Transporte de motos: ¿qué opciones hay?

Llevar la moto de un lugar a otro puede provocar algunos quebraderos de cabeza a sus dueños.

El transporte de la moto es habitual en vacaciones. Fuente: iStock/Voyagerix
El transporte de la moto es habitual en vacaciones. Fuente: iStock/Voyagerix

Cuando se va a realizar un desplazamiento largo y se necesita llevar la moto surge la duda de cómo transportarla hasta el lugar de destino. Esto ocurre en mudanzas o en periodos vacacionales en los que se quiera disfrutar de las dos ruedas, por poner solo dos ejemplos. 

Sea como fuere, el dueño del vehículo se enfrenta a una decisión que deberá tomar pensando en los medios con los que cuenta y en el presupuesto que tiene para el transporte de motos.

En furgoneta

Una de las opciones más utilizadas es emplear una furgoneta (propia o de alquiler) para guardar la moto y conducir sin problemas hasta el lugar deseado. En el caso más común de tener el carnet B, las furgonetas que se puede conducir no pueden pesar más de 3.500 kilos.

Entre los modelos en los que se puede realizar el transporte, hay tres tipos:

  • Furgones comerciales. En este caso debe ir instalado un panel rígido entre la zona de carga y la que alberga al conductor con los pasajeros. La moto tendrá que estar perfectamente sujeta para que no se mueva durante todo el trayecto, que por cierto, no podrá hacerse a más de 90 km/h.
  • Vehículos mixtos adaptables. Diseñados para llevar tanto a personas como a mercancías, sirven para transportar una moto siempre y cuando dispongan de una rejilla que separe la zona de carga. Obviamente, la moto deberá ir sujeta a la perfección y en este caso la velocidad máxima permitida será de 100 km/h.
  • Derivados de turismos. Estos vehículos están diseñados en su zona trasera para llevar únicamente mercancías, como puede ser una motocicleta. Debidamente agarrada, se permite conducir hasta los 100 km/h.

En el momento de cargar la moto, lo más adecuado es que entre fácilmente y emplear una rampa que ayude a meterla en el vehículo.

Con remolques

Otra de las posibilidades de llevar una moto es utilizando un remolque. Los hay abiertos y cerrados, siendo estos más adecuados para protegerla. Los remolques van enganchados a la parte trasera del coche y deben tener los agarres necesarios para dejar la moto bien amarrada.

Para conducir un coche con remolque se necesita el carnet B siempre y cuando no se exceda de 3.500 kg, excepto si el propio vehículo ya los alcanza. Sin duda se trata de un modo más sencillo para el conductor, pues suele estar más habituado a circular con automóviles. Sin embargo, en el momento de maniobrar, todo se vuelve más complicado, con lo que será necesario algo de “entrenamiento” si no se ha hecho con antelación.

El remolque de motos es muy útil para llevar las motos de viaje. Fuente: iStock/RomanBabakin
El remolque de motos es muy útil para llevar las motos de viaje. Fuente: iStock/RomanBabakin.

Servicio de transportes

La opción más sencilla, no obstante, y no siempre la más costosa, pasa por contratar a un servicio especializado en transportar motos, ya que ofrecen todas las garantías de que estas van a llegar a su destino en perfectas condiciones y en el tiempo estipulado. 

Los precios dependen de la distancia a la que se envía la moto y del tamaño y la cilindrada de esta.

pick-up-moto

Galería relacionada

Pick up para transportar tu moto

Cómo transportar tu moto

Relacionado

Cómo transportar tu moto

Coche con uno de los remolques cerrados. Foto: iStock/Westhoff

Relacionado

Ventajas de los remolques de motos cerrados

Los mejores vídeos