Probamos la Honda CB500X, una A2 suave y divertida

Tras la remodelación sufrida por la anterior versión, la Honda CB500X solo ha necesitado esta temporada un ligero repaso a ciertos componentes para mantener su posición de privilegio en uno de los segmentos más competidos del mercado.

Pepe Burgaleta. Fotos: Jaime Olivares.

https://www.youtube.com/watch?v=n8fzxXIpPZY

Las motos válidas para el carnet A2 han ido ganando peso con el paso de los años. Estos modelos de cilindrada media que se habían quedado en tierra de nadie en un cierto periodo han reflotado para crear una extensa gama, y entre ellas, no hay duda que el sector que engloba las bicilíndricas de medio litro es el más competido. En él hay una situación curiosa, la mayor parte de las motos son de origen oriental, incluidas las de los fabricantes europeos o japoneses, ya que los costes de producción para unos modelos en los que el precio es un arma fundamental lo exigen, pero además una buena parte dispone de un motor que es prácticamente idéntico de una firma a otra, y que está basado en el que equipa esta Honda CB500X. Si observas la oferta de este segmento comprobarás que sus motores se separan como mucho en detalles de acabado exteriores, pero todos son mecánicamente idénticos, eso sí, cada uno ha logrado parecerse más o menos al original en lo que se refiere su funcionamiento, porque estas Honda CB500 en cualquiera de sus versiones si se distinguen por algo es por su suavidad.


Honda CB500X: Retoques

En la anterior remodelación Honda decidió separar la CB500X de sus hermanas, no solo en su estética y posición de conducción, sino también en su estructura. El motivo no era otro que plantear una moto con un aspecto más mixto, la dirección que marcaba el mercado. Para ello se cambió la carrocería, se elevó el chasis y se cambió la llanta delantera por otra de mayor diámetro entre otras cosas. El objetivo era separarla y orientarla a lo que la experiencia marcaba. Las ventas de la gama CB500 están lideradas por la CB500F, que se lleva casi el 50 %, la versión más deportiva, la CBR500R, suma otro 18 %; y la CB500X el restante 35 %, una proporción que no ha dejado de aumentar desde el comienzo de su producción.

Otro factor a tener en cuenta es que mientras las versiones puramente de carretera tienen un público más joven, más del 75 % de los propietarios de una CB500X son usuarios con experiencia, de los cuales aproximadamente un 15 % más son antiguos usuarios que han vuelto al redil, y que quieren una moto económica, fiable y también cómoda, algo que la CB500X consigue mejor que sus hermanas debido a sus suspensión de largo recorrido y su posición de conducción más erguida.

En este 2022 la versión on-off de la gama dispone de una nueva horquilla invertida Showa de 41 mm de diámetro de barras con su sistema interno SFF-BP USD, que es la principal novedad junto a la llegada de un segundo disco de freno, una demanda de sus usuarios desde el comienzo. El gran disco anterior de 320 mm de cuyo interior salía el trasero se ha sustituido por un sistema con dos más pequeños de 296 mm también de tipo lobulado. Otra novedad es un nuevo basculante con las mismas dimensiones para que su modificación no afecte al diseño de la suspensión trasera, pero que es más ligero y con diferentes características, ya que ofrece una mayor rigidez torsional, pero es más flexible lateralmente. Este cambio permite que el chasis adquiera una mayor responsabilidad en la suspensión de la moto mientras está inclinada, mejorando su comportamiento en esta fase. El motor no ha cambiado más allá de unos nuevos ajustes en el mapeado de la gestión de la inyección de combustible para retocar la entrega de par. Su potencia está en el límite de la categoría y la verdad es que es un ejemplo de funcionamiento y suavidad.

La horquilla delantera de 41 mm es nueva, una Showa con el sistema SFF-BP en su interior, pero que no dispone de regulación
La horquilla delantera de 41 mm es nueva, una Showa con el sistema SFF-BP en su interior, pero que no dispone de regulación


Honda CB500X: Precisión

La Honda CB500X cuesta algo menos de 7.000 €, que es un precio en perfecta consonancia con su competencia, pero jugando no solo con la ventaja que supone tener ese nombre en su depósito, sino también contar con el motor original en que se basa el de varias de sus competidoras. Con esta tarjeta de presentación puede ocupar una posición central en el segmento, no necesita ni orientarse excesivamente a una conducción fuera de carretera que la obligaría a ganar altura y perder opciones en ciudad, ni a ser demasiado estricta en su orientación deportiva, que influiría en su comodidad. En cualquier caso Honda la define como su versión Adventure en la gama, y con los cambios que se realizaron en el pasado es cierto que sus opciones campestres mejoraron, aunque no es probable que la mayoría de sus usuarios quieran pasar más allá de circular por un camino en buen estado con ella.

El verdadero ámbito de la CB500X es un uso diario, que en esta versión se ensancha gracias a sus suspensiones de mayor recorrido que la permiten mejorar en terreno en mal estado y a su mayor comodidad por la posición de conducción más relajada. En general es una moto suave, algo que se nota especialmente si acabas de dejar otra. El acelerador no necesita casi fuerza para ser accionado, lo mismo ocurre con las manetas, y la respuesta del motor es también dulce y progresiva. Las suspensiones no llegan a ser tan blandas como para provocar conflictos en las frenadas, al menos si no fuerzas mucho la situación, y las prestaciones son ligeramente superiores a las que alcanzaba la versión anterior. Los cambios han traído una mínima ganancia de peso, un único kilo, pero la versión 2022 corre un poco más y tarda menos en acelerar y recuperar, aunque las diferencias no sean casi apreciables. 

Honda CB500X
Honda CB500X

Dinámicamente se parece a sus hermanas en el sentido que es realmente fácil de mover, el peso está contenido y aunque no es una moto de reacciones deportivas, sí que sabe mantener la trayectoria. Como el motor tiene una respuesta muy lineal, te acostumbras rápido a sus reacciones. No hay mucha potencia aunque sea la máxima de la categoría, y tienes que buscar la forma de no parar mucho la moto para ir deprisa en la entrada de las curvas. Si lo que quieres es hilar tranquilamente, esta moto es perfecta para ello. El confort a baja y media velocidad está muy conseguido, porque además el motor no vibra casi, si quieres exprimirlo aparecen tímidamente algunas y te das cuenta que el carenado aunque alto es estrecho. Otro punto a revisar es un cuadro que se ve regular cuando incide la luz, y que se maneja desde botones sobre su carcasa. El asiento del pasajero es también algo escaso, pero el del conductor tiene todo el confort necesario incluso para hacer kilómetros. Este año ha recibido este nuevo color bautizado como “verde organic perlado”, que parece acercarla aún más al off road, pero aunque puedas llevarla allí, no olvides que su compromiso está más cerca del asfalto.

 

Honda CB500X: Datos oficiales y nuestras mediciones

Datos oficiales y prestaciones Honda CB500X 2022
Datos y  Prestaciones Honda CB500X

 

 

Honda CB500X: Conclusión

Honda ha variado mínimamente su CB500X, con la llegada de un segundo disco de freno delantero y una horquilla de mejor funcionamiento como protagonistas. Las diferencias con la versión anterior son pequeñas y hay que atender mucho para apreciarlas. Lo más importante sigue siendo lo mismo, un motor dulce, un funcionamiento muy suave, cómoda, con una cierta protección y divertida de llevar en cualquier terreno, incluso por el campo siempre que no pretendas hacer de ella una enduro. 

Honda CB500X: Amplia y confortable para el conductor.

Galería relacionada

Fotos de la Honda CB500X 2022

Archivado en:

Brixton Crossfire 500XC

Relacionado

Brixton Crossfire 500 XC, nueva scrambler A2

Suzuki GSX-S950

Relacionado

Suzuki GSX-S950, mucho más que una moto para el A2

Los mejores vídeos