirá el mismo reglamento que el del mundial”.

En resumen, el FIM CEV ha demostrado hacer a la perfección la labor de trampolín hacia MotoGP. Como ahora ya tiene cantera propia, el RFME CEV perdía su estatus de trampolín hacia el FIM CEV, así que ha decidido convertirse en trampolín al WorldSBK, gracias a la nueva Supersport 300.

Puede que el cambio haya sido atropellado, pero sin duda se trata de un movimiento inteligente.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...