Victory Octane, la Muscle Bike de acceso

Victory hace un “reseteo” en su producción con la Victory Octane, un modelo completamente inédito y que atiende como accesible Muscle Bike.
Marcos Blanco. Fotos: Félix Romero & Barry Hathaway -
Victory Octane, la Muscle Bike de acceso
Victory Octane, la Muscle Bike de acceso

Victory nos convocó en el circuito local Orlando Speedway (Florida, USA) para probar en primicia las cualidades de su nueva moto: la Victory Octane. La marca americana, orgullosa de las capacidades de su novedad, nos dio un curso acelerado –¡nunca mejor dicho!- para aprender a hacer burn outs (quemar rueda) así como todos los secretos del drifting, es decir, ¡tocaba hacer derrapar a la nueva Victory Octane! Además, junto al circuito oval, se encontraba el Orlando Speed World Dragway. Un animado escenario donde realizan pruebas de aceleración los siempre espectaculares Dragster, y donde nosotros mismos compartimos pista con estos vertiginosos monstruos de cuatro ruedas.

Comprobando en primera persona las excelentes prestaciones del inédito propulsor V2 a 60º de la Victory Octane, derivado del prototipo Victory Racing´s Proyect 156, empleado en la famosa competición de la subida al Pikes Pike; y para el que se declaran una potencia máxima de 104 CV a 8.000 rpm y 103 Nm a 6.000 rpm de par motor. Nos dirigimos a la recta de ensayos y, tras la obligada quemada de rueda para favorecer el agarre en salida de la Victory Octane, esperamos con ansia la luz verde en el complejo semáforo multicolor para lanzamos hacia el final de la prolongada recta, maltratando el asfalto al igual que el resto de  Dragster que nos acompañaban en la jornada. Por cierto, la Victory Octane presume de ser capaz de cubrir desde parado los primeros 400 metros en 12 segundos y alcanzar los 100 km/h en menos de 4 segundos… Cifras sólo reservadas a las muscle bikes dentro de las Custom.

No sólo imagen

La red viaria de Florida no pasará precisamente a la historia por su repertorio de curvas… Puede que durante la primera jornada de pruebas con la Victory Octane no hiciéramos más de diez de ellas. Por supuesto, contando los obligatorios giros efectuados en los cruces que realizamos… No hay problema, la marca de Minnesota preparó en una explanada asfaltada aledaña al núcleo de operaciones un entretenido, por ratonero, circuito de handling, y donde la Victory Octane sacó a relucir una gran agilidad, gracias al bajo centro de gravedad, aunque su peso declarado en vacio alcanza los 243 kg. Que la hacen comparable, por volumen y manejabilidad, a su “prima hermana” Indian Scout. Con la que ha compartido equipo de creadores al pertenecer ambas marcas al grupo Polaris Industries.

La posición a los mandos de la Victory Octane es cómoda, con las piernas y los brazos extendidos y el culo muy bien recogido en el anatómico asiento. La visión por los espejos retrovisores es perfecta. Las suspensiones, a pesar de su aspecto sencillo, ofrecen firmeza pero sin llegar a la brusquedad que encontrábamos en el eje trasero de la Indian Scout. Los frenos cumplen sin destacar especialmente y su manejo es cómodo. El motor V-twin siempre ofrece el empuje necesario, aunque su mejor registro lo ofrece a partir de las 4.000 rpm, y sin apenas transmitir vibraciones a través de los estribos, que están recubiertos de goma, incluso en la zona inferior de los avisadores. Lo que empaña un poco este conjunto tan logrado es el accionamiento del cambio, que ofrece un tacto áspero, aunque no podemos culpabilizar a la larga varilla del reenvío ya que en parado comprobamos que trasmite fielmente a la caja de camios las órdenes aplicadas en la palanca.

La Victory Octane se ha presentado como temprano modelo 2017 y su precio será de 13.200 euros. Algo por encima del de la Indian Scout, y a la que vemos como rival más directa por sus similitudes en tamaño y prestaciones, se nota que el equipo de creadores de ambas es el mismo. Aunque en el caso de la Victory Octane le dan una vuelta al restringido concepto Muscle Bike al resultar ser un modelo totalmente polivalente y de práctico uso diario, pero con cierto toque trasgresor debido a su decidido nombre. ¡Muy buen trabajo Victory!

Te puede interesar

Prueba Indiian Scout

Gama Victory

Comparativa Custom Dragster

Galería relacionada

Victory Octane

Te recomendamos

Como habrás podido comprobar por ti mismo ya tenemos aquí al frío, y que como cada añ...