Suzuki Hayabusa: El regreso del Halcón

La Hayabusa es una moto icónica que Suzuki ha traído de vuelta al mercado y que ha actualizado con un cuidado diseño de su carrocería, junto a la puesta al día de multitud de componentes. De modo que mantiene la filosofía que la hizo famosa con el equilibrio de una moto de última generación. Es una moto para soñar despierto y disfrutar de unas prestaciones impresionantes.

Sergio Fernández. Fotos: Jaime Olivares.

suzuki hayabusa 1
suzuki hayabusa 1

Hubo un tiempo en el que la carrera para superar los 300 km/h era un duelo entre los fabricantes japoneses, y hace algo más de dos décadas Suzuki creó la Hayabusa para ser la moto más rápida del planeta, con un motor muy potente y una aerodinámica muy estudiada. Durante mucho tiempo lo fue, y en la primera década de este siglo fue evolucionando sobre esa base, con ligeros cambios estéticos, mayor cilindrada, potencia y ayudas electrónicas (S-DMS). Ya en su última evolución, en 2014, introdujo unas nuevas pinzas de freno Brembo con abs pero la moto mantuvo su base inicial y su filosofía inalteradas. En la última década, las superbikes han tomado el relevo a las “fast bikes” como referentes en cuanto a prestaciones y desarrollo tecnológico, así que las motos más rápidas del planeta frenaron su carrera, pero en para este 2021 Suzuki ha decidido recuperar uno de sus modelos más icónicos, la Hayabusa, que como nuestros lectores habituales sabrán significa halcón en japonés, aprovechando también para celebrar el centenario de la marca.

El camino para ponerla al día ha ido un poco a la inversa de la historia de este modelo, ya que las cada vez más exigentes normativas anti emisiones, Euro 5 en la actualidad, han obligado a los ingenieros a hacer un motor menos potente, que pasa de los 197 a los 190 CV para cumplirlas. Exteriormente mantiene la línea aerodinámica y redondeada que se quedó en las retinas de los amantes de las deportivas hace dos décadas, si bien su carenado es ahora más agresivo y penetrante. La estudiada aerodinámica, que en su día envolvía perfectamente al piloto dentro de la moto, recibe ahora la ayuda de unas branquias en los laterales del carenado para conseguir mayor protección en la zona de las piernas, que son el resultado del trabajo en el túnel del viento y de la simulación por ordenador (CAE). Además, su aspecto es todavía más espectacular gracias a unos grupos ópticos que encajan a la perfección en la carrocería y a unas molduras cromadas que le dan un toque de distinción. El motor recibe numerosas modificaciones en la admisión, la distribución, escape, lubricación y en su gestión electrónica para, como veremos, hacer una moto mucho más suave y fiable. La parte ciclo también recibe cambios en suspensiones y frenos, así que aunque parezca que no ha cambiado mucho, en su interior hay cientos de modificaciones. 

suzuki hayabusa 4
Suzuki Hayabusa

Eso sí, en cuanto te subes tienes las mismas sensaciones que transmitía la versión anterior, y eso que la ergonomía se ha variado para tener una posición 12 mm más corta entre asiento y semimanillares, que siguen estando bajos y adelantados, de modo que el cuerpo queda bastante inclinado sobre el tren delantero. Y una vez dejas caer el cuerpo sobre ellos y te apoyas en el mullido asiento, de excelente tacto, te sientes preparado para viajar tan lejos y tan rápido como quieras (sobre todo si vives en Alemania). Esto hace que tengas un buen tacto de la dirección y no rompas el excelente trabajo que hicieron los ingenieros en el túnel del viento, pero tienes una postura un poco más deportiva que en las motos de turismo. Los estribos están elevados, de modo que puedes controlarla con las piernas y los pies, pero en uso turístico no tienen la posición más cómoda. La instrumentación mantiene todos sus relojes analógicos pero ahora hay un cuadro digital en el que puedes ver más información que antes y que te permite navegar de una forma sencilla en el menú, con el pulsador de la piña izquierda, y también cambiar en marcha el modo de gestión, el control de tracción y el cambio semiautomático de manera independiente. También cuenta con un sistema sencillo pero útil de control de velocidad y de ayuda de arranque en cuesta. 

Suzuki Hayabusa: Suavidad total

A primera vista la Hayabusa impresiona, tanto por su aspecto como por la leyenda que la acompaña, no en vano ha sido la moto más rápida y potente del mercado en su momento. Así que inicialmente puedes tenerle cierto respeto, pero si ya era una moto agradable y modulable con el S-DMS (Suzuki Drive Mode Selector), ahora con la introducción de una electrónica de última generación gobernada por la IMU de Bosch la puedes adaptar totalmente a tus necesidades. Y eso lo percibes desde que sueltas el embrague y descubres una moto dulce y un motor con una entrega suave.

Antes de comenzar la marcha y también durante ella puedes ajustar la moto en tres modos predeterminados y tres configurables por el usuario, que varían el mapa de gestión de motor en tres niveles de potencia, con diferentes posiciones del control de tracción, antiwheelie, freno motor y cambio semiautomático. Pero es tan suave y progresiva que en condiciones normales puedes llevarla por cualquier sitio con toda su potencia. Por ciudad te mueves hasta 3.000 rpm y tienes todo el par del mundo y una respuesta ideal. El motor apenas vibra, el embargue y el cambio son suaves, vamos, que se mueve como una moto utilitaria. Como la relación de cambio es bastante larga y la inyección está muy bien regulada, el motor entrega la potencia de una manera muy progresiva, de modo que si no eres muy brusco no haces trabajar al control de tracción en su posición más intrusiva (se enciende una luz en el cuadro cuando actúa). Ese tacto te permite utilizarla como una sport turismo suave y con un motor lleno de par, más que en la versión anterior.

suzuki hayabusa 5

Suzuki Hayabusa 2021

Si subes un poco más de vueltas el motor sigue siendo igual de progresivo, algo donde se nota la mejora en el interior del tetracilíndrico en línea de 1.340 cc. Las suspensiones KYB, con nuevos interiores, amortiguan bien el terreno ya sea en ciudad o en carretera, de modo que no resulta seca, ni radical. El consumo también puede acercarse al de cualquier moto convencional si cambias pronto y se mantienen cruceros normales. Si te animas un poco puedes superar los siete litros, pero es cierto que no gasta tanto como pueda parecer cuando abres el acelerador a tope y te catapulta hacia adelante. Aunque también es verdad que no tienes ocasión de hacerlo casi nunca y eso te autolimita. El tacto de los frenos sigue la filosofía de la marca, ya que sus nuevas pinzas Brembo Stylema no son nada bruscas y hay que hacer más presión que en otros modelos que las montan para conseguir el mismo mordiente. Así que fluyes por la ciudad y las vías interurbanas con total tranquilidad, pero también es cierto que tienes la sensación de que hay una bestia dormida en su interior y que se despertará en el momento que gires con ganas la muñeca derecha... 

Suzuki Hayabusa: La bestia

Una moto de estas características necesita un circuito con una recta muy larga para sacarle partido al poderoso motor de cuatro cilindros y 1.340 cc, ya que sus cifras siguen siendo impactantes por mucho que nos hayamos acostumbrado a las motos de más de 200 CV. O en un anillo de velocidad, donde la he podido probar en más de una ocasión. Si aceleras desde parado parece que lo bueno tarda un poco en llegar, por su mencionada progresividad, pero por encima de 5.000 rpm ya tienes la sensación de ir montado en un cohete y en poco más de siete segundos estás a 200 km/h. En el momento que estiras cuarta o quinta la aguja del velocímetro sobrepasa la barrera de los 200 km/h con una facilidad pasmosa, mientras tú todavía no tienes sensación de velocidad por su estabilidad y buena aerodinámica. En un instante pasa como un rayo por encima de 240 km/h y ya tienes la sensación de ir rápido. Pero todavía queda porque es a esa velocidad cuando el motor entra en la «zona caliente» y tienes que estar atento para no cortar encendido en quinta cuando la impaciente aguja ya indica 280 km/h. Si estás en el Anillo de Velocidad de Nardó puedes llegar con facilidad al corte de encendido, en sexta a 300 km/h de marcador, ya que está limitada para que no corra demasiado. Normalmente el corte está a 11.500 rpm.

Además de esa pegada infinita por encima de «doscientos», la Hayabusa también sorprende por su conseguida aerodinámica, ya que una vez te agachas tras la cúpula quedas protegido de cualquier turbulencia exterior por muy rápido que vayas y la moto parte el aire como si fuese un cuchillo en la mantequilla. El chasis de la da una gran estabilidad de dirección y por mucha fuerza o movimientos que hagas sobre la dirección la rueda delantera siempre pisa con firmeza. Es estable en curvas rápidas, pero es cierto que las suspensiones tienen que lidiar con una gran masa y mucha inercia, de modo que en baches o bañeras oscila levemente, aunque los nuevos hidráulicos le han dado un plus en cuanto a su eficiencia. Lo bueno es que siempre tienes la sensación de control y además el amortiguador de dirección trabaja en la sombra para que no la pierdas. 

suzuki hayabusa 2

Suzuki Hayabusa 2021

Suzuki Hayabusa: No solo en recta

El increíble potencial de su motor, su aerodinámica y su estabilidad a alta velocidad la convierten en una moto ideal para la autopista, pero también te puedes divertir en otros escenarios con la Hayabusa, especialmente ahora que tiene una electrónica muy efectiva que se cambia en un momento con solo pulsar el botón de la piña izquierda. Antes tenías que tener muy presente las condiciones de agarre, porque, aunque los modos tenían diferentes curvas de potencia, como ahora, podías deslizar si no eras previsor en el modo A. Ahora en ese modo y con control al mínimo también puedes hacer derrapar el neumático trasero pero cuando parece que te has pasado la electrónica te devuelve al sitio, al tiempo que también evita que la rueda delantera se levante en fuertes aceleraciones y que gestiona el tiempo de actuación del “quickshifter”.

Por su parte, el rígido chasis doble viga de aluminio consigue mantener todo el conjunto conectado con firmeza, de manera que a pesar de sus 260 kg en lleno transmite confianza. La moto es larga y pesada, de modo que es aplomada y firme. Así que su conducción es física, especialmente en los cambios rápidos de dirección pero tienes buenas sensaciones cuando controlas sus trayectorias. Una vez metida en curva tiene mucho aplomo y sientes lo que hacen sus neumáticos. Los frenos siguen sin ser tan efectivos, algo que ha sido su punto flojo en casi todas las versiones, pero es más bien una elección de la marca para que sea suave cuando tiras de la maneta.

suzuki hayabusa 7

Suzuki Hayabusa 2021

Ahora el abs también ha dado un salto y si antes podías notar sus pulsos en frenadas muy agresivas ahora su trabajo pasa totalmente desapercibido. Y tiene una frenada combinada que produce muchos efectos no deseados en tu conducción, solo la hace más plana al frenar. La Hayabusa mantiene sus virtudes y el carácter que la ha hecho una moto única pero sus muchos pequeños cambios la han actualizado en todos los sentidos. 

Suzuki Hayabusa: Usuario

Si por algo se ha tenido que ocupar el propietario de una Hayabusa ha sido de limpiar los insectos que no han sido capaces de esquivarla, y esta nueva versión no va a ser la excepción. En cualquier caso lo cierto es que la moto no ha cambiado mucho en lo que se refiere a la relación entre ambos. La electrónica es muy superior, pero esto no requiere mantenimiento ni cuidados. Con tanta potencia, especialmente si se va a alta velocidad los tres puntos fundamentales son los neumáticos, frenos y suspensiones. Suzuki plantea un buen número de accesorios, piezas estéticas y para mejorar su capacidad rutera, también en el mercado hay escapes homologados

La novedad en la instrumentación es la pantalla TFT a color que se ubica en el centro de la consola y en la que toma protagonismo la marcha engranda, el modo de gestión, el "quickshifter" y el control de tracción. Debajo está la información habitual y todo se maneja de una manera intuitiva. 

suzuki hayabusa detalle 2
Suzuki Hayabusa 2021

 

Suzuki Hayabusa: Datos oficiales

Datos oficiales Haybusa
Datos oficiales Suzuki Haybusa

 

Suzuki Hayabusa: Nuestras prestaciones

El rendimiento de la Hayabusa sigue siendo excelente y aunque declara 7 CV menos, que se han perdido en cumplimiento de las nuevas normativas, hay más par que en la versión anterior. De manera que su motor es todavía más dócil y aprovechable. Sus 177 CV verificados en el banco están por debajo de las cifras que se vemos en la categoría de las superbike, pero le cunden mucho a la Suzuki, que entrega la potencia sin descanso hasta las 11.000 rpm.

Banco y prestaciones motociclismo Hayabusa
Banco y prestaciones MOTOCICLISMO: Suzuki Hayabusa

 

Suzuki Hayabusa: Nuestra conclusión

La Hayabusa es una moto increíble y sigue teniendo uno de los mejores motores del mercado. Es cierto que en estos últimos años las superbikes se han convertido en las motos más potentes y las cifras de nuestra protagonista están por debajo de ellas, pero también es verdad que con su cilindrada y par sigue transmitiendo unas sensaciones únicas. Lo bueno es que es más que eso, ya que también la puedes utilizar para todo debido a su progresividad y buena gestión electrónica, especialmente ahora que el control de tracción, antiwheelie y los modos permiten que se adapte a diferentes entornos y tipos de conducción. A nivel dinámico es la misma moto que ya conocíamos pero tiene cambios en diferentes componentes que le dan un plus en su comportamiento. Pero su personalidad va más allá de los detalles técnicos y al final del día es una moto que te conquista por su renovada imagen, por sus prestaciones y por su personalidad. No es fácil encontrar un lugar donde explotar su potencial, no hay tantos en el mundo, pero no te hace falta para disfrutar de ella. Además su cómodo asiento, el nuevo control de velocidad y la protección frente al viento la convierten en una moto viajera a pesar de su deportividad.

suzuki hayabusa 8
Suzuki Hayabusa 2021

 

El culto a la velocidad es una filosofía superada. La Hayabusa es equilibrio

Galería relacionada

Suzuki Hayabusa, su prueba en fotos

Archivado en:

Retroprueba Suzuki Hayabusa de 1999

Relacionado

Retroprueba Suzuki Hayabusa de 1999

Nuestros destacados