El importante (y obligatorio) uso del casco cuando se va en moto, también en verano

Para soportar las altas temperaturas existen modelos en el mercado que resultan más cómodos

Chica colocándose un casco. Fuente: iStock.com/Adam Gregor
Chica colocándose un casco. Fuente: iStock.com/Adam Gregor

Es algo que no se puede discutir, por mucho que alguno lo tome como excusa. El casco siempre se debe llevar puesto cuando uno va montado en su moto. Sí, también en verano. No vale eso de que hace mucho calor para no llevar un elemento imprescindible (y obligatorio) de todo conductor sobre dos ruedas.

Ahora bien, el mercado ha pensado en ello y existen modelos que resultan mucho más cómodos para soportar esas altas temperaturas. La forma ideal de cumplir con las normas y de no poner en peligro la propia seguridad cuando se va en carretera. Y es que, según la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial siempre se debe llevar casco para conducir una motocicleta o un ciclomotor. No hacerlo, aparte del susto (si solo queda en eso) supone una multa de 200 euros además de perder tres puntos del carnet.

¿Casco abierto?

Es una de las ‘triquiñuelas’ más socorridas cuando los grados del termómetro no dejan de subir. Sin embargo, no resulta del todo recomendable. Este tipo de elementos algo más ligeros y que permiten la entrada de algo de aire solo se podría emplear en el caso de que se condujese por la ciudad y a una velocidad no tan elevada.

Eso sí, nada de usarlos cuando se hacen viajes en carretera. Bueno, realmente es mejor no emplearlos en ningún caso ya que su nivel de seguridad es más bien bajo; algo que tristemente se podrá comprobar si se tiene una caída. En éste último supueso, los cascos jet tienen otro posible riesgo y es que, al no tener una superficie lisa, completa y continuada como los integrales, el canto de la abertura frontal podría engancharse con el asfalto o algún elemento al deslizarse y forzar la rotación de la cabeza, con los imaginables daño para la cara, la cabeza e incluso el cuello.

Pareja en moto. Fuente: iStock.com/yulkapopkova
Pareja en moto. Fuente: iStock.com/yulkapopkova

¿Y un casco abatible?

Una de las fórmulas que se puede elegir en los meses de verano, algo más recomendable que el anterior, es el de los cascos con sistema abatible o modular. Los de esta tipología permiten circular con total protección sobre el mentón, con lo que la cara está más protegida, y pueden abrirse cuando se necesite un soplo de aire fresco en un momento dado.

Una buena alternativa al conocido casco integral. Este último, a pesar de contar un diseño cerrado del todo cuenta con un sistema de ventilación tanto en la parte trasera como frontal. Ambas permiten una cierta circulación de aire para refrescar algo la cabeza.

Seguridad también en verano

De la misma manera que con el casco, y pese a que sea verano, uno no puede olvidarse encima de una moto de los guantes, la chaqueta, así como de llevar un pantalón y un calzado adecuado. Es decir, nada de ir en bañador y en chancletas por mucho que se esgrima el argumento de que solo se usará la moto por un espacio urbano y para apenas 10 minutos.

Nunca se sabe dónde estará el peligro y conviene ir protegidos en todo momento ya que el asfalto resulta muy abrasivo (más en verano). Así pues, siempre se debe ir con guantes para tener las manos protegidas (incluso si se va de copiloto), llevar chaqueta y pantalón largo que amortiguarán un golpe en caso de impacto con el suelo, además de calzado cerrado. En todos los casos existen alternativas que resultan más frescas y ligeras para una tarde de julio a pleno sol.

Archivado en:

Nuevo casco Leatt 7.5, máxima protección a precio ajustado

Relacionado

Nuevo casco Leatt 7.5, máxima protección a precio ajustado

Cómo escoger un casco de moto

Relacionado

Cómo escoger un casco de moto

Chaquetas Sidari, comodidad y seguridad para el verano con Harley-Davidson

Relacionado

Chaquetas Sidari, comodidad y seguridad para el verano con Harley-Davidson

Los mejores vídeos