La Ducati Panigale V4R y la solución Scott Redding al ‘problema Álvaro Bautista’

Dice Redding que si Ducati no ganó el Mundial de Superbike 2019 fue porque el problema era el propio Bautista.
La Ducati Panigale V4R y la solución Scott Redding al ‘problema Álvaro Bautista’
Scott Redding durante los test de pretemporada en Jerez (Fotos: Gold & Goose).

No ha empezado la temporada 2020 y Scott Redding ya está dejando los titulares grandilocuentes que acostumbra. Ha sido en el marco de la presentación del Aruba.it Racing Ducati con el que debutará en el Mundial de Superbike en este 2020, heredando la Panigale V4R de Álvaro Bautista, del que fue compañero en MotoGP 2014.

En las declaraciones oficiales el británico no ha nombrado a su predecesor, pero cuando los compañeros de GPOne le han preguntado no se ha mordido la lengua… para sorpresa de nadie. “Creo que el problema era el propio Bautista. Quería dominar a toda costa en lugar de ganar”, asegura Redding, que añade que el ahora piloto de Honda no necesitaba las once victorias iniciales, que Jonathan Rea supo ser paciente y esperar y que, cuando el norirlandés comenzó a ganar, “Bautista empezó a sentir la presión”.

Antes de entrar a valorar lo que dice Redding, conviene señalar cuándo y dónde lo dice. Lo dice durante la pretemporada, cuando su hoja de servicios en su nuevo equipo todavía está en blanco; y lo dice durante la presentación de un equipo y una marca para los que Bautista consiguió 16 victorias y 24 podios en 36 carreras.

Decir que Ducati perdió el título por culpa de Bautista es, por decirlo de forma suave, deformar la realidad. En primer lugar por dejar fuera de la ecuación a Jonathan Rea, el principal (por no decir único) culpable de que Bautista no fuese campeón, ya que el español acabó con 157 puntos más que el tercer clasificado. Es decir, sin la presencia de Rea, Bautista y Ducati se hubiesen paseado rumbo a un título apabullante.

Publicidad

Y en segundo lugar, si se considera que fue Bautista quien perdió el título –lo cual es una opinión muy lícita y respetable- es por una sencilla razón: porque pudo ganarlo. Porque tan cierto es que la Ducati Panigale V4R es una máquina asombrosa como que, al menos en su versión WSBK, solamente Bautista supo dominarla desde el principio y llevarla al límite requerido para ganar a ese nivel.

Porque mientras Bautista enlazaba once victorias consecutivas, un piloto consolidado y con tres subcampeonatos mundiales de la categoría a sus espaldas como Chaz Davies sufría lo indecible con la potente máquina italiana, consiguiendo apenas dos podios en esas once carreras, ambos en Aragón.

Claro que Bautista quería dominar. Había comprobado que la mejor forma de batir a Rea era soltarle de rueda cuanto antes y lo intentó siempre que pudo. Y cuando vio que no podía ganar, como en Imola, supo conformarse y sumar.

La Ducati Panigale V4R y la solución Scott Redding al ‘problema Álvaro Bautista’

Scott Redding y

Después vinieron los errores, y seguramente sintió la presión. Faltaría más en semejantes circunstancias: obligado a no fallar ante un rival como Rea que nunca falla. Claro que alguna vez fue más allá del límite con la Panigale y por eso sufrió varias caídas, pero sin la búsqueda de esos límites seguramente no hubiese ganado tanto.

Así que, si el problema de Ducati en Superbike era el propio Bautista, bendito sea el problema que tenía Ducati en Superbike. Si tu problema es que un rookie gana 16 carreras (mientras su experimentado compañero gana una en todo el año) con una moto nueva y acaba subcampeón por detrás del mejor de la historia de Superbike, es que tienes mucha suerte como marca y como equipo. Cuántas marcas querrían tener un problema que se sube a tu moto nueva y te hace soñar con un título que llevas casi una década buscando.

Publicidad

De entrada, ni es lo más decoroso ni parece lo más inteligente hablar así de tu predecesor cuando ha hecho una temporada memorable, por más errores que haya cometido. También porque cualquiera podría preguntarse que, si Redding llama problema al piloto que hizo soñar a Ducati con el título, cómo llamará al que ahora es su nuevo compañero de equipo y cuyo rendimiento fue netamente inferior al de ese problema. Cabe preguntarse qué pensará Davies cuando lea las declaraciones de su nuevo compañero.

No es la primera vez –y seguramente tampoco será la última- que Redding se mete en un jardín por no filtrar sus palabras, y en este caso lo que ha hecho es añadirse una dosis de presión extraordinaria a la que ya llevaba por el hecho de haber sido el fichaje estrella de Ducati después de su gran 2019 en el British Superbike, también con la Panigale V4R.

El problema es que, al decir esto Redding se autoproclama en la solución, y ahora todo lo que no sea mejorar los números de Bautista –lo que básicamente equivale a ser campeón a la primera con una moto que él si conoce- hará pensar que ahora el problema de Ducati se llama Scott Redding.

En definitiva: si dice Redding que si Ducati no ganó el Mundial de Superbike 2019 fue porque el problema era el propio Bautista, más le vale no tardar en hablar en pista y demostrar que él es la solución que llevará a la V4R al título mundial. Porque si no tendrá que señalarse a sí mismo como el problema.

Publicidad
Historias
LOS MEJORES VÍDEOS
Te recomendamos

Debido al Covid-19 a muchos clientes de BMW les ha caducado la garantía de sus motos ...

Las campañas «Easy days» y «Plan dúo» suponen grandes descuentos, ventajosos programa...

Ya tenemos el nombre de los dos ganadores que podrán disfrutar de un fin de semana de...

La firma SW-Motech ha realizado mejoras en la bolsa Pro y su sistema de anclaje para ...