¿Cuáles son los elementos de seguridad del casco?

Estas son las partes que componen un casco. Todas ellas tienen una función determinada para nuestra seguridad.

Hombre colocando su casco. Fuente: iStock/piola666
Hombre colocando su casco. Fuente: iStock/piola666

A lo largo de las décadas, la evolución del casco ha sido constante. Si comparamos un modelo actual con los antiguos que estaban hechos de piel, realmente estamos viendo dos accesorios completamente diferentes. Pues bien, esta evolución que nos ha conducido hasta nuestros días se ha visto jalonada con la introducción de elementos de seguridad en los cascos, los cuales hacen de ellos piezas esenciales en la protección del piloto.

¿Cuáles son los principales elementos de seguridad del casco?

Partiendo de la base de que el casco en sí mismo es un elemento de seguridad que minimiza las lesiones en la cabeza en caso de caída o accidente, vamos a desgranar las partes que lo conforman y comentar para qué sirve cada una de ellas: 

  • Calota exterior. Como se puede suponer, es quizás el elemento esencial del casco. La calota es la estructura del propio casco, aquella que recibe el golpe cuando se produce un accidente. Suelen estar construidas con fibra de carbono o fibra de vidrio, aunque también se meplean otros materiales plásticos. Y es muy importante la capacidad que tiene tanto de absorber el impacto como de dispersarlo para que no se concentre el punto de golpeo. De esa manera se disipa y la cabeza sufre menos.
  • Calota interior o estructura interna. También conocida como EPS, esta es la zona intermedia que hay entre la calota exterior y el acolchado. Su función también es clave, pues de lo contrario, no serviría de gran cosa llevar solo la estructura externa. Cabe señalar que cuando se sufre un fuerte golpe, suele quedar inutilizada para otro impacto fuerte con lo que habría que cambiarla.
  • Acolchado. Como es evidente, el acolchado no solo es importante para que el impacto se note menos, sino que también es clave para la comodidad del propio piloto.
  • Cierre. Aunque parezca una nimiedad a cualquier iniciado, el cierres es muy importante, ya que tiene que aguantar cualquier golpe para que el casco no salga despedido. Por esa razón resulta esencial que el conductor lo lleve siempre cerrado. Si no es así, además de una multa puede provocar que el casco se desprenda y el golpe termine siendo fatal.
Modelo de casco abatible. Fuente: iStock/Corr
Modelo de casco abatible. Fuente: iStock/Corr.
  • Pantalla. La labor de la pantalla es obvia. Por un lado protege del viento y de cualquier elemento que pueda impactar sobre el rostro. Y por otro, en caso de accidente protege la cara. Las hay de todo tipo e incluso que solo ocupan una parte del rostro, como es el caso de algunos cascos tipo jet. Con el tiempo han evolucionado hacia materiales que ni reflejan cualquier brillo existente, ni se rompan con facilidad. Por supuesto, sea la que sea, ha de estar homologada y siempre bajada cuando se circula. Para respirar mejor ya están los sistemas de ventilación, los cuales deben funcionar a la perfección para que el interior no se llene de vaho.
  • Mentonera. Como su nombre indica, protege el mentón, es decir, la parte baja de la cara. Sobre ella descansa la pantalla.

Archivado en:

Los cascos personalizados están al alcance de cualquiera. Fuente: iStock/nanka-stalker

Relacionado

Cómo conseguir los mejores cascos personalizados

El diseño de los cascos dice mucho de sus dueños. Fuente: iStock/iagodina

Relacionado

¿Quién y cómo se realiza el diseño de cascos?

El 93 en el casco de Marc Márquez. Fuente: Gold & Goose

Relacionado

¿Cuáles son los elementos comunes en los cascos de Marc Márquez?

Nuestros destacados