El rally Dakar a través de sus motos clásicas más emblemáticas

En 1977 comenzó el conocido como el raid más duro del planeta, cuando Thierry Sabine, participando en el rally Abidjan-Niza, se pierde por el desierto de Libia. Este despiste sería la palanca para crear una nueva competición, el París-Dakar.

MOTOCICLISMO para AMV

El rally Dakar a través de sus motos clásicas más emblemáticas
El rally Dakar a través de sus motos clásicas más emblemáticas

La competición, abierta a pilotos sin título, ha generado a lo largo de estos años todo tipo de historias, siendo estas no solo deportivas, sino también solidarias. En 1985 se crea el proyecto “Paris-Dakar, pari du coeur” (es decir, París Dakar, apuesta del corazón) con el objetivo de ayudar y colaborar con las comunidades locales de los territorios por los que pasa el recorrido.

Cuando se cumplen casi 45 años de sus inicios, repasamos la historia de esta competición a través de motos clásicas que quedaron primeras en el podio.  

Yamaha

Sería con la Yamaha XT500 con la que Thierry Sabine se perdió por el desierto de Libia, así que podemos decir que esta moto estuvo en los inicios de la competición. Pero, no sólo eso, ya que Cyril Neveu ganó la primera edición “oficial” del Dakar, celebrada en 1979, y la segunda llevada a cabo en 1980.

El vehículo contaba con un chasis resistente pero ligero a la vez, algo especialmente positivo para un desafío de este tipo, ya que podía absorber cualquier vibración de un terreno tan inestable como ese. Por otro lado, se trataba de una moto sencilla.

Yamaha YXE850T peterhansel 1992
Stéphane Peterhansel con su Yamaha YXE850T en 1992.

Otro modelo que destaca es la Yamaha YZE750T, cuyo motor bicilíndrico de 75 CV le brindó a Stéphane Peterhansel en 1991 su primera victoria de las seis que obtuvo en categoría motos de la competición. En el Dakar de 1992 y en el de 1993, el apodado ‘Monsieur Dakar’ volvería a pisar el primer puesto del podio con la evolución de ese modelo, la Yamaha YXE850T, desarrollada entre Yamaha Francia y la sede nipona.

Honda

Siguiendo con las casas japonesas y los pilotos franceses, Cyril Neveu volvería a ganar esta competición en 1982, y en esta ocasión lo haría con una moto de 550 cc y 45 CV, la Honda XLS550R. Se trataba de la segunda edición del modelo, con un aumento de la capacidad del depósito hasta los 42 litros, aportando una mayor autonomía, y mejorando embrague, chasis y suspensiones.

Honda NXR750V 1988 cyril Neveu
Cyril Neveu a lomos de su Honda NXR750V en 1988.

Unos años después, de 1986 a 1989, Cyril Neveu, Edi Orioli y Gilles Lalay volverían a obtener primeros puestos con otros dos modelos de la firma del ala dorada, las Honda NXR750V y NXR800V. La primera contaba con un propulsor bicilíndrico con 70 CV y un depósito de gran autonomía (57 litros), además de caracterizarse por una buena manejabilidad.

BMW

BMW también estuvo presente durante las dos primeras ediciones del Dakar, pero no sería hasta 1981 cuando el piloto Hubert Auriol llegaría al podio con el modelo BMW R 80 G/S. A partir de ahí, conseguiría tres triunfos más los años 1983, 1984 y 1985.

Rüdiger Gutsche sería el ingeniero que realizaría el desarrollo del modelo para BMW, caracterizado por tener una alta potencia para la época (50 CV) y llegar a una velocidad de 167 km/h. Sus siglas hacen referencia a dos términos alemanes definen perfectamente la polivalencia de este modelo: G, de “gelände”, que significa todoterreno y S, de “straße”, que significa calle.

bmw r 80 g s paris dakar 5
La BMW R 80 GS en el Paris Dakar de 1984.

Otra moto mítica del Dakar fue la monocilíndrica BMW F 650 RR, que contaba con un propulsor de 700 cc y 75 CV. Sería con este modelo con el que Richard Sainct consiguió quedar primero en 1999 y en 2000; y Andrea Mayer, en 2001, aunque no ganó, fue considerada la mejor piloto de motos.

KTM

Como no podía ser de otra manera, si estamos hablando de motos clásicas que han hecho historia en el Dakar, KTM tiene que aparecer en nuestra selección y lo hace, además, con varios modelos.

Uno de los más destacados fue la KTM LC4 660 R, que obtuvo varias victorias (cinco concretamente) entre los años 2001 y 2006. El primer piloto que conseguiría quedar en un primer puesto con esta moto sería Fabrizio Meoni. Otros pilotos destacados que conducirían este modelo fueron Richard Sainct o Nani Roma (primer piloto español en ganar la competición).

KTM LC4 660 R Nani Roma
Nani Roma hizo historia en 2004 con su KTM LC4 660 R.

Otros modelos de la firma que también deben incluirse en nuestro repaso es la KTM 690 Rally, con la que Cyril Despres conseguiría el primer puesto en 2007 y en 2010, y la KTM 450 Rally, con la que el español Marc Coma ganaría varias ediciones.

Y si no sólo te gusta disfrutar de las motos viendo competiciones, sino que tienes en el garaje una moto clásica,  AMV Legend es el seguro que necesitas. Están especializados en vehículos clásicos de 20 años de antigüedad o más. Entra en la web y calcula tu presupuesto, y si te surge alguna duda, puedes llamar al 911219322 o escribir a amvlegend@amv.es.

Archivado en:

El cuidado de las motos clásicas es esencial para mantenerlas en buen estado. Fuente: iStock/janiecbros

Relacionado

Consejos para el cuidado de motos clásicas

Motos clásicas “de película”

Relacionado

Motos clásicas “de película”

¿Qué tipos de maletas elegir para motos clásicas?

Relacionado

¿Qué tipos de maletas elegir para motos clásicas?

¿Por qué las motos clásicas están de moda?

Relacionado

¿Por qué las motos clásicas están de moda?

Los mejores vídeos