MotoDeportes de Invierno (III): Snowcross

Motos de nieve entre saltos de 9 metros y curvas cerradas, ¿hace falta decir más?
Nacho González -
MotoDeportes de Invierno (III): Snowcross
MotoDeportes de Invierno (III): Snowcross

Hemos cambiado de año pero las grandes competiciones de motociclismo todavía siguen sumidos en su parón vacacional. Con la excepción del archiconocido Rally Dakar, los campeonatos propios de estas fechas no suelen ser tan conocidos para el gran público.

Como ya dijimos en episodios anteriores, los que hemos denominado MotoDeportes de Invierno se dividen en dos: por un lado, los que se disputan bajo techo, como el SuperEnduro o EnduroCross que tratamos en la segunda entrega.

Por el otro, aquellos que aprovechan las superficies propias de esta época: el hielo o la nieve. Si abrimos este serial con el helado y espectacular Ice Speedway, no se queda atrás el SnowCross.

SNOWCROSS, RODERAS DE NIEVE

Como su propio nombre invita a pensar, el SnowCross es una especie de motocross sobre nieve. Por sí misma, esta idea ya es lo suficientemente atractiva, y así lo entendió la Federación Internacional de Motociclismo para crear un Campeonato del Mundo de SnowCross, siendo la única disciplina sobre nieve que tiene un certamen con dicho rango.

Además, y como es habitual en esta clase de deportes que combinan una explosiva mezcla de espectacularidad y una dosis de riesgo, también los populares X Games la han adoptado en su programa invernal.

Las máquinas de este deporte son auténticas bestias de 180 CV y más de 200 kilos de peso que llegan a superar los 100 km/h y compiten en carreras similares a las de motocross, donde todos los pilotos salen alineados y se enfrentan a circuitos que van desde 500 a 1.500 metros en los que hay curvas cerradas y saltos de hasta nueve metros de altura.

ENTRE ESCANDINAVIA Y ESTADOS UNIDOS

Cuando en 2004 la FIM otorgó rango de título mundial a lo que era la Copa del Mundo, el finlandés Janne Tapio era el dominador de la modalidad, y lo demostró haciéndose con los dos primeros títulos, antes de pasar el testigo a sus vecinos suecos.

Para hacerse una idea del monopolio escandinavo, los 28 pilotos que participaron en alguna de las tres pruebas de la temporada inaugural en 2004 procedían de Finlandia, Suecia y Noruega. En cuanto a las marcas, se podían encontrar desde Lynx hasta Ski-Doo, pasando por Polaris o incluso Yamaha.

No fue hasta la tercera temporada, en 2006, cuando aparecieron nuevas nacionalidades entre los inscritos, concretamente rusos, italianos e incluso un austriaco. Sin embargo, el sueco Peter Eriksson se llevó el título, que revalidó un año después y recuperó en 2009, un año después de ser batido por su compatriota Emil Öhman.

La irrupción norteamericana se consumó en 2010. El atractivo de este deporte no pasó desapercibido en Estados Unidos, y Tucker Hibbert conquistó el título mundial, que repetiría dos años después tras ser superado por Öhman. Sin embargo, 2013 sería el año del comienzo del dominio del sueco Adam Renheim, que también se impondría en 2014 y 2016.

No es que en 2015 alguien pudiera con él, es que el promotor del campeonato, Youthstream, se vio obligado a suspender tanto el Campeonato del Mundo de Snowcross como la Copa del Mundo femenina por la cancelación de la prueba finlandesa y la imposibilidad de encontrar un reemplazo, algo que da muestra del amateurismo que aún preside este bonito deporte.

La Copa del Mundo femenina fue creada en 2014 y en los dos primeros años fue ganada por Elina Öhman, prima de Emil. En 2016, el título fue para Marica Renheim, hermana de Adam, completando así un doblete histórico para los hermanos (su hermana Renja también participa). Parece claro que el snowcross es algo que se lleva en la sangre allí en Suecia…

Para este 2017, está previsto que se dispute a una única prueba en Älvsbyn, Suecia, el próximo 1 de abril, que dirimirá tanto el Campeonato del Mundo masculino como la Copa del Mundo Femenina. Lamentablemente, ha habido un retroceso en la internacionalización de este deporte, ya que en 2016 los participantes volvieron a ser exclusivamente suecos, finlandeses y noruegos.

Entonces… ¿dónde están Tucker Hibbert y compañía? Pues en su país, compitiendo en pruebas locales y, por supuesto, en los X Games, donde gozan de un alcance mediático muchísimo más elevado. De hecho, en la edición de 2016 de los Winter X Games disputada en Aspen, Hibbert se llevó su décima medalla de oro –cuarta consecutiva- en Snocross (sí, sin X) por delante, precisamente, de Renheim.

Es decir, como sucede en tantos deportes –el MX, sin ir más lejos- se ha creado una especie de dicotomía entre el campeonato mundial y el circuito estadounidense; una división que no le hace un gran favor a la difusión de la especialidad, cuyo crecimiento a día de hoy está limitado a ser uno más dentro del programa de los Winter X Games, que el próximo 26 de enero disputarán su edición 2017.

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...

Llegar más allá del trail y del enduro es posible gracias a las nuevas tecnologías....

Si estás pensando en hacer un viaje con tu moto, Bridgestone ofrece una amplia gama d...