Cosas que debes saber sobre la horquilla de la moto

Este método de amortiguación realiza una labor esencial para la conducción de una motocicleta.

Horquilla de diferentes motos. Fuente: iStock/Apriori1
Horquilla de diferentes motos. Fuente: iStock/Apriori1

La horquilla de la moto es una de las partes más importantes para el funcionamiento y la conducción. A fin de cuentas se trata de un sistema de suspensión que tiene la misión de minimizar cualquier irregularidad que se encuentre en la carretera o en el camino mediante la absorción del impacto.

Sin este elemeno, la moto iría dando botes constantemente, siendo muy complicada de pilotar, ya que dejaría de estar en contacto con el pavimento. La horquilla consigue que esto no ocurra, lo que facilita mucho el pilotaje al conductor.

Tipos de horquillas

A lo largo de la historia del motociclismo, ha habido numerosos tipos de horquilla que los ingenieros han ideado para que las motos tuvieran un mejor rendimiento y cada vez ofrecieran prestaciones más notables.

En la actualidad, el sistema de suspensión más habitual es el de horquilla telescópica, básicamente porque se trata de un método que destaca por ser sencillo y sumamente efectivo. A esto se une que no resulta caro y que su mantenimiento es fácil. Así que no es de extrañar que se emplee en todo tipo de modelos, desde motos deportivas hasta preparadas para el off road.

Horquillas telescópicas

Eso sí, entre las telescópicas también hay diferentes modalidades que se adaptan a un uso u otro, dependiendo de la naturaleza de la máquina en cuestión.

  • Horquilla telescópica convencional. En este caso, las barras están fijadas a las tijas de la dirección, deslizan por el interior de las botellas, que están unidas a la rueda por el eje delantero y además ejercen de soporte para las pinzas de freno.
  • Horquilla telescópica invertida. Es el caso contrario, las barras están fijadas a la rueda y las botellas a la dirección. Como las botellas tienen un diámetro mayor que las barras, al estar éstas sujetas a las tijas aportan una mayor rigidez al tren delantero, adecuada para motos de marcado carácter deportivo. 
Horquilla de la moto. Fuente: iStock/vtwinpixel
Horquilla de la moto. Fuente: iStock/vtwinpixel.

Cómo funciona una horquilla

Como hemos apuntado, este sistema de suspensión tiene dos partes, la botella exterior y la barra interior que desliza por dentro de la otra.

En el interior de los tubos que conforman la horquilla hay un muelle y un pistón con orificios. Estas son las más básicas, aunque también se pueden encontrar de cartucho, un sistema hidráulico más avanzado que asegura una respuesta más estable y la mayor durabiliad del aceite de la suspensión.

Primeras horquillas

Como anécdota hay que apuntar que este sistema de suspensión no es nuevo -aunque sí que se ha perfeccionado mucho con el transcurso del tiempo-, ya que las primeras motos que fueron equipadas con horquilla telescópica de amortiguadores hidráulicos se fabricaron en el año 1935 y fueron las BMW R12 y R17.

Una pregunta que algún motorista principiante se podría hacer es si hay motos sin horquillas que amortigüen y lo cierto es que en el último siglo se han concebido algunas motos que no contaban con este sistema de amortiguación, pero se han quedado en la anécdota, es decir, han sido modelos que no han salido adelante.

Archivado en:

Un mecánico hace una revisión de la moto, incluido el aceite de la horquilla. Fuente: iStock/gilaxia

Relacionado

¿Qué tipo de aceite lleva una horquilla de moto?

La suspensión (I): Precarga y regulación de la horquilla. Consejos de mecánica de Manolo López.

Relacionado

La suspensión (I): Precarga y regulación de la horquilla

La columna de Kevin Cameron en la revista MOTOCICLISMO 2.602.

Relacionado

"Evolución de la horquilla", la columna de Kevin Cameron

Los mejores vídeos