Todo lo que hay que saber sobre el intercomunicador para el casco

Este tipo de elementos pueden venir ya integrados o comprarse por separado para acoplarlos posteriormente.

Casco de moto al que va unido del intercomunicador. Fuente: iStock /muratkoc
Casco de moto al que va unido del intercomunicador. Fuente: iStock /muratkoc

Todo amante de las motos que se precie seguramente sabrá de la utilidad de los intercomunicadores de casco que usa el motorista cuando va subido a este vehículo de dos ruedas. Un dispositivo que suele ir en esta pieza externa y sirve para que un conductor se comunique con otro que va también en moto; además de para poder hablar por teléfono no obstante en este caso, hayq ue tener presente que solo debe hacerse en casos estrictamente necesarios o uno se arriesga a una multa

¿Cómo son estos elementos?

Estos sistemas de comunicación funcionan vía bluetooth y en la mayoría de los casos (especialmente cuando van integrados en el casco de la moto) cuentan además con unos altavoces y un micrófono interior para ser usados con total comodidad y seguridad cuando se va en carretera. Se trata, por tanto, de un sistema de comunicación bidireccional que se hace de manera automática con las manos completamente libres para que no haya riesgos.

Otra de las características de estos intercomunicadores es que suelen venir fabricados en un material que es resistente al agua, además de que resultan muy manejables incluso si se llevan unos guantes puestos. Por último, es importante saber que permiten una comunicación en un rango máximo de una distancia de hasta 500 metros y funcionan incluso si se supera una velocidad de 120km/h.

Tipos de intercomunicadores

Conocidas ya las características esenciales de los intercomunicadores, en el mercado existen dos tipos: los que van integrados en el caso o los que se adaptan de forma externa. 

En este último caso hay modelos genéricos que se pueden adaptar a la mayor parte de los casos que hay hoy en día. Su colocación es muy sencilla ya que basta con sujetarlos fácilmente por medio de unos soportes adhesivos que resultan muy económicos y que van pegados a la calota del casco; justo por debajo de la gomaespuma que rodea a las mejillas. 

Elementos anexos

Además del intercomunicador, junto a este elemento suelen venir una serie de accesorios extra como es un micrófono y unos auriculares. En el primer caso, la elección de un micrófono u otro dependerá del casco en el que vaya ese intercomunicador. Por ejemplo, si se trata de un modelo integral, lo más recomendable entonces es decantarse por un micrófono que traiga un cable adhesivo. 

Motorista con micrófono incorporado al intercomunicador del casco. Fuente: iStock /Lisay
Motorista con micrófono incorporado al intercomunicador del casco. Fuente iStock Lisay.

También están los que tienen forma de diadema. Pero, antes de comprarlos hay que saber que al colocarse en la cabeza y como llevan una buena gomaespuma para que no se caiga con el viento al final puede ocupar demasiado espacio entre la mentonera y la boca. Dicho de otro modo, puede resultar molesto para el conductor; de ahí que sea importante pensar antes si este modelo de micrófono es el que realmente se necesita. 

¿Y los auriculares? Las innovaciones en el campo del diseño y la tecnología han hecho que este elemento propio de los intercomunicadores cada vez ofrezca un aspecto más fino, sin que por ello se vea resentida la acústica de los mismos. A esto se suma el hecho de que la mayoría de los fabricantes de cascos dejan en sus modelos un pequeño hueco a la altura de las orejas en las cubiertas interiores de poliexpan para colocar cómodamente esos auriculares. 

Archivado en:

Sena 10C, llega el intercomunicador con cámara

Relacionado

Sena 10C, llega el intercomunicador con cámara

Intercomunicador Bluetooth I301B de Givi

Relacionado

Intercomunicador Bluetooth I301B de Givi

Intercomunicador Twiins HFI

Relacionado

Intercomunicador Twiins HFI

Nuestros destacados