Andrea Dovizioso y Aprilia MotoGP: los tiempos y el compromiso de permanencia

El italiano ha cambiado de opinión sobre subirse a la RS-GP por dos sencillas razones.

Andrea Dovizioso durante el pasado 2020
Andrea Dovizioso durante el pasado 2020

Desde que saltó la noticia de que Andrea Dovizioso volverá a subirse a una MotoGP después de aceptar la oferta de Aprilia para realizar un test con la RS-GP, se han observado diferentes reacciones en la afición a MotoGP.

Desde la ilusión por su posible retorno en 2022 –llegando a haber quienes anticipan que regresará en este mismo año (bien como wild card o bien sustituyendo a Lorenzo Savadori)- hasta las críticas por anunciar dicho test después de ver a Marc Márquez subido en la Honda RC213V-S, ya que su nombre había sonado como posible sustituto en el Repsol Honda si el 93 tenía que perderse una parte considerable de la temporada.

También hubo otro tipo de críticas, dirigidas al hecho de haber aceptado dicho test meses después de haber rechazado competir en MotoGP 2021 con Aprilia, y que evidentemente iban acompañadas por teorías más o menos rocambolescas sobre qué podía haber motivado al ex de Ducati a cambiar de parecer en tan poco tiempo.

Dejando de lado el tema Honda, ya que solamente él sabe hasta qué punto tenía fe de poder competir con la RC213V, sí se pueden apuntar dos causas para su cambio de opinión sobre subirse a la Aprilia.

CUESTIÓN DE TIEMPOS

La primera es muy sencilla: Andrea Dovizioso no quiso fichar por Aprilia para MotoGP 2021 porque entendía que corría el serio peligro de pasarse un año a lomos de una moto inferior con la que el top 10 podría ser un objetivo optimista y el podio una quimera.

Nadie puede culparle: el pasado 2020, tras una prometedora pretemporada, el bagaje de Aprilia no solamente fue realmente pobre, sino que el salto de KTM les dejó totalmente solos en la última posición de la categoría reina. Por ello, pese a los ímprobos esfuerzos de Aleix Espargaró, el resultado obtenido en la clasificación de constructores resulta demoledor:

Así cayó sobre Aprilia el telón del último curso. Sin embargo, en los test de pretemporada celebrados en el Losail International Circuit, un nuevo sol ha salido en el horizonte de los de Noale. Siendo todavía muy pronto como para echar las campanas al vuelo, los tiempos conseguidos por Aleix Espargaró –y la rapidez con la que ha llegado a ellos- ha devuelto el optimismo a la firma italiana después de que el español acabase todos los días (salvo el último en el que no salió casi nadie) en el top 6:

Y, de rebote, ha hecho que Andrea Dovizioso empiece a mirar con otros ojos la Aprilia RS-GP. Por dos motivos: en primer lugar, porque 2021 podría ser el año en el que el mayor de los Espargaró por fin tenga una moto con la que optar al podio; y en segundo lugar, porque si existe esa buena base, el hecho de que Aprilia sea la única marca con concesiones podría permitir a Dovi afinar esa moto para volver en 2022 con la intención de luchar por todo.

SIN COMPROMISO DE PERMANENCIA

En el mundo en el que vivimos, en el que los contratos de larga duración pueden convertirse en un arma de doble filo, el anuncio de ‘sin compromiso de permanencia’ insufla confianza al usuario. Y eso es precisamente, lo que ha hecho cambiar de opinión a Dovizioso sobre Aprilia.

Si hace meses dijo no y ahora ha dicho sí, no solamente se debe a los ilusionantes tiempos de la pretemporada, sino a las condiciones del acuerdo.

Con 35 años (que cumple pasado mañana), Dovi considera que no está en condiciones de ‘perder’ una temporada con una moto que no le permite luchar por ganar. Para un piloto, pocas cosas hay más duras que verse peleando en la zona media-baja cuando se ha acostumbrado al laurel y al champán.

Sin embargo, sí se puede permitir tres días de test. Seguro que ya está echando de menos subirse en una MotoGP, y en Jerez podrá volver a hacerlo. Además, también probará una máquina diferente tras haber pasado por Honda, Yamaha y Ducati. Y lo importante es que lo hará sin ningún compromiso de permanencia: cuando el 14 de abril se baje la persiana del box y se despoje del mono, será totalmente libre.

Libre para decidir. Si entiende que la RS-GP tiene por fin el potencial de luchar contra el resto de máquinas de la categoría reina, se planteará hacer un segundo test e incluso retornar a la competición en 2022 o en este 2021.

Y en el peor de los casos, si no le convence, pues se llevará una experiencia de tres días que está al alcance de un puñado de personas en todo el mundo y se volverá a su casa a practicar motocross y esperar que llegue una ocasión mejor para volver a MotoGP.

Andrea Dovizioso, Cal Crutchlow, Bradley Smith, Leon Camier, Leandro Mercado, Alex De Angelis o Marco Melandri son algunas de las ausencias de 2021

Relacionado

Andrea Dovizioso y otras 13 grandes ausencias en las parrillas de 2021

Andrea Dovizioso dejó MotoGP tras despedirse de Ducati

Relacionado

Andrea Dovizioso volverá a una MotoGP: hará un test con la Aprilia RS-GP

El test de Qatar ha dejado algunas ideas antes de comenzar MotoGP 2021

Relacionado

Análisis test Qatar: MotoGP 2021 tiene tres pequeñas certezas y tres grandes incógnitas

Marc Márquez tocando con el codo sobre la Honda RC213V S en Catalunya

Relacionado

Vídeos: Marc Márquez en acción sobre la Honda RC213V-S

Los mejores vídeos