Cinco razones para hablar de Miguel Oliveira

El portugués culminó un hat-trick de genio con una victoria perfecta en Montmeló.

Miguel Oliveira festeja su victoria con la bandera portuguesa
Miguel Oliveira festeja su victoria con la bandera portuguesa

El Gran Premio de Cataluña dejó demasiadas cosas. Lo que más cola ha traído es la doble sanción a Fabio Quartararo, que al término de la carrera recibió un castigo de tres segundos por acortar las curvas 1-2 y no perder el segundo al que obliga el reglamento cuando se toman dichos atajos -y que le bajaba del tercer al cuarto puesto-, al que horas después se sumó una penalización de otros tres segundos por el ‘monogate’, en un extraño intento de buscar el medio entre lo que debió pasar en el momento (una bandera negra con punto naranja) y la inacción demostrada hasta entonces.

Fue la polémica culmen de un día que comenzó con acciones peligrosas en Moto3, donde las diagonales en recta y la excesiva ralentización de la velocidad en la última vuelta aumentaron innecesariamente la peligrosidad de la categoría.

Temas disciplinarios aparte, se ha hablado mucho de las primeras vueltas de un Marc Márquez que poco a poco se va asemejando a su versión pre lesión; de la caída de un Valentino Rossi que tampoco pudo asomar la cabeza en uno de sus trazados predilectos; de cómo los infortunios de Quartararo acaban beneficiando a Jack Miller; o de cómo la enésima segunda posición de Johann Zarco le acerca al liderato de la general.

Miguel Oliveira se escapa de Jack Miller rumbo a la victoria
Miguel Oliveira se escapa de Jack Miller rumbo a la victoria

UNA CARRERA PERFECTA

Todos esos nombres tienen una cosa en común: acabaron la carrera por detrás de Miguel Oliveira. El portugués debería ser el protagonista absoluto de lo sucedido en Montmeló, y debería serlo por cinco razones:

  • La primera es que ganó una carrera del Mundial de MotoGP, que ya debería ser condición suficiente para hablar de él.
  • La segunda es que ya empieza a ser costumbre: es su tercer triunfo en las últimas 17 carreras, donde solamente Fabio Quartararo ha ganado más (4).
  • La tercera es que ha sumado 45 puntos en las dos últimas carreras, ya que venía de ser segundo en Mugello, lo que indica más una tendencia que un resultado suelto.
  • La cuarta es que, de su mano, KTM ha roto el reparto de triunfos entre Yamaha y Ducati, que parecían estar un paso por delante del resto de marcas.
  • La quinta, y la más importante, es que hizo una carrera sencillamente perfecta, ya que en distintos momentos hubo pilotos más rápidos que él pero no pudieron batirle.

Jack Miller fue el mejor en la salida, Fabio Quartararo fue el más rápido en la parte intermedia de la carrera y Johann Zarco acabó con un ritmo bestial. Pero ganó él y lo hizo merced a dos cosas: un gran ritmo, condición sine qua non para ganar cualquier carrera y, sobre todo, minimizando la pérdida de tiempo no haciendo movimientos innecesarios. Solo hizo dos: en la segunda vuelta para pasar a Miller, y en la 14ª para devolver la pasada a Quartararo.

Fabio Quartararo supera a Miguel Oliveira con Joan Mir y Jack Miller detrás
Fabio Quartararo supera a Miguel Oliveira con Joan Mir y Jack Miller detrás

UN HAT-TRICK DE GENIO

Si se juntan la quinta y la segunda razón, sale como resultado un hat-trick de auténtico genio. Si hace poco era Jack Miller el que completa su hat-trick perfecto de victorias en MotoGP según las condiciones de la carrera (mojado, seco y flag to flag), en el caso de Miguel Oliveira la variedad está en la forma de conseguir esas tres victorias.

Todo empezó el año pasado en el Red Bull Ring austriaco, donde se aprovechó del frenético mano a mano entre Pol Espargaró y Jack Miller para superar a ambos en la última curva, convirtiéndose en el primer piloto de la historia de MotoGP en ganar una carrera empezando el giro final fuera de los dos primeros (y el primero de la historia de MotoGP en ganar con un equipo independiente con moto europea) en un acto de justicia poética que en cierto modo compensaba todas las veces que había tenido la gloria como asíntota.

Después de aquello no pudo volver al podio en toda la temporada hasta que llegó la hora de dejar caer el telón en Portimao, su particular parque de atracciones: la montaña lusa. Allí fue profeta en su casa completando un GP majestuoso en el que sencillamente estuvo en otra dimensión, llevándose la victoria, la pole, la vuelta rápida y el corazón de todo un país para despedirse a lo grande del equipo Tech 3 después de dos temporadas antes de poner rumbo al oficial.

Un cambio de equipo que comenzó con un cúmulo de sinsabores, donde el trago más amargo fue verse incapaz de estar delante en Portimao meses después de su apabullante triunfo. Lejos de rendirse, fue trabajando en silencio y confió en las mejoras de KTM, que se presentó en Mugello con nuevo chasis y nueva gasolina, avances que Oliveira aprovechó con un segundo puesto tras el inabarcable Quartararo.

Miguel Oliveira trata de contener a Johann Zarco
Miguel Oliveira trata de contener a Johann Zarco

Un éxito que solo sería el preludio de lo sucedido en el Circuit de Barcelona-Catalunya, donde completó su particular hat-trick. Si el año pasado comenzó ganando en casa de KTM sorprendiendo desde atrás y lo terminó venciendo en su propia casa liderando de principio a fin, este año tocaba homenajear al probador Dani Pedrosa ganando en su casa con una gestión inmejorable de carrera, en la que soportó el mano a mano con el favorito para terminar defendiéndose de Zarco.

Una carrera perfecta para culminar un hat-trick de genio. Sobran las razones para hablar de Miguel Oliveira, del que seguro que habrá que hablar mucho más.

Archivado en:

MotoGP homenajea a la afición con una carrera inolvidable en Cataluña

Relacionado

MotoGP homenajea a la afición con una carrera inolvidable en Cataluña

Fabio Quartararo conserva el liderato tras ser cuarto en Barcelona Catalunya

Relacionado

Clasificación MotoGP 2021 tras Barcelona-Catalunya

Miguel Oliveira logró su primera victoria de MotoGP 2021 en el Circuit de Barcelona Catalunya

Relacionado

Resultados MotoGP 2021, distancia al ganador y evolución pilotos hasta Montmeló

Los mejores vídeos