Benelli Imperiale 400, una clásica sencilla para el gran público

Benelli entra en el mundo neorretro con una moto clásica de verdad que nos trae la esencia de la marca en un concepto sencillo, la Imperiale 400. Una verdadera clásica pensada para el gran público.

Texto: Sergio Fernández. Fotos: Diego Martínez.

Benelli Imperiale 400 2020
Benelli Imperiale 400 2020

La marca del león es otra de las centenarias, así que su nombre y su tradición le preceden. En este periodo en el que Benelli pertenece al grupo chino Qianjiang que le ha dado un nuevo enfoque y combina la esencia de los italianos con la concepción asiática. La Imperiale 400 es una moto totalmente clásica, en todos los sentidos, así que eso ya va a marcar su comportamiento, su diseño y su público, porque no se trata de un modelo de última generación, es más bien una moto retro en sí.

Echándole un vistazo con detenimiento a sus líneas inevitablemente sale la memoria histórica de la firma italiana y tiene mucho que ver con las Nuovo Leoncino de principios de los años sesenta, por la forma del faro, la línea del depósito y del asiento, así como por el diseño de los guardabarros y la utilización de llantas de radios. No hace falta inventar nada nuevo, bastaba con tirar de archivo para encontrar un modelo con encanto para inspirarse, y también un nombre, y a la vista de lo conseguido con la Imperiale 400 han acertado.

Benelli Imperiale 400 2020
El envolvente guardabarros trasero aloja el grupo óptico.

Benelli Imperiale 400: Más de lo que parece

Viendo por fuera el monocilíndrico de 4T y 374 cc te imaginas que va a ser un motor tosco, pero lo cierto es que desde que lo pones en marcha te sorprende por su conseguido funcionamiento. Otra de sus características, que recuerda a los motores que salían del taller de los hermanos Benelli en Pesaro, es la distribución OHC, que se distingue porque su árbol de levas tiene una tapa lateral con el león que simboliza la marca. La inyección electrónica hace que fluya con precisión desde muy bajas revoluciones y aunque no es contundente, con apenas 20 CV, si es muy progresivo y utilizable en medios. Algo que se deriva de su carrera larga, que puedes notar en las largas pistonadas que te sacan desde abajo.

Es curioso ver a estas alturas motores refrigerados por aire, algo que las normativas antiemisiones han ido reduciendo, pero que cuando se trata de diseños retro tiene una estética más limpia de la parte delantera. La línea roja está situada muy pronto si la comparamos con la mayoría de las motos actuales, a solo 6.000 rpm, pero el monocilíndrico es elástico y no resulta un problema. Cuenta, como las motos de hace unas décadas, con un cambio de solo cinco marchas, que no es tan suave de accionamiento pero tiene indicador de marcha engranada en un cuadro de instrumentos clásico y también el nivel de combustible en el pequeño display digital. Sus prestaciones te permiten ir a cualquier sitio y además el motor es un limitador natural de velocidad, ya que 120 km/h es la velocidad a la que te permite ir sin tener que llevar el acelerador a tope. Es una moto con un consumo contenido y una gran facilidad de manejo si nos atenemos a la respuesta del motor.

Benelli Imperiale 400 2020
La instrumentación tiene un diseño muy conseguido y no rompe con la línea de la Imperiale.

Benelli Imperiale 400: Clásica

Los elementos utilizados en su parte ciclo son tan clásicos como su línea, algo positivo para los amantes de lo retro desde el punto de vista estético pero que limita en algunos puntos su comportamiento. Las suspensiones mantienen la estabilidad en general pero los amortiguadores traseros son rápidos de reacciones al pasar sobre los baches, de manera que hay que acostumbrarse a sus respuesta en carreteras en mal estado. La horquilla telescópica de 41 mm es poco robusta a la vista pero cumple con su cometido, además los frenos no son especialmente potentes, así que no la comprometen mucho. Lo mejor es utilizar el delantero, con maneta regulable y pinzas de dos pistones, al mismo tiempo que el trasero para conseguir suficiente potencia de frenado. Es cierto que lo que te pide es rodar tranquilo y disfrutar de la esencia de la moto, pero siempre está bien conocer cómo reacciona ante un imprevisto.

Como no podía ser de otra manera en esta época que vivimos dispone de ABS y eso te da un punto de confianza cuando tienes que apretar con fuerza los frenos. Un punto fácilmente mejorable son los neumáticos, ya que trae de serie unos Cordal, que cumplen pero que no ofrecen las prestaciones de uno de los grandes grupos. Declara 200 kg en vacío y aunque podría ser más ligera tampoco es una moto que se sienta muy pesada cuando estás en movimiento, una cualidad a la que ayuda el manillar ancho y una ergonomía muy relajada.

Benelli Imperiale 400 2020

El tapón del depósito con bisagra y llave es otro detalle conseguido.

El asiento de dos piezas y corte clásico es bastante cómodo, especialmente para el piloto. El pasajero va a la misma altura pero tiene las asas un poco bajas, aunque tampoco recibe transferencias de peso muy agresivas. En general su diseño y su comportamiento te piden rodar tranquilo, aprovechar los medios del suave motor y sentir el viento mientras te olvidas de tus problemas cotidianos. Hay detalles cuidados que le dan un toque retro con clase, como el tapón del depósito con llave, las tapas laterales que cubren la inyección o los protectores de goma del depósito, pero también hay algunos menos finos, como los intermitentes, las bombillas utilizadas en el faro o los herrajes que unen las estriberas con el guardabarros trasero. Pero en conjunto es una moto aparente y con "look" que tiene encanto para su público. Además, es una buena compañera en la ciudad por su radio de giro y por el tacto que ofrece al hacer maniobras a baja velocidad, un escenario donde por estética y precio seguramente vaya a ser popular.

El precio de la Benelli Imperiale 400 es de 3.999 euros.
Benelli Imperiale 400 2020

Benelli Imperiale 400: Datos oficiales

  • Precio: 3.999 €

Motor: 1 cil. vertical. Refr: por aire| Distribución: SOHC 4 V| Diámetro x carrera: 72,7 x 90,0 mm| Cilindrada: 374 cc| Compresión: 8,5:1| Potencia máx. dec.: 15 kW (20 CV) a 5.500 rpm| Par máx. dec.: 29 Nm a 3.500 rpm| Alimentación: Un inyector| Modos de conducción: No| Ayudas electrónicas: No| Acc. Embrague: Cable| Cambio: 5 relaciones| Transmisión sec.: Cadena| Chasis: Tubular de doble cuna en acero| Basculante: Doble brazo| Geometría: N.D.| Suspensión del.: Horquilla convencional| Diámetro barras/Recorrido: 41 mm / 110 mm| Reglajes: No| Suspensión tras./Recorrido: Dos amortiguadores paralelos / 65 mm| Reglajes: Precarga| Freno del.: Un disco de 300 mm| Pinzas: 2 pistones| Freno tras.: Un disco de 240 mm| Pinza: Un pistón| ABS Tipo / Desconec.: Estandar / No| Rueda del.: 100/90-19”. Llanta 2,50”| Rueda tras.: 130/80-18”. Llanta 3,00”| Cap. Depósito: 12 l| Peso lleno:  207 kg| Dist. entre ejes: 1.450 mm| Altura asiento: 780 mm.

Benelli Imperiale 400: Nuestras prestaciones

Velocidad máxima: 128 km/h| Aceleración 0-100 km/h: 15,5 s / 288 m| 0-400 m: 19,3 s / 107 km/h| 0-1.000 m: 39,9 s / 121 km/h| Recuperación: 60-100 km/h: 19,0 s / 444 m| 60-120 km/h:  38,0 s / 1.026 m| Régimen máximo: 6.000 rpm| Velocidad lineal pistón: 18,0 m/s| Peso lleno: 207 kg| Reparto (lleno con piloto): 43,3 / 56,7 %| Consumo medio: N.D.| Autonomía: N.D.

Prestaciones de la Benelli Imperiale 400 en el banco de potencia
Prestaciones de la Benelli Imperiale 400 en el banco de potencia

Benelli Imperiale 400: Conclusión

La moda retro que envuelve a una Europa romántica ha hecho que muchos fabricantes asiáticos, además de los locales, estén apostando por este sector. Así que Benelli ha puesto en escena esta moto para hacerse un hueco y competir con algunos rivales directos, por precio y cilindrada, como Royal Enfield. Han sabido traer a nuestro tiempo una moto clásica y teniendo en cuenta que su precio está rozando la barrera de los 4.000 euros se muestra como una opción interesante para los que quieran una moto que luzca. Su motor es una sorpresa por su buen tacto y se convierte en una moto muy correcta en ciudad, aunque le falten prestaciones para ser mejor rutera.

Benelli Imperiale 400 2020

Galería relacionada

Prueba Benelli Imperiale 400

Archivado en:

MV Agusta Superveloce 2020 (60)

Relacionado

MV Agusta Superveloce, una verdadera deportiva con una estética única

KTM 890 Duke R, el siguiente nivel

Relacionado

KTM 890 Duke R: Una naked potente, divertida, ligera y a la última en tecnología

Nuestros destacados