¿Qué es la fibra de carbono?

Este material ligero y resistente -y también caro de producir- es perfecto la fabricación de buena parte de la moto.

Trabajando con fibra de carbono. Fuente: iStock/boggy22
Trabajando con fibra de carbono. Fuente: iStock/boggy22

Uno de los materiales que siempre está en boca de todos por las características que tiene y las ventajas que ofrece es la fibra de carbono. Pero ¿qué es realmente? ¿Por qué se emplea en el sector de la automoción? ¿Cómo se ha convertido en un elemento habitual en motos y coches, e incluso en aviones?

La respuesta a todas esas preguntas se halla en su composición y en los valores que ofrece a muchos y muy diversos sectores. Eso sí, hay que señalar que no se trata de un material “estático”, sino que se ha ido mejorando con el paso de los años, desde que a finales de los años 50 del pasado siglo Roger Bacon la produjera con apenas un 20% de carbono (actualmente el 99% ya lo es).

Propiedades de la fibra de carbono

Sobre sus principales propiedades, aquellas que han hecho de este material uno de los más usados, hay que mencionar las siguientes:

  • Resistencia mecánica muy elevada, a lo que une elasticidad.
  • Presenta una densidad baja si se compara con otros materiales resistentes (por lo que es muy ligera).
  • Alta capacidad de aislamiento térmico, resistiendo importantes variaciones de temperatura.
  • Un precio de producción elevado.

Este último factor encarece los productos que se realizan con este material. Y no es de extrañar, porque para su fabricación es necesario un proceso en el que se alcanza una temperatura que va de los 1.100 a los 2.500 grados en una atmósfera de hidrógeno durante semanas. Además, la utilización de materiales termoestables también añade una mayor complejidad a dicho proceso.

La fibra de carbono en las motos

Todo parece indicar que el futuro es de la fibra de carbono en las carrocerías y carenados de coches y motos. No en vano, durante mucho tiempo se ha hablado de chasis que estén construidos totalmente con este material.

El motivo no es otro que presenta una resistencia como la de los metales (aluminio, hierro, acero) pero con mucha mayor ligereza, aspecto este que facilita la conducción. Además, ofrece una mayor flexibilidad, lo que abre nuevas opciones al diseño de las motocicletas, permitiendo a los ingenieros ofrecer mejores soluciones ergonómicas y aerodinámicas. 

En definitiva, la fibra de carbono se presenta como el material clave para hacer las motos más ligeras, ágiles y manejables, sin perder seguridad y ahorrando en peso (menor gasto combustible).

Tipos de fibra de carbono. Fuente: iStock/Morrison1977
Tipos de fibra de carbono. Fuente: iStock/Morrison1977

Una moto totalmente de fibra

Los conceptos que acabamos de apuntar los pusieron en práctica en la firma VanderHeide Motorcycles, donde trabajaron durante cinco años en la fabricación de una motocicleta compuesta por una sola pieza realizada en fibra de carbono.

La puesta de largo tuvo lugar en 2016 y llamó mucho la atención porque en un mismo bloque se incluían el carenado, el depósito y el chasis. Disponía de un motor Aprilia RSV4, con lo que estaba homologada para poder rodar por la calle. En cuanto a sus características, ofrecía una potencia de 201 CV con un peso de 175 Kg.

Ese solo es un ejemplo de lo que pudiera estar por llegar, aunque todo dependerá de los costes que suponga la fabricación de la fibra de carbono, ya que sigue siendo un material caro.

Sustitución fibra de escape

Relacionado

Cómo sustituir la fibra del silenciador de escape

¿Cuántos tipos de chasis de moto existen?

Relacionado

¿Cuántos tipos de chasis de moto existen?

Los mejores vídeos