ANESDOR pide al Gobierno de Barcelona la consideración de la moto en el nuevo Plan de Movilidad

ANESDOR solicita al Ayuntamiento de Barcelona la integración de las necesidades de los ciudadanos que se desplazan en moto en su proyecto de ciudad.

MOTOCICLISMO

anesdor
anesdor

El Gobierno de Barcelona está desarrollando su Plan de Movilidad Urbana como estrategia para estructurar el transporte en la ciudad durante los próximos cuatro años. Al mismo tiempo, también se avanza el estudio de las necesidades ciudadanas en diferentes grupos de trabajo, entre los cuales se incluye el Grupo de Trabajo de la Moto, que fue impulsado también por el Consistorio. En este marco, es necesaria una estructura coherente. Así lo considera ANESDOR, la Asociación Nacional de Empresas del Sector de las Dos Ruedas, apuntando que las necesidades de los ciudadanos que se desplazan en moto han de tenerse en cuenta en la estrategia de movilidad, y también para no desaprovechar el esfuerzo que se está realizando en los distintos grupos de trabajo.

«El Gobierno municipal ha aplicado diversas políticas que chocan frontalmente con las necesidades sociales de cientos de miles de ciudadanos que encuentran en la moto, y los vehículos ligeros en general, la solución más óptima para sus desplazamientos diarios», apuntan desde ANESDOR.

La asociación también señala como uno de los puntos más conflictivos la restricción de aparcamiento, sin haber estado acompañada de una alternativa realista, o la instalación de elementos que afectan a la seguridad vial, como bancos de hormigón próximos a la calzada. Estos condicionantes se unen a las restricciones medioambientales, establecidas previamente, que afectan de forma injusta a los usuarios de moto al no discriminar las características propias de estos vehículos ligeros y compactos.

Políticas en positivo para la moto

ANESDOR apunta que el Grupo de Trabajo de la Moto, en el que toman parte entidades sociales representativas, está realizando un Plan Director que ayude a integrar la moto en los planes de la ciudad: seguridad vial, medio ambiente, movilidad, aparcamiento, etc. Este Plan Director es un documento de carácter técnico que solo tendrá sentido si desemboca en el Plan de Movilidad Urbana de Barcelona, el texto de planificación más importante en este ámbito y del que dependerán aspectos tan relevantes como la modificación de ordenanzas y la ejecución de medidas. De lo contrario este trabajo no habrá servido de nada.

Recientemente el Consistorio ha dado muestras públicas de su intención de trabajar por la seguridad vial de los usuarios de moto. También, replantearse las necesidades de ubicar bancos de hormigón junto a la calzada o la implantación de reductores de velocidad, como los cojines berlineses, es muy positivo. Pero debe ampliarse también a otras áreas de actuación como los accesos a la zona de bajas emisiones y la ausencia de alternativas de aparcamiento.

El Ayuntamiento tiene en su mano buscar fórmulas mixtas que permitan aumentar la representatividad de la moto en su Plan de Movilidad Urbana y hacerlo bajo criterios técnicos solventes.

La versatilidad de la moto contribuye a descongestionar la ciudad, mejorar la movilidad con un mínimo impacto ambiental y maximizando la eficiencia energética en el mix del transporte. Es necesario que Barcelona aproveche estas ventajas si quiere desarrollar políticas integradoras pensando en la totalidad de sus ciudadanos.

Archivado en:

El Ayuntamiento de Barcelona avanza en contra de los que usan la moto

Relacionado

El Ayuntamiento de Barcelona avanza en contra de los que usan la moto

Barcelona, la ciudad con mayor porcentaje de conductoras de moto

Relacionado

Barcelona, la ciudad con mayor porcentaje de conductoras de moto

Los mejores vídeos