Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700

Las naked de esta comparativa tienen muchas diferencias entre sí y son precisamente sus peculiaridades lo que las hace estar en un mismo grupo, más allá del tipo de motor, cilindrada o precio, son motos especiales por su diseño. Así que en este caso nos conquistan también por los ojos, pero vamos a conocerlas en profundidad porque ofrecen más que una estética especial.

Sergio Fernández. Fotos: Jaime Olivares. Colaboran: Mariano Urdín y Keko Ochoa.

Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700
Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700

Dentro de las naked de cilindrada media hay muchas opciones para todos los públicos, lo que se traduce en muchas posibilidades de comparar las motos pero en este caso hemos juntado tres modelos diferentes que tienen en el diseño un punto en común. De las marcas japoneses Yamaha fue la primera en unirse a las tendencias europeas con su gama Sport Heritage y sus conocidas Faster Sons, motos diseñadas utilizando la herencia de la marca y con el asesoramiento de algunos de los preparadores más conocidos de los últimos años. Eso ha hecho que su gama ofrezca diferentes opciones en este segmento y que se haya generado mucho contenido y preparaciones alrededor de este concepto.

La Yamaha XSR700 se inspira en la XS650 y lo hace utilizando la base la MT-07, pero con una estética muy trabajada siguiendo las directrices del preparador japonés Shinya Kimura. Los cambios principales de la Yamaha XSR700 están en la carrocería, que tiene como protagonista un depósito con tapas de aluminio y un grupo óptico delantero muy curioso. Tiene detalles cuidados, como las mencionadas tapas o el subchasis desmontable, que permitirán su preparación con facilidad. La historia de Husqvarna es un poco diferente en este segmento ya que para su último asalto a la carretera decidió poner a trabajar a su departamento de diseño, KISKA, para hacer algo diferente que pudimos ver por primera vez en el Salón de Milán de 2014 como prototipo. La Vitpilen, que significa flecha blanca en sueco y que hace honor a la icónica Silverpilen de 1955, fue el resultado de este proyecto, una moto de diseño minimalista e innovador para llegar a un público joven y también a los más experimentados que quieren tener una moto diferente.

Honda ha sido la última de las tres marcas en tener una serie de motos con un sello especial, que en su caso se denomina Neo Sports Café y que se plasma en este caso en la CB650R, un estilo que une lo retro y lo moderno y que la marca estrenó en el Salón de París de 2018. En su caso también hay una gama completa de naked, desde la CB 125 R hasta la CB 1000 R que se diseña bajo este concepto y de la que nuestra protagonista es la opción intermedia. Algo que también une a nuestras protagonistas ya que son modelos para todos los públicos y tanto la Honda como la Yamaha están disponibles en versión limitada para el A2.

El diseño en las motos se ha convertido en uno de los argumentos  decisivos en la elección de una moto y se multiplican las alternativas

Honda CB650R Neo Sports Café 

La Honda es la que supone un punto intermedio entre las tres en cuanto a comportamiento, es verdad que su motor de cuatro cilindros en línea y de descendencia deportiva la define en gran medida y tiene unas prestaciones superiores, pero en cuanto a posición y a comportamiento está en el camino del medio. Su ergonomía te sitúa suficientemente sobre la rueda delantera como para tener tacto en curva pero sin llegar a ser cansada por mucho kilómetros que hagas a los mandos del manillar alto y plano. El asiento es cómodo y el chasis doble viga de acero, más ligero ahora, ofrece una gran sensación de aplomo si lo comparamos con las otras dos y mantiene el conjunto muy conectado en cualquier fase de la conducción. Gracias también al comportamiento de la nueva horquilla invertida Showa SFF-BP con barras de 41 mm y al monoamortiguador, que aunque es más sencillo está bien ajustado. Los frenos están a muy buen nivel gracias a la utilización de pinzas Nissin de cuatro pistones y anclaje radial, que con una bomba de freno convencional ofrecen potencia más que suficiente y un tacto muy dosificable. Además, dispone del sistema que activa las luces de emergencia cuando detecta una frenada brusca, que es otro elemento que incide en la seguridad.

Honda CB650R
Honda CB650R

El motor de cuatro cilindros en línea de la CBR600 ha dado un juego increíble en Honda, ya que se trata de una mecánica tan fiable como polivalente que ha servido como base para muchos modelos. En esta versión mejoran sus prestaciones y su entrega de potencia gracias a los retoques que ha sufrido en su interior: nuevo árbol de levas, retoques en el diagrama de distribución, cambios en la admisión y escape, bujías de iridio y mayor relación de compresión.  Así que sube más de vueltas que sus rivales y también que las versiones precedentes, de manera que es una moto que transmite una gran sensación de aceleración si buscas la zona alta del régimen pero que se mueve en una gama de potencia “para todos los públicos”. Sube rápido de vueltas y te hace sentirlo con el sonido que emite el tetracilíndrico, pero no llega a ponerte en situaciones comprometidas, de hecho tiene control de tracción HSTC (Honda Selectable Torque Control), que puede desactivarse con solo pulsar una pequeña leva situada en la piña izquierda, y es raro que necesites de su asistencia. En medios y bajos es una moto agradable, de entrega progresiva y algo menos directa que la XSR700 con su motor bicilíndrico pero dulce y ahora todavía con menos vibraciones en ese pequeño régimen donde este tipo de motores las emiten, gracias a que se han variado los anclajes del motor al chasis. Sus 95 CV declarados la sitúan en otro nivel de prestaciones y aunque sean motos con las que puedes hacer una vida muy parecida están en tres niveles diferentes por las prestaciones del motor.

Honda CB650R
Honda CB650R

Una asignatura pendiente de la CB650F era la instrumentación, con dos pantallas digitales que no estaban en línea con el conseguido diseño de la moto, ahora además de tener un "look" mucho más agresivo gracias a su faro de led combinado con su diseño neoretro monta una instrumentación digital más moderna que se integra bien  en la línea de la moto, y aunque hayan tenido que contener sus dimensiones para ello la lectura de la instrumentación no es mala. Así que es una moto completa, que ofrece un comportamiento muy conseguido, fruto de la evolución de años dentro de la marca, y que supone la oferta media de la familia Neo Sports Café. Y que ha sabido sacarle partido a la línea de la anteriores CB, con esos escapes inspirados en la CB400 de 1974, dándole el toque moderno con el nuevo frontal, el colín más recortado y los diferentes detalles del motor pintados en gris.

La Honda CB650R ofrece una sensación de aplomo superior a la de sus rivales

Husqvarna Vitpilen 401

Volver a la idea pura de la moto, es sinónimo de simplicidad y es precisamente el lema que utilizaron para diseñar las Vitpilen. La 401 supone llevar ese concepto de moto simple pero atractiva a los más jóvenes y para ello se utiliza la excelente base que ya se ha probado en las KTM 390. Estéticamente las Vitpilen 401 se basa en ese concepto simplista pero muy llamativo, que integra en un solo bloque el depósito y el colín. Al faro redondo de led, al igual que el piloto trasero y los intermitentes, le da mucha fuerza su estética, tal y como hemos visto que sucede con la Honda. Así la “flecha blanca” ha conseguido un diseño tan llamativo con un par de trazos y de paso le rinde homenaje a la Silverpilen de 1955. Esta 401 es una moto más pequeña, compacta y ligera que sus rivales, con un asiento bajo que está hecho de un material que ofrece un buen confort a pesar de su reducida altura. Prácticamente cualquiera que se ponga a sus mandos, sea hombre o mujer, llega bien al suelo. Sobre ella tu cuerpo cae sobre los semimanillares, que son un claro guiño a las cafe racer y le dan el sabor deportivo. El chasis multubular de acero al cromo molibdeno tiene una gran calidad de fabricación y un buen equilibrio entre su rigidez y su peso. Pero un chasis sin unas buenas suspensiones no sirve de mucho, de modo que se equipa con WP para que todo funcione en sintonía. 

Husqvarna Vitpilen 401
Husqvarna Vitpilen 401

Otra de las características que la diferencia es su motor monocilíndrico, de menor cilindrada que el de las otras dos motos pero con mucho carácter. Siendo un “mono” es da lo mejor de sí mismo en medios y sus 44 CV declarados le cunden mucho, aunque si quieres seguir el ritmo de los modelos de mayor cilindrada tienes que explotar sus posibilidades. Es dócil y muy divertido y es otro de los elementos que te lleva al lado más clásico de las motos, ya que décadas atrás este tipo de configuración era la más habitual. Muchas veces hay fans de los motores “bi” y de los “tetra” pero lo cierto es que cada tipo de motor tiene algo diferente y este te transmite sensaciones gracias a ese pulso tan diferenciador que tiene un solo cilindro. Además, la tecnología actual hace que su funcionamiento sea “redondo” en cualquier circunstancia. Su compacto propulsor se integra en un conjunto muy ligero, de solo 151 kg en vacío declarados, que da como resultado una combinación muy divertida. Ahí es donde Husqvarna ha elegido un camino diferente en el que no hay tantas motos, en el que mezcla un “estilo de moda” con un comportamiento de primera. La moto es rápida de dirección y vas enlazando virajes sin el más mínimo esfuerzo y al mismo tiempo mantiene un tacto preciso de la dirección.

Puedes llegar a las curvas cerradas frenando y meterla sin problemas. El equipo de frenos Bybre con pinza de cuatro pistones y anclaje radial es potente a pesar de contar con un solo disco de 320 mm. La postura de conducción, con ese toque deportivo, también acompaña si te animas, aunque es un poco más agresiva que la de sus rivales al cargar más peso en los semimanillares. Por su parte las suspensiones aguantan todo lo que les pidas, con una horquilla invertida de 43 mm que trabaja muy bien. Además, puedes cambiar sus hidráulicos en cualquier momento, ya que en cada botella está una de las regulaciones y se pueden manipular incluso con el guante puesto. Y el efecto se nota enseguida, así que te permite ponerla a tu gusto en un instante según el tipo de conducción que vayas a hacer. Su instrumentación se compone de un solo reloj digital que se integra de tal manera en la parte frontal de la moto que es lo único que hay entre tú y la carretera, estéticamente está conseguida si bien como les sucede a las otras dos motos hay que manejarla soltando las manos del manillar con los pulsadores que hay en su carcasa.

Husqvarna Vitpilen 401
Husqvarna Vitpilen 401

Yamaha XSR700

La Yamaha XSR700 es una neo retro integrada en la gama Sport Heritage de Yamaha que utiliza la base de la conocida MT-07, lo que supuso en su día una buena carta de presentación. Así que el comportamiento de esta neo retro es básicamente el mismo que el de la MT-07, lo que supone un gran acierto, ya que se trata de una moto muy ágil y rápida de reacciones, pero que al mismo tiempo es estable y no pone en aprietos a quien la pilota. Tiene la posición de conducción más relajada de las tres gracias al manillar más ancho, elevado y al asiento más alto y cómodo. Eso hace que el cuerpo vaya en una posición más relajada y que sea muy agradable en conducción tranquila, pero no quiere decir que pierda mucho terreno a la hora de tomar curvas. Las suspensiones son suaves en su tarado, así que a un ritmo normal trabajan de una manera idónea. Si bien con mucha carga, por velocidad o por peso, pueden llegar a trabajar en la zona final del recorrido y se ponen más en aprietos. Pero es una moto neutra en líneas generales que transmite mucha información y confianza a su piloto.

La gama de motores de Yamaha con la tecnología crossplane ha sido todo un acierto en cualquiera de las gamas en las que se han usado, de dos, tres o cuatro cilindros. Y el CP2 de la XSR700 es uno de sus grandes atractivos, gracias a que Yamaha buscó en él unos buenos valores de par, y aun así el bicilíndrico de 689 cc consigue 75 CV a 9.000 rpm. Como sucede con la Honda hay un kit de limitación a 35 kW. Este tipo de motores tienen un pulso muy característico, entre un bicilíndrico en línea y un V2, en el que sientes su funcionamiento y hay una gran conexión entre el acelerador y la rueda trasera.

Yamaha XSR750
Yamaha XSR750

Desde muy bajo régimen entrega par de una manera lineal, que se mantiene durante toda la gama, de modo que es muy fácil de llevar. También se ha conseguido una excelente tracción, uno de los supuestos beneficios de esta configuración. Además, estira hasta 10.000 rpm con ganas y ahí tienes una gran sensación de aceleración gracias a su buena relación peso-potencia. Tiene mucha retención y una relación de cambio corta, así que te permite llevarlo en tercera desde 50 hasta 120 km/h en tramos de curvas, de manera que facilita su conducción y te evita cambios de marcha innecesarios. A cambio su corto desarrollo te deja callejear en segunda desde casi el ralentí. Su consumo es muy bajo, alrededor de los cuatro litros, así que aunque no tiene una gran capacidad de depósito se pueden recorrer buenas distancias sin repostar. 

La Yamaha XSR700 tiene la posición  de conducción más relajada  gracias a su manilla

Yamaha XSR750
Yamaha XSR750

Banco de potencia y prestaciones

Las tres motos disponen de motores bien diferentes debido a su número de cilindros y de cilindrada en el caso de la Husqvarna, lo que se refleja no solo en la cifra de potencia máxima, sino también en las formas de sus curvas de par y en el régimen máximo que alcanza cada una de ellas. La Honda, lógicamente, se impone a las otras dos, pero no se impone a la Yamaha hasta la última parte del régimen. La Vitpilen destaca por su plana curva de par.

Comparativanaked tendencias  Banco y prestaciones motociclismo
Comparativa naked tendencias. Banco y prestaciones MOTOCICLISMO

 

Conclusión

La decisión a la hora de elegir una moto es mucho más compleja que cuando elegimos casi cualquier otra cosa en la que solo valoras la parte práctica o la funcionalidad del producto, aquí influyen muchos factores que son los que hacen que disfrutemos tanto de nuestra compañera de viaje. La pasión que mueve al que compra una moto está relacionada con las sensaciones y con la estética en muchos casos, aunque también hay veces que priman las prestaciones, la polivalencia o la practicidad. El que le haya echado el ojo a alguna naked de media cilindrada con marcado estilo será de los primeros y cualquiera de estas tres motos puede ser una opción interesante, si bien es cierto que dependiendo de la edad y la experiencia puede haber alguna más acertada que otra.

La Vitpilen 401 es una moto para un público más joven por prestaciones y precio, pero por comportamiento puede hacer pasar un buen rato a cualquier usuario, ya que es una moto fácil de llevar pero muy efectiva. Además te transporta a la esencia de las motos con su diseño un monocilíndrico clásico aunque de moderno funcionamiento. La Honda y la Yamaha compiten por un perfil más parecido, que busca estilo, prestaciones y polivalencia. En el caso de la CB650R Neo Sports Café destacan sus prestaciones y buen comportamiento, ya que monta un motor cercano a la cifra de 100 CV, que ya marca un antes y un después en las prestaciones de una moto, sin por ello renunciar a su buen comportamiento en el día a día y en cualquier tipo de conducción. La XSR700 por su parte recurre a la estética de los Faster Sons para llamar la atención desde el primer momento, especialmente en esta decoración con los colores clásicos de Yamaha. Y además ofrece un motor que es muy divertido por su rápida respuesta y que resulta tan bueno en una carretera de curvas como en ciudad. Van en progresión en cuanto a precio y prestaciones, pero todas ofrecen unas altas dosis de diseño y personalidad.

Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700
Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700

 

Comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700

Galería relacionada

Fotos de la comparativa diseño alternativo: Honda CB650R, Husqvarna Vitpilen 401, Yamaha XSR700

Archivado en:

Honda CBR1000 Black Edition

Relacionado

Honda CB1000R Black Edition: Cuestión de detalles

Yamaha Tracer 9 GT 2021, turismo y prestaciones prémium

Relacionado

Yamaha Tracer 9 GT 2021, turismo y prestaciones prémium

Husqvarna E-Pilen Concept

Relacionado

Husqvarna E-Pilen, nuevo concepto de moto eléctrica

Nuestros destacados