¿Motos de cross fuera del circuito? ¿Es posible?

Este tipo de motocicletas no están homologadas para conducir por carreteras convencionales.

Las motos de cross no pueden salir a la carretera. Fuente: iStock/Artur Didyk
Las motos de cross no pueden salir a la carretera. Fuente: iStock/Artur Didyk

Cualquiera que haya probado una moto de cross en un circuito preparado para esta modalidad seguramente hable maravillas de la experiencia y haya querido comprarse una para futuras visitas. Sin duda puede ser una gran idea si se trata de una práctica que se vaya a repetir asiduamente, ya que, de lo contrario, adquirir una moto de cross no es la mejor idea, ya que por lo general no se puede circular con ellas.

Motos de cross solo en circuitos

Hay que recordar que las motos de cross solo sirven para circuitos cerrados o para zonas particulares. La razón de ello es que no se trata de motocicletas normales, es decir, con todos los elementos homologados. No en vano, no suelen llevar instalados ni faros, ni retrovisores, elementos esenciales para poder salir a una carretera e incluso a un camino.

Si a eso se le une el hecho de que suelen hacer más ruido del permitido y que la emisión de gases también es superior, el resultado es una moto que será multada si un agente la ve rodando fuera de un entorno cerrado y preparado especialmente para ella.

Sin permiso de circulación

Al tratarse de motos específicas para una actividad, no necesitan permiso de circulación -algo lógico si se tiene en cuenta que no están homologadas para circular- y por lo tanto, tampoco llevan matrícula. Esto quiere decir que los dueños de motos de cross han de tener muy presente que estas máquinas no sirven para trasladarse de un lado a otro (al menos si no quieren ser multados en el trayecto). Para ello deberían optar por motos de enduro, ya que sí cuentan con los elementos necesarios para poder moverse por carreteras y caminos.

Moto de cross. Fuente: iStock/Jaap2
Moto de cross. Fuente: iStock/Jaap2.

Ley de Montes

Y hablando de caminos, cabe señalar que tampoco podrán circular por senderos no señalizados porque se ha de respetar la Ley de Montes. En ella se señalan los caminos por los que sí se puede transitar (son muchos menos de los que se pueden imaginar) y los tipos de motos que pueden recorrerlos. 

Además hay que señalar que las sanciones no se limitan a una simple amonestación, ya que si no se respetan las normas, las multas oscilan entre los 100 y los 1.000 euros, de modo que es considerada una falta leve pero que puede suponer un serio revés para el bolsillo.

Circuitos cerrados

En el caso de las motos de cross, como se ha apuntado anteriormente, solo están destinadas a su uso en circuitos cerrados. Es más, para llegar hasta el recinto en el que se van a utilizar, han de ir en un remolque. No es posible conducir hasta dichas instalaciones para, una vez allí, darlo todo sobre las dos ruedas.

Por lo tanto, si algún motorista quiere adentrarse en el mundo del motocross y desea hacerlo con su propia máquina, ha de tener en cuenta esta circunstancia y los gastos que puede acarrear. Eso sí, hay opciones de todo tipo para que esa pasión no se apague.

Archivado en:

WP XACT Pro, nuevo material de carreras para motos de cross de 85

Relacionado

WP XACT Pro, nuevo material de carreras para motos de cross de 85

WP XACT PRO, también para motos de cross Kawasaki

Relacionado

WP XACT PRO, también para motos de cross Kawasaki

¿Cómo y dónde usar una moto de cross?

Relacionado

¿Cómo y dónde usar una moto de cross?

Nuestros destacados