El retorno de Marc Márquez: entre la prudencia, la probabilidad y la locura

Operado con éxito, la pregunta que se hace todo el paddock es cuándo volverá a pista el 93.

El retorno de Marc Márquez: la prudencia, la probabilidad y la locura
El retorno de Marc Márquez: la prudencia, la probabilidad y la locura

Domingo: Marc Márquez se fractura el húmero derecho en Jerez y se sospecha que puede haber una afectación del nervio radial, lo cual le hubiese hecho despedirse de toda opción de título. La victoria de Fabio Quartararo queda en un segundo plano tras su incompleta remontada.

Lunes: Marc Márquez viaja de Jerez a Barcelona y empiezan a llegar noticias tranquilizadoras sobre el nervio radial, pero todavía impera la prudencia previa a la operación. Empieza a pulular la idea de que es demasiado pronto para descartarle de la lucha por el título.

Martes: Marc Márquez pasa por el quirófano de forma satisfactoria. El Doctor Xavier Mir y su equipo le fijan el húmero con una placa de titanio y confirman que el nervio estaba ileso. El paddock vuelve a creer en la posibilidad de que se recupere a tiempo para poder luchar por el título.

Miércoles: Terminada la agónica incertidumbre sobre los nervios, empieza la recuperación de Márquez con una máquina de frío para reducir el hematoma mientras hace ejercicios de rehabilitación. En el paddock, ya empiezan a sucederse las teorías sobre los plazos. Básicamente se trata de tres:

  • GP de Austria (14-16 agosto) o GP de Estiria (21-23 agosto)

Sería la opción de la prudencia. Dejar pasar casi un mes o más de un mes para asegurar la curación… a cambio de prácticamente decir adiós al título. Implicaría un mínimo de tres ceros y la posibilidad de aterrizar en el Red Bull Ring con un déficit de hasta 75 puntos con solamente diez carreras por delante (siempre en el supuesto de que finalmente no se añadan más carreras a las 13 estipuladas).

Conociendo a Marc Márquez, esta opción se puede dar prácticamente por descartada. Tras la operación recuperó el optimismo y eso solamente puede significar que vuelve a pensar en ser campeón en 2020. Eso implica hacer cálculos, y volviendo en Austria no le salen.

  • GP de la República Checa (7-9 agosto)

El 7 de agosto, día en el que comenzarán los entrenamientos del Gran Premio de la República Checa habrán pasado 17 días de la intervención. Una posibilidad alimentada por el Doctor Xavier Mir en la web de MotoGP, que asegura que “la puerta de Brno está entreabierta".

En palabras del galeno, “hay posibilidades de que pueda estar en Brno", además de que está “muy animado y con ganas de competir y luchar por este Mundial". Por lo tanto, en el idioma Márquez, que la puerta de Brno esté entreabierta significa que estará allí si no sucede nada raro, por lo que se antoja la opción más probable: llegaría con 'solo' dos ceros y un margen de once carreras para remontar.

  • GP de Andalucía (24-26-julio)

Pese a que desde el equipo Repsol Honda han descartado en todo momento la presencia de Marc Márquez en la segunda cita de la temporada –el Gran Premio de Andalucía en el mismo Circuito de Jerez-, ya se ha empezado a deslizar la posibilidad de que el ilerdense se líe la manta (o las vendas) a la cabeza, emprenda el camino de regreso al trazado andaluz y se pruebe este mismo fin de semana con la intención de rescatar algunos puntos.

Una posibilidad que se antoja una locura pero que El Periodico ya contempla, apuntando también que el octacampeón del mundo podría optar por viajar hasta el sábado para tener un día más de descanso. Incluso en esas condiciones, supondría subirse a la moto el sábado, menos de 100 horas después de la intervención. Parece imposible –y necesitaría el apto de los doctores-, pero esa palabra siempre ha sido mucho más relativa en el diccionario de Marc Márquez.

El yin y el yang de Marc Márquez (Fotos: Repsol / Gold & Goose).

Relacionado

El yin y el yang de Marc Márquez

La lesión de Marc Márquez y el drama profundo en Honda

Relacionado

La lesión de Marc Márquez y el drama profundo en Honda