¿Qué precauciones hay que tomar al limpiar los cromados de la moto?

Hay algunas prácticas que no resultan recomendables al acometer la limpieza de estas zonas.

Moto con cromados en perfectas condiciones. Fuente: iStock/Johnrob.
Moto con cromados en perfectas condiciones. Fuente: iStock/Johnrob.

Una de las zonas que mayor belleza le aporta a una moto son sus cromados. Este tipo de piezas le proporcionan un atractivo que llama mucho la atención y ante el que cualquier motero girará la cabeza como señal de admiración.

Como parte negativa encontramos que el mantenimiento que exigen es algo mayor por el simple hecho de que unos cromados sucios o que tengan un aspecto poco atractivo provocan que el conjunto se vea peor. O lo que es lo mismo, una moto con los cromados llenos de suciedad o poco relucientes pasa de ser admirable a dar una mala impresión. 

Limpiar los cromados

Por esa razón, hay que limpiar los cromados con cierta asiduidad. De ese modo será más sencillo conseguir el efecto deseado y no costará tanto devolverles su brillo en caso de haber pasado mucho tiempo sin pulir.

Hay que tener presente que sustancias como las grasas, el polvo, los insectos o cualquier otro agente no tardarán en manchar estas piezas, con lo que si se descuida su higiene, será mucho más complicado que recuperen su esplendor inicial.

Cromado reluciente. Fuente: iStock/66North
Cromado reluciente. Fuente: iStock/66North.

Cuidado al limpiar los cromados

Lo más sencillo es aplicar agua y jabón sobre ellos, más un posterior secado. También es posible utilizar productos fabricados para este cometido y que, por lo tanto, conseguirán un gran brillo. No obstante, hay algunas precauciones que se deben tomar para que la labor de limpieza sea correcta:

  • Utilizar productos que sean fuertes o “agresivos” no es lo más conveniente, ya que hay cromados que pueden sufrir más su efecto. De ahí que con jabón y agua casi sea suficiente. Si se van a emplear sustancias fabricadas para ello, han de ser “suaves” y que consigan resaltar el brillo del metal.
  • No poner cuidado en el momento de limpiar o engrasar otras zonas como la cadena también puede ser un error, puesto que esa grasa o esos productos son capaces de estropear las zonas cromadas. Así que se debe poner una especial atención al realizar estas tareas de mantenimiento. De hecho, lo más lógico es que se realicen antes de limpiar el cromado.
  • Por otro lado, no hay que usar elementos que pueden resultar perjudiciales. Este es el caso de los disolventes, que son capaces de deteriorar las zonas en las que haya plástico. Asimismo, el agua caliente provoca una mayor corrosión en el aluminio y en el hierro, en caso de que los cromados tengan estos metales.
  • Tratar de limpiar el óxido raspando con cualquier elemento es un error. Hay que utilizar papel de aluminio y no frotar con demasiada fuerza, ya que no será necesario. Y es que cuanto menos se frote un cromado, menor será su deterioro.
  • Realizar las mismas tareas de limpieza sin tener en cuenta la zona en la que se habita o por donde se mueve y descansa la moto también es algo que se debe cotejar. No es lo mismo un área marítima y húmeda, donde los metales sufren mucho más que una región interior y seca, en la que el polvo puede ser el principal enemigo.

Archivado en:

Cómo limpiar los cromados de tu moto

Relacionado

Cómo limpiar los cromados de tu moto

Fotos: Juan Sanz

Relacionado

Revisión y limpieza de la culata y el pistón de tu moto

Revisión y limpieza de culata y pistón en un motor 2T

Relacionado

Revisión y limpieza de culata y pistón en un motor 2T

Los mejores vídeos