Entrevista a Raül Torras: “La cancelación del TT de la Isla de Man es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

El road racer español, que soñaba con meterse en el top 20, admite que su “2020 ahora mismo es una gran incógnita”.
Entrevista a Raül Torras: “La cancelación del TT de la Isla de Man es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”
Raül Torres ya posa con los colores del Optimark (Fotos: Juan Pistola / Optimark).

La crisis mundial causada por el coronavirus ha golpeado con dureza a todos los estratos sociales, incluido el deporte y, por supuesto, el motociclismo. Sin embargo, no ha afectado por igual a todas las esferas del deporte de las dos ruedas: mientras la inmensa mayoría de campeonatos tanto de nivel mundial como nacional están en pausa (tanto la FIM como la RFME en el caso de España han aplazado sus competiciones con visos de reanudarlas), el ámbito de las road races ha sufrido un duro revés con la cancelación total del Tourist Trophy de la Isla de Man.

La carrera de las carreras no se celebrará por segunda vez tras las guerras mundiales (la otra fue en 2001 por la fiebre aftosa), lo que supone un tremendo varapalo para los road racers, que se han quedado sin el eje central de su temporada.

Para conocer su situación de primera mano hablamos con el máximo exponente español en las road races: el catalán Raül Torras, que después de un complicado 2019 en el que se vio lastrado por la lesión sufrida a finales de 2018 –a lo que se unió la adaptación a la Kawasaki ZX-10RR tras muchos años con la Yamaha YZF-R1-, encaraba 2020 cargado de ilusión tras dejar atrás una época convulsa en el equipo Martimotos para enrolarse en las filas del equipo francés Optimark. El habitual amarillo con el que ha surcado las carreteras de las islas británicas los últimos años deja paso al negro, rojo y blanco de su nuevo equipo.

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

Raül Torras con su equipo y sus motos para 2020.

A finales de 2018 sufriste una grave lesión en tu debut en el Gran Premio de Macao, que condicionó tu preparación para 2019, un año difícil en el que también cambiaste de moto. En primer lugar: ¿cómo estás ahora a nivel físico?

Ahora estoy bastante bien. De Macao han quedado secuelas en el hombro (subluxación acromioclavicular de grado dos), y en el tendón del bíceps. Pero puedo hacer vida normal y con ello, vigilando qué ejercicios puedo hacer y cuáles es mejor evitar, también puedo prepararme bien físicamente. De hecho, por ejemplo, el año pasado corrí ya las 24 horas de Montmeló, en julio, y sin problemas. Este año habría llegado en buena forma al TT, y con mucha más adaptación a la Kawa.

Publicidad

De cara a esta temporada 2020 has cambiado de equipo, dejando el Martimotos con el que has corrido las últimas temporadas por el Optimark francés, un equipo que acudió en tu rescate durante el pasado TT de la Isla de Man, cuando te dejaron una Yamaha YZF-R6 para correr en Supersport. ¿Cómo se forjó aquella unión y qué os ha llevado a hacerla definitiva?

Con Martimotos, el final empezó ya para el Gran Premio de Macao de 2018, si no ya en el Ulster GP. Vetó la presencia de mi hermano: me hizo escoger entre la moto o mi hermano. Hice ya entonces unas llamadas buscando moto para Macao; pero fue mi propio hermano el que me pidió que continuará con ellos. Fuimos a Macao y tuve la caída de mi vida... En la vuelta, aún convaleciente, pasaron cosas que no se las deseo a nadie... Y en los 3 meses siguientes de convalecencia, no recibí ni un triste mensaje.

Como otro ingrediente al final de la relación con Martimotos, hay que añadir que alrededor de marzo de 2019, decidió montar un equipo con dos motos para las 24 horas de Barcelona. Aun siendo el más rápido de sus pilotos, y con 13 ediciones de experiencia en las 24 horas, nunca me ofreció ser parte. Tuve que enterarme por terceras personas; y buscarme asiento en otro equipo.

La relación personal estaba ya acabada. Pero como habíamos hecho un pacto a tres años cuando empezamos, para 2019 me hipotequé para comprar la Kawa y continuar con el pacto. La R6 de 2018 también me la tuve que sufragar. Pero nada más llegar a la North West 200, -donde fui el primero del equipo en llegar, con la furgo y el remolque, yo solo-, cuando fui a reservar sitio en el paddock, el paddock manager de la organización me informó que había recibido instrucciones claras de mi ‘boss’ para dejar mi carpa lejos de la de Martimotos. A buen entendedor pocas palabras bastan.

Publicidad

De la North West me fui directo al TT. Y en el primer entreno, el primer día, rompí el segundo motor de la R6, lo que me suponía quedarme sin moto para Supersport (N del R: el primer motor de la R6 se rompió en los entrenamientos de la NW200 y tuvo que renunciar a disputar las carreras de Supersport en dicho evento).

Como locos, estuvimos buscando y pidiendo ayuda, ya fuese recambio, un motor, una moto… Estábamos desesperados. Al tercer día, gracias a las gestiones de mi hermano, desde el equipo Optimark nos dicen que nos ayudarán. ¡Apareció Dios! No sabíamos con qué, pero nos dijeron que estuviéramos tranquilos, que la ayuda estaba en camino. El mismo dueño de Optimark, solo y conduciendo una furgoneta desde Paris, ¡nos trajo una moto completa al día siguiente! ¡Increíble!

Cuando Martimotos se enteró que teníamos moto, nos ofreció un motor de R6 que tenía en su furgo. Pero ya era tarde. El gesto de Jean-Marc, sin pedirme nada a cambio, merecía todas nuestras bendiciones. Así que podemos decir que allí empezó todo para 2020: yo buscaba equipo para este año y en el Optimark, por primera vez, acogen en su equipo a un piloto no francés.

Publicidad

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

Raül Torras en Jerez.

¿Qué motos vas a llevar en este 2020? Además de la 1000 y la 600, ¿también te vas a aventurar en la categoría Lightweight? ¿Con qué moto?

Voy a seguir con mi Yamaha YZF-R6 y mi Kawasaki ZX-10RR. Y luego, en Lightweight, Optimark me pone una Kawasaki ER-6.

Dentro de todas las afectaciones del coronavirus al motociclismo, de momento la más sonada ha sido la cancelación del TT. ¿Cómo lo has vivido tú? ¿Sospechabas ya antes que se podría cancelar o esperabas un simple aplazamiento como ha sucedido en otras road races y en los principales campeonatos de las otras modalidades de motociclismo?

La cancelación del TT ha sido peor que un jarrón de agua fría. Ahora que tengo un buen equipo, ayuda, me encuentro bien, las motos listas; y después de haber trabajado mucho durante el invierno en rehacer las motos, los motores, buscar patrocinadores, preparación física, etc… esta cancelación es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo. Aunque entiendo y comparto que se cancele: la salud y la seguridad de todos y cada uno, residentes y no residentes de la Isla de Man, está por delante de todo.

El TT en sí, es una tercera parte de la temporada para nosotros. Es un evento de gran magnitud y relevancia. La gran ilusión, la meca de todo road racer, y por lo que en mayor parte apuestan nuestros patrocinadores.

Soy un tío optimista, y no me esperaba esta cancelación. Tres días antes, había hablado con la organización y me manifestaron que seguían trabajando con normalidad, según lo previsto. Incluso pensaba que, al estar en una isla, les sería mucho más fácil mantener el virus a raya… pero también les ha llegado ya.

Publicidad

Por un momento tuve la esperanza que a lo mejor lo pudieran trasladar a agosto y ponerlo en lugar del Classic TT, pero todo lo que mueve el TT es de tal envergadura que no es posible. Ahora solo queda rezar: uno, para que esta pandemia termine lo antes posible. Y dos, para llegar a 2021 aún mejor preparado que este año y poder estar en ese top 20.

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

El TT de la Isla de Man es el eje central de la temporada de cualquier road racer de élite. Sin él, ¿cómo se presenta tu 2020 en las road races? Si finalmente mejora la situación y se puede realizar la segunda parte de la temporada, ¿la intención es limitarte a la NW200 y el Ulster o planeas acudir a otras carreras más pequeñas en las islas británicas?

2020 ahora mismo es una gran incógnita. Si suponemos que esta crisis por la pandemia dura hasta junio; la intención sería hacer las 24 horas de Barcelona, la cita del International Road Racing Championship en Chimay, la North West 200 y/o el Ulster GP, ya que creo que la North West la han pospuesto con la intención de utilizar las fechas que dejaría el Ulster si al final no se celebra. El Classic TT, si encuentro una moto clásica para correrlo, carreras nacionales y el Gran Premio de Macao. Pero, como te decía, ahora mismo hay que esperar a ver como evoluciona esta crisis.

Con estos condicionantes y confiando en que al menos una parte del año pueda transcurrir con normalidad y puedas acudir a esas carreras que tienes pensadas, ¿qué objetivos concretos tienes para esta temporada a nivel de resultados?

Consolidarme en el top 20 de las road races. En la North West, la potencia del motor influye muchísimo. El Ulster es mucho más técnico. Y en Macao, una vez ya sacada la espinita, y con la experiencia del año pasado, sería una gran satisfacción estar con la mil en estos veinte primeros.

Publicidad

Hacer el 20 con la mil en una road race quizás pueda parecer poco en España. Pero con nuestros medios y nuestro material (voy con una Superstock con motor standard, a luchar contra auténticas Superbike) en carreras como el TT dónde corres contra 90 pilotos y donde la mayoría de ellos están mucho más adaptados a este tipo de carreras, con mejores settings en la moto, con motores hechos por y para correr allí, más habituados, y asumiendo muchísimo riesgo: este resultado es ya una victoria en sí.

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

Raül Torras: “La cancelación del TT es una mezcla de frustración, tristeza y desamparo”

Y ya para terminar. Como ciudadano en general y como miembro de las fuerzas y cuerpos de seguridad en particular, ¿qué consejo podrías dar a los moteros y a todas las demás personas que te lean?

Ahora mismo, dada la situación: que se queden en casa. Ya habrá días para montar en moto. Que piensen un poco, no sólo en ellos, sino también en los otros, incluyendo a su propia familia. En lo mejor para todos.

*Incluso, a los más egoístas, les diría que pensando para ellos mismos, si tuvieran una caída o un percance; la sanidad y los servicios de emergencia están al borde del colapso, por lo que podrían no ser atendidos debidamente. Además, si alguno tuviera que ser trasladado a un hospital; donde incluso los sanitarios, utilizando protección, son de los más afectados por la epidemia, también se podrían infectar. *

Así que mejor en casa. Quedarse en casa sin hacer nada es, a su vez, luchar contra el virus.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

El especialista italiano en la fabricación de cascos para moto de campo y carretera h...

En la redacción de Motociclismo siempre hemos sido de compartir temazos, ¡cada uno co...

Rizoma, el afamado suministrador de accesorios de la industria auxiliar italiana, ya ...

La firma italiana Clover festeja su 40 aniversario lanzando la chaqueta Crossover 4, ...

Rizoma, la prestigiosa firma italiana de accesorios para la moto, presenta unos innov...