Nürburgring, la mística del Infierno Verde

Este circuito alemán es uno de los más conocidos y venerados en todo el mundo tanto por motoristas como por automovilistas.

Carrera en Nürburgring. Fuente: Gold & Goose
Carrera en Nürburgring. Fuente: Gold & Goose

Hay nombres que en el mundo del motor se han convertido en míticos. Algunos pertenecen a pilotos legendarios, otros a motos invencibles y los hay de circuitos en los que los mejores lo han dado todo para alzarse con la victoria. Y uno de ellos es Nürburgring, el trazado alemán también conocido como el Infierno Verde.

Este nombre se lo puso hace ya unas cuantas décadas el tricampeón del mundo de Fórmula 1 Jackie Stewart tras una carrera recorriendo el asfalto que cruza el bosque renano. Aunque si para un piloto supuso un auténtico infierno fue para el austriaco Niki Lauda, cuando su Ferrari fue pasto de las llamas.

Un poco de historia

Dejando a un lado los momentos más peliagudos de Nürburgring, hay que mencionar que su origen fue como lugar para probar los automóviles de las marcas alemanas. Se construyó en el año 1925 (se acerca su centenario…) y no tardó mucho en albergar los grandes premios de automovilismo y motociclismo.

Por aquel entonces su trazado era de 28,3 kilómetros, los cuales se dividían en dos sectores: la parte sur o Südschleife, de 7,5 Km., y la parte norte o Nordschleife, de 22,8, la cual responde al apelativo que le puso Stewart.

Circuito de Nürburgring 1. Fuente: iStock/hsvrs
Circuito de Nürburgring 1. Fuente: iStock/hsvrs.

Demasiada velocidad

Con el transcurrir de las décadas, Nürburgring siguió siendo un desafío para los pilotos, que debían memorizar las curvas de los más de 22 kilómetros que tenía la Nordschleife, parte elegida para los grandes premios. 

Sin embargo, las velocidades aumentaban y los accidentes proliferaban, ya que ni el trazado ni la anchura del asfalto eran suficientes. A eso había que añadir otros dos factores: el primero era que las asistencias médicas tardaban mucho más en atender a los accidentados; mientras que el segundo tenía que ver con el espectáculo, dado que las retransmisiones televisivas eran cada vez más habituales y seguir un GP que transcurre por 22 kilómetros en medio de un bosque resultaba imposible.

Así que se remodeló el circuito y se comenzó a usar la parte sur, atendiendo a todas las normativas para hacerla más segura. De algún modo, se perdía el Infierno Verde, aunque no para los aficionados.

La condiciones del trazado han hecho que el circuito de Nurburgring haya tenido una mayor relación con las competiciones de automovilismo que con el motociclismo. La pista alemana fue sede del Campeonato del Mundo de Velocidad casi una veintena de veces durante la segunda mitad del siglo pasado, pero en el nuevo siglo las MotoGP no han competido allí nunca. Igualmente, el Mundial de Superbikes recalado allí solo un par de ocasiones, siendo la última en la temporada 2008.

Kenny Roberts en Nürburgring. Fuente: Gold & Goose
Kenny Roberts en Nürburgring. Fuente: Gold & Goose.

Recorrer Nürburgring 

En la actualidad cualquiera puede visitar el circuito y recorrerlo a toda velocidad por unos 30 euros. Esto se puede hacer en las Touristenfahrten, es decir, en jornadas abiertas al público para realizar tandas, al igual que ocurre en el Circuito de Le Mans

Sin duda, cualquier amante del motor sentirá algo especial al realizar un recorrido por el que han transitado tantos ases de la moto. Y disfrutará especialmente en la zona más boscosa, justo después de pasar la famosa curva Carrusel, ya que es la zona más espectacular del circuito, puesto que se puede trazar de dos maneras: aprovechando el peralte interior, o por el exterior de la pista.

Respecto al Carrusel, es sin duda uno de los lugares más emblemáticos, pues se trata de una curva parabólica de unos 200º que ya no está asfaltada uniformemente. Y la razón no es otra que el paso de los Fórmula 1, que obligó a reasfaltar una parte. Negociarla a la máxima velocidad posible, sintiendo que la moto se puede ir en cualquier momento ayudará a entender el espíritu de Nürburgring y a guardar el respeto que se merece el Infierno Verde.

Carrera del GP de la Comunidad Valenciana en el Circuito de Cheste. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

Circuito Cheste, cuna de campeones

Carrera de MotoGP en el Circuito de Losail en 2021. Fuente: Gold and Goose

Relacionado

La magia del Circuito de Losail

El Circuito de Calafat es perfecto para entrenar. Fuente: iStock/sweetmoments

Relacionado

¿Por qué es mítico el Circuito de Calafat?

Los mejores vídeos